El Heraldo
Deportes

Fracaso internacional

Hablemos de fútbol

Con el remate de Hinestroza en el último segundo del partido ante Coquimbo se dio por finiquitada la lánguida presentación de los equipos colombianos en el escenario internacional. El 1 a 0 a favor del equipo barranquillero no alcanzó para permanecer en competencia y se completaba la eliminación.

Los dos eventos más importantes a nivel de clubes del fútbol sudamericano, la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana, tuvieron una deplorable participación de los representantes del rentado colombiano.

Junior, el de la mayor inversión, de paso fugaz por la fase de grupos de la Libertadores, sostenía la ilusión en la Sudamericana frente a equipos de menor cuantía. Era un hálito de esperanza para el prestigio y el reconocimiento continental, pero tampoco pudo.

Más allá de la dureza estadística, de la precariedad numérica en la tabla de posiciones, lo que más debería preocupar a los actores del fútbol colombiano es la discreta calidad en el juego y la poca adaptación mostrada a la dinámica y exigencia técnico táctica que pide el fútbol de estos tiempos. Se les vio sin fuerza física y con menos carácter competitivo del que exige el fútbol internacional. ¿Se estarán dando cuenta que con lo que desarrollan internamente no les alcanza? ¿Que la técnica que suele identificar al jugador de aquí no es lo único para completar el perfil para competir con prestancia fuera de casa? ¿Habrá autocrítica, deseos y acciones para revisar y mejorar lo que están haciendo los dirigentes, técnicos y  jugadores? Apenas algunos interrogantes que se me ocurren, entre otros más que seguramente cabrían a la hora de evaluar la realidad del FPC.

Una realidad que no ofrece buenos mensajes desde la dirigencia, por sus disputas y acusaciones, por el irrespeto de algunos en sus obligaciones económicas, por su poca visión deportiva, cortoplacistas y solo interesados en procurar ventas. Esto último ha extendido la impresión que se tiene de este fútbol: una buena y económica alacena para nutrir el mercado internacional.

Este fracaso debería convertirse en un motivo para implementar nuevas estrategias dentro y fuera de la cancha. Debería servir para que los dirigentes se interesen en ser más serios y organizados. Para que los técnicos  modernicen sus métodos, sean más exigentes y patrocinen un juego más intenso, más osado, más agresivo. Y para que los jugadores se comprometan más con su profesión, se preparen disciplinadamente en todos los aspectos para poder aceptar el desafío del futbol internacional. No lo es todo, pero sí unos buenos primeros pasos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

¡Qué inseguridad!

Desde Bogotá hasta Barranquilla la inseguridad que se vive en las ciudades se ha convertido en uno de las mayores preocupaciones de los colombianos que temen, no solo perder un celular, sino sus vidas en cualquier atraco. Según el Dane el 51,1 %

Leer
El Heraldo
Rafael Nieto

Reciclaje de la violencia

A estas alturas, tras tres décadas y media de diálogo con los grupos armados ilegales, no estoy de acuerdo con las negociaciones con los violentos y estoy convencido de que no conducen a la paz. En una sociedad democrática y civilizada, lo just

Leer
El Heraldo
Jorge E. Robledo

¿Paz total?

La “paz total” suena bien. Porque cuánto diéramos los colombianos por no haber padecido tantas violencias políticas, empezando por las de los liberales y los conservadores en los siglos XIX y XX. Y que desde los años sesenta del Siglo XX s

Leer
El Heraldo
Juan Carlos Echeverry

Controles de precios

¿Qué llevó a la tasa de cambio a cinco mil pesos? Anunciar una posible modificación al precio al cual los inversionistas de portafolio comprarían las divisas para sacar sus inversiones, en la forma de un impuesto a la salida de capitales.&nbs

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.