El Heraldo
Opinión

La hora extra, un viaje a la fatiga laboral

La hora extra mírala como tu comodín en caso de emergencia, no como tu mejor recurso diario. Por encima de todo, siempre debe prevalecer tu salud.

¿Te has dado cuenta de que cada vez que te esfuerzas de más en tu trabajo, terminas quedando en menos? La hora extra ha pasado de ser justamente “el extra” que se pone en un proyecto específico, para convertirse en parte del kilometraje rutinario en nuestro trabajo.

Peor aún, cuando desde la misma cultura corporativa vemos que se habla alegremente de esforzarnos siempre a aportar más de lo que debemos. Eso está bien para determinados proyectos o circunstancias, pero a la larga desgasta física y emocionalmente.

Entonces, nos topamos con colaboradores que se empujan a sí mismos a rendir de más, solo porque inconscientemente creen que lo que ya hacen, que es suficiente, es poco.

Esta actitud, acompañada de un bajo umbral de merecimiento, empuja a las personas a creer que, una vez terminado el proyecto, deben volver a revisar una y otra y otra y otra vez, reescribiendo textos o ajustando detalles que al final pueden acabar por dar al traste con un buen planteamiento.

Las pequeñas correcciones son grandes distractores.

Ocurre con frecuencia que nos obsesionamos con que un proyecto salga tan, pero tan bien pulido, que creemos que revisar cincuenta veces el mismo documento, hará que todo sea perfecto.

Claro que hay que volver a leer, pero volver a detalles mínimos una y mil veces buscando la perfección es agotador, sin contar con que puede robar tiempo innecesariamente y agotarnos.

Lo que muchas personas desconocen es que esto ocurre cuando no se tiene en claro qué es lo que realmente se quiere lograr, de lo contrario volveremos sobre nuestros pasos mil veces, porque la hora extra para alcanzar la meta ni siquiera podemos divisarla en el horizonte.

Haz una lista de tareas esenciales.

Especialmente cuando se trata de proyectos personales, es muy difícil establecer un límite. Pregúntate: ¿cómo me sentiré al terminar esta tarea? ¿Es necesaria para hoy? ¿Hay alguna tarea más importante que deba culminar?

Una vez que hayas terminado tales asignaciones, te recomiendo por tu bienestar que cierres la computadora — ¡sí, baja la pantalla!— y descanses. Solo así podrás rendir siempre en óptimas condiciones.

La hora extra mírala como tu comodín en caso de emergencia, no como tu mejor recurso diario. Por encima de todo, siempre debe prevalecer tu salud.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Weildler Guerra C.

La vida de las cosas

 ¿Tienen vida las cosas? En uno de sus emblemáticos poemas Borges escribe: “¡Cuántas cosas, / limas, umbrales, atlas, copas, clavos, / nos sirven como tácitos esclavos, / ciegas y sigilosas! / Durarán más allá de nuestro o

Leer
El Heraldo
Orlando Araújo Fontalvo

¿Vikingos en el Caribe?

Me han pedido que exprese mi opinión sobre la reciente polémica en torno a la delegación oficial de escritores colombianos en la Feria del Libro de Madrid. No lo hago por tres respetuosas razones: primero, porque es ya imposible sacar

Leer
El Heraldo
Oriana Álvarez Vos

La difícil tarea del empleo

Uno de los mayores problemas de la recuperación económica ha sido la lenta respuesta del mercado laboral a la dinámica actual de la producción interna. A pesar de haber logrado avances en la reducción de la tasa de desempleo todavía falta un

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.