¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Proteger el campo

Hace un mes propuse al gobierno en este espacio la importancia de enfocar todos sus esfuerzos económicos en la dotación de infraestructura hospitalaria y garantizar la producción de alimentos, mientras  ganaba tiempo para enfrentar la pandemia del coronavirus que se nos coló por el aeropuerto el Dorado.

En materia de salud, tanto el sector público como el privado han hecho un enorme esfuerzo para dotar a los hospitales y clínicas de salas y equipos que se requieren para atender a los pacientes en UCI, proteger al personal médico y hacer las pruebas para detectar a los ciudadanos contagiados por el COVID-19.

Desafortunadamente, con la estrategia de seguridad alimentaria no ha sucedido lo mismo. El desorden y la improvisación en la distribución de las dotaciones de alimentos han estado salpicadas por escándalos de corrupción; los programas de ayudas y acceso a créditos no llegan a los agricultores y ganaderos para producir alimentos con la llegada de las lluvias de abril, y la apertura de importación de alimentos y materias primas sin aranceles ha desmotivado la producción nacional.

Me preocupa mucho el silencio de algunos dirigentes gremiales que tienen el deber de defender los intereses de los agricultores del país. Este problema no se resuelve con lamentos y diagnósticos trasnochados que acostumbran a repetir y repetir en los medios de comunicación y redes sociales desde sus lujosos despachos en Bogotá. Da mucha indignación ver  tanta indolencia e inoperancia burocrática con el sector agropecuario.

Son más de 3 millones de agricultores y ganaderos que están angustiados por la falta de gestión de sus gremios y del gobierno en políticas públicas que resuelvan de una vez por toda la inseguridad jurídica y la certeza sobre los derechos de sus predios rurales. Productores del campo que no ven señales de políticas de inversión a largo plazo en sistemas de riego, asistencia técnica, oferta de biotecnologías, instrumentos de coberturas de riesgos de sus rentas, control sanitario y fitosanitario, vías terciarias y esquemas ágiles y oportunos de acceso a crédito agropecuario.

Muchos colombianos nos preguntamos, como teniendo un fondo de tierras con 4 millones de hectáreas ¿por qué no las adjudican a pequeñas familias que tenga apego por el campo? Si tienen una Corporación de Investigación Agropecuaria ¿por qué no regalan toda esa biotecnología a las familias campesinas? Si tienen una Agencia de Desarrollo Rural ¿por qué no construyen pozos profundos, reservorios y canales de riego? Si tienen un Banco Agrario y un Fondo Agropecuario de Garantías ¿por qué no respaldan el 100% de los créditos a los productores del campo que tienen un contrato de comercialización? y si tienen un ICA ¿por qué no ejecutan los protocolos de vigilancia sanitaria? Claramente, se trata de un problema de gerencia.

Lo acaba de advertir la FAO. “Las repercusiones de la pandemia del COVID-19 en la vida y los medios de subsistencia de la población, en el comercio mundial de alimentos, los mercados y las cadenas de suministros van a sufrir cambios”, y esto, lógicamente, va a traer graves consecuencias en la seguridad alimentaria.

Proteger a un médico o a una enfermera es tan importante como proteger a quienes producen nuestros alimentos.

*Experto en financiamiento agropecuario.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Jesús Molina

La pandemia: la piñata de los corruptos

La pandemia del COVID-19, aunque ha traído muchos males, ha abierto la oportunidad para poner al desnudo la degradación ética y moral de quienes roban y desgreñan la Nación. Haciendo gala de un cinismo grande y, de una conducta temeraria, con

Leer
Marcela Garcia Caballero

Como no se puede opinar

Sí, hoy voy a evitar dar mi opinión ante un país polarizado que no entiende que todos tenemos una historia de sangre, que todos tenemos un muerto víctima de la guerra, que todos tenemos una tristeza, que todos tenemos una razón para querer ju

Leer
Indalecio Dangond

Un plan maquiavélico

Siempre nos mantuvieron engañados, hasta ahora venimos a darnos cuenta que en Colombia existían dos frentes guerrilleros. El armado, que operaba en las zonas rurales del país, traficando con droga, bombardeando pueblos, asesinando a nuestros so

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web