El Heraldo
Deportes

Colombia, primero Perú, ahora Argentina

Se vienen 13 partidos y 39 puntos. Todo punto que llegue, será de mucha utilidad.

Colombia necesitaba limpiar las malas energías de las dos derrotas anteriores ante Uruguay y Ecuador. Reinaldo Rueda necesitaba volver, pero volver bien. Y casi que obligado a bien en todo. Bien en la escogencia de su nómina, bien jugando al fútbol, bien ganando a Perú. 

Y le tocó caminar caminos que ya caminó en la Selección de Chile (así, redundante). Cuando llegó a Chile dejó por fuera a Claudio Bravo, capitán del seleccionado austral. No por lesión, como en el caso de Rodríguez, sino por temas personales con Arturo Vidal que llevaron a Bravo a tratar de imponerle cosas que, por supuesto, Rueda no permitió. Esta vez tampoco.

La escogencia de la nómina se volvió un interesante ejercicio. Que jugaría con los mismos, que saldría Pedro y entraría Juan. Que sería ultradefensivo para evitar una nueva derrota. O que debía ser súper ofensivo para revertir la diferencia de goles negativa.

Rueda, como siempre, jugó con sus propias ideas. Nada de ideas alquiladas. Con una sola variación, cambió mucho de las cosas que la selección venía haciendo.

Incluyó a Gustavo Cuéllar por Wilmer Barrios para que hiciera pareja con Mateus Uribe en un cuatro en el medio para recuperar rápido y atacar igual con Cuadrado por derecha y Díaz sobre la izquierda. Algunos llamaron sorpresa lo de Díaz, pero no olvidemos que él fue titular en el último juego. Rueda incluyó a Díaz para poner en el medio a Luis Muriel, detrás de Duván Zapata.

Entonces, para iniciar el juego, el técnico nacional dibujó un 1-4-4-2 que se modificaba de acuerdo a la tenencia del balón. Sin balón 1-4-4-2. Con Balón 1-4-2-3-1 o 1-4-2-4.

Fundamentó su juego en atacar y replegarse para volver a hacerlo. Hizo uso de lo elemental del juego: defensa y ataque. Incluso en los cambios del segundo tiempo su pensamiento fue el mismo. No defensivo a ultranza, para no renunciar al ataque. Cuando llegaron los goles, la idea se fue afianzando hasta volver a ver ese juego cadencioso, lleno de toque de primera intención, de recuperar para atacar verticalmente, descargar a los costados para recibir y salir hacia adelante sin olvidar la doble marca, sobre derecha e izquierda, que fue esencial para cortar las alas y las ideas al Perú de Gareca.

Juego colectivo, nada de jugador aduana por el que tenía que pasar el balón por obligación. Y solo un trabajo individual, el que hizo Dávinson Sánchez cada vez que Paolo Guerrero se le acercaba. El mismo Paolo que terminó gritando al árbitro Wilton Sampaio lleno de frustración.

Tres puntos que nos acercaron al trancón de selecciones que hay entre el tercer y el sexto puesto y tres goles para comenzar a descontar de los nueve que nos habían anotado.

Se vienen 13 partidos y 39 puntos. Todo punto que llegue, será de mucha utilidad. Como los que disputaremos hoy con la Argentina de Messi…

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
William Mebarak

Frases desconectadas

Para mí, es una pieza magistral de expresión de amor, engendrada en el costumbrismo.

Otras vienen de grandes protagonistas de la humanidad y quedan para siempre en la historia. “Las mentes que buscan venganza destruyen los estados, m

Leer
El Heraldo
Yamid Amat Serna

La espalda del barrio…

La cita es de Eduardo Galeano, una de las plumas más reconocidas de América Latina, uruguayo, escritor, periodista y amante del fútbol, dejó un legado literario enorme y de frases y textos que mantendrán vigencia siempre y que describen, de m

Leer
El Heraldo
Horacio Brieva

La nueva APP del río Magdalena

Este nuevo proceso nació de las cenizas de la frustrada y escandalosa APP con Navelena. Y, exactamente, en este momento está en fase de aprobación en el Ministerio de Hacienda y en Planeación Nacional. Luego de que se cumplan los trámites&nbs

Leer
El Heraldo
Álvaro De la Espriella

¿Quién es un policía?

Al día de escribir esta columna va normalizándose la situación del país y el vandalismo minúsculamente persistente se va controlando porque sencillamente Colombia no quiere violencia. Estamos hartos, hasta la coronilla como se dice popularmen

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.