El Heraldo
Deportes

Otro buen partido de Junior

Defensivamente, Junior controló a Fluminense y lo redujo apenas a un par de llegadas con riesgo.

Y jugó mucho mejor que en Buenos Aires contra River Plate. Frente a Fluminense, fue capaz de mantener el buen nivel, el espíritu competitivo y la superioridad durante todo el partido. No solo confirmó la buena y continua posesión del balón de la que hizo gala en Argentina durante un periodo, sino que la extendió hasta el final y con el necesario agregado de la producción de jugadas de gol.

El jueves anterior varias veces estuvo cerca de anotar más de un gol, y no sólo el que convirtió, además, a mi juicio, a través de un penal inexistente. Las decisiones arbitrales son así, humanas, imperfectas, algunas veces (ante River) perjudican y otras (ante Fluminense) benefician.

Defensivamente, Junior controló a Fluminense y lo redujo apenas a un par de llegadas con riesgo. Presionó con mucha agresividad y constancia. Todos comprometidos en ese exigente desafío táctico y físico.

Y todos activos y solidarios para ofrecerse siempre y darle posibilidades de pase a su compañero. Es la única fórmula para dominar el trámite desde la posesión criteriosa de la pelota. Cuando usted observe excesos de conducción es porque algo no funciona bien desde lo colectivo, porque el resto, los que están sin el balón, no están haciendo su tarea.

Las llegadas al fondo de Viafara, los peligrosos remates de Pajoy, la posición entre líneas y por el centro de Cetré, la regularidad de Hinestroza; la siempre amenazante presencia de Borja en el área rival, la correcta respuesta defensiva de los centrales, son algunas razones en singular de la buena presentación en plural de Junior.

Y, aparte de estas, y sobre todo, estuvo la sobresaliente actuación de Didier Moreno, con la secundaria, pero necesaria colaboración de su socio Larry Vásquez en la mitad de la cancha. Moreno ganó un sinnúmero de rebotes en ataque. Siempre cerca de la jugada  respaldando o iniciando la recuperación. Distribuyendo con acierto. Con un protagonismo útil durante todo el partido en defensa y ataque.

Quizá, el único que no estuvo en el nivel promedio fue Fuentes. Era evidente el buen juego del equipo que su técnico, en una sensata decisión, apenas en el epílogo del partido autorizó dos sustituciones.

“Pero, la tabla de posiciones, los puntos ganados no refrendan tu opinión”, me dijo un hincha del equipo, entre triste y enojado. La dureza del resultado. No me extraña. Lo peligroso es que esa aseveración, a veces reclamo, otra frustración, puede llegar a los jugadores y entonces se pregunten: “¿Para qué jugamos bien sino ganamos?”.

Podrían contrarrestar la duda pensando “estamos jugando bien, cada día mejor, esto nos acerca a la victoria”. Está muy claro cuál refuerza la motivación, y cuál es tóxica y tiene pretensiones de sabotear la confianza. Los próximos partidos nos dirán por cuál se inclinaron los jugadores.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
William Mebarak

Frases desconectadas

Para mí, es una pieza magistral de expresión de amor, engendrada en el costumbrismo.

Otras vienen de grandes protagonistas de la humanidad y quedan para siempre en la historia. “Las mentes que buscan venganza destruyen los estados, m

Leer
El Heraldo
Yamid Amat Serna

La espalda del barrio…

La cita es de Eduardo Galeano, una de las plumas más reconocidas de América Latina, uruguayo, escritor, periodista y amante del fútbol, dejó un legado literario enorme y de frases y textos que mantendrán vigencia siempre y que describen, de m

Leer
El Heraldo
Horacio Brieva

La nueva APP del río Magdalena

Este nuevo proceso nació de las cenizas de la frustrada y escandalosa APP con Navelena. Y, exactamente, en este momento está en fase de aprobación en el Ministerio de Hacienda y en Planeación Nacional. Luego de que se cumplan los trámites&nbs

Leer
El Heraldo
Álvaro De la Espriella

¿Quién es un policía?

Al día de escribir esta columna va normalizándose la situación del país y el vandalismo minúsculamente persistente se va controlando porque sencillamente Colombia no quiere violencia. Estamos hartos, hasta la coronilla como se dice popularmen

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.