¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

#UnVirusQueSiDiscrimina

Muchos repiten que este virus no discrimina, que ataca por igual a ricos y a pobres, a blancos y a negros, a población indígena, raizales o palenqueros, esto podrá ser cierto en términos de posibilidad de contagio, pero las consecuencias no son las mismas en cada caso. 

Ni siquiera en términos de contagio. Este virus se contagia por contacto: contacto con la saliva de personas que lo portan o con objetos que estos hayan tocado, por ende, si bien es cierto que quedarse en casa, no ir al colegio o al trabajo disminuye las probabilidades de contagio, también lo es que sólo pueden quedarse en casa por tiempo largo quienes tienen respaldo económico o posibilidades de producir desde la comodidad del hogar.

Claro que este virus sí discrimina, pone en riesgo a las personas que menos tienen, a aquellas que les toca salir de casa para subsistir, a la población marginal. Discrimina tanto que quien tiene dinero puede defenderse de este mal en la comodidad de la casa, pero quien no, depende de la ayuda del gobierno que, aunque es importante, no basta, y no lo hace no por falta de interés sino porque en nuestro país no hay suficiente para que el Estado responda siempre por todos.

El virus aprieta a los más débiles, por ende, los aísla y los debilita aún más. La discriminación de la COVID-19 va más allá de quien pueda contagiarse. La vida y la salud están primero, las grandes constructoras o las aerolíneas encontrarán la manera de sobrevivir, igual que la bolsa o la banca. Si de verdad queremos que este virus no discrimine debemos ser solidarios. 

Quienes estén escribiendo desde un hogar con internet, viendo series o películas, haciendo ejercicio, y a la vez estén pidiendo que se reactive la economía, deben también pensar en el trabajador de la empresa de energía, de la hidroeléctrica, en el conductor del bus o del camión que transporta el alimento del campo a la ciudad o en quienes su día a día está 

en vender aguacates en una esquina o limpiar los vidrios en un semáforo.

Si usted quiere que este virus que sí discrimina deje de hacerlo, sea solidario, aporte a campañas para dar alimento y cobijo a quienes más necesitan. Piense en cómo reactivar la economía sin poner en peligro la vida o la salud de todos. No se trata de quedarnos encerrados para siempre, no se trata de un complot contra el capitalismo, se trata de vivir para unos y sobrevivir para otros.

Si usted quiere que este virus deje de discriminar a los que menos tienen no deje de pagar la nómina, los arriendos, si puede hacerlo. Pero sobre todo pensemos en que la vida económica del país tendrá que reinventarse, porque no se trata de escoger entre vida y economía, se trata de conciliarlas y si esto no es posible, primero mi vida, primero su vida.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Jesús Molina

La pandemia: la piñata de los corruptos

La pandemia del COVID-19, aunque ha traído muchos males, ha abierto la oportunidad para poner al desnudo la degradación ética y moral de quienes roban y desgreñan la Nación. Haciendo gala de un cinismo grande y, de una conducta temeraria, con

Leer
Marcela Garcia Caballero

Como no se puede opinar

Sí, hoy voy a evitar dar mi opinión ante un país polarizado que no entiende que todos tenemos una historia de sangre, que todos tenemos un muerto víctima de la guerra, que todos tenemos una tristeza, que todos tenemos una razón para querer ju

Leer
Indalecio Dangond

Un plan maquiavélico

Siempre nos mantuvieron engañados, hasta ahora venimos a darnos cuenta que en Colombia existían dos frentes guerrilleros. El armado, que operaba en las zonas rurales del país, traficando con droga, bombardeando pueblos, asesinando a nuestros so

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web