¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Nuestros viejos

La diseminación mundial del COVID-19 ha obligado a muchos equipos de trabajo a activar los comités de crisis y frecuentar reuniones para evaluar la situación de salud pública que cambia vertiginosamente y elegir qué acciones implementar para ayudar a controlar y mitigar el impacto de la nueva epidemia. El denominador común en las que he asistido debido a mis ocupaciones, ha sido minimizar la gravedad de la amenaza viral con el argumento de que la enfermedad solo es mortal en los viejos. Escuchar esto de mis compañeros, me llevó a reflexionar acerca de lo que en salud significa ser adulto mayor, categoría equivalente al adjetivo social de “viejo”.

Lo primero que pensé fue que la Organización Mundial de la Salud clasifica a un ser humano como adulto mayor cuando alcanza los 60 años, cita a la cual me acerco con paso lento pero seguro. Después empecé a calcular el porcentaje de mis amigos que ya ostentan ese título,“desprestigiado” socialmente,y con algo de sorpresa acepté que por poco supera el 50%. Acto seguido busqué cuantos colombianos forman parte del club y me asusté al evidenciar que para este año 2020 se calcula serán cerca de 6 millones.

Con todas estas cifras en mi cabeza, pasé a imaginarme lo que esos adultos mayores, amigos y/o compatriotas,sentirían si se enteraran que algunos tomadores de decisiones,sin la clara intención de hacerles daño y casi de manera inconsciente, los rotularon como de menor valor o “descartables”, desconociéndoles que han sido sus trabajos, sus afectos y sus deseos de superación los que han forjado el presente tal como lo conocemos.

Estas ideas y prejuicios para con los viejos no surgen de la nada: son producto del modelo de sociedad que hemos construido. Una sociedad que da valor a la productividad y al consumo, donde la importancia de los recursos están puestos en los jóvenes y en los adultos que producen para gastar y con ello,dinamizar las economías. Está muy difundido en nuestros países la valoración negativa, desgraciada e irrespetuosa de la vejez. Esta exclusión que se hace de los viejos los llena de malestar y tristeza, condenándolos muchas veces a la soledad afectiva del que se sabe despreciado.

Con mucha facilidad se olvida que el envejecimiento es un proceso dinámico, gradual, natural e inevitable, en el que se dan cambios a nivel biológico, corporal, psicológico y social que se inicia en el mismo momento de la concepción y termina con la muerte. Nunca en la historia de la humanidad, las personas mayores de 60 años han hecho tantos aportes a la sociedad. Muchos, después de la mítica edad, continúan siendo el soporte económico y espiritual de sus familias, su comunidad local o la sociedad en general.

En lo personal, soy un afortunado por contar aún con los consejos y el amor de mis viejos padres, la amistad y el cariño de mis longevos amigos, y el afecto y confianza de mis suegros. Por ellos todo mi compromiso y disposición de aportar en esta lucha contra la COVID-19, pues no tengo un ápice de duda en que protegiéndolos a ellos les estoy enseñando con el ejemplo a las nuevas generaciones lo que deban hacer cuando, los adultos maduros de hoy, seamos los adultos mayores del mañana.

PD. #GraciasGraduandosUN: Su sacrificio de hoy nos permitirá seguir aprendiendo de nuestros mayores. A partir de hoy la sociedad cuenta con unos excelentes profesionales y unos mejores seres humanos. Felicitaciones.

@hmbaquero

hmbaquero@gmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Weildler Guerra C.

Esperando a Borges

Para decirlo en sus propias palabras la vida y la obra de Borges siempre vuelven como la aurora y el ocaso. Dos libros recientes recuerdan la omnipresencia de su pensamiento: Borges and me, del profesor de literatura norteamericano Jay Parini, y M

Leer
Roberto Zabarain

Defender la historia

Mañana es 7 de agosto. Mañana Iván Duque llega a la mitad del camino de su gobierno. Pero no se puede hablar del “sol a las espaldas”, porque aún lo tiene en el cenit, falta mucho, a las espaldas lo tendrá dentro de un año, así que hace

Leer
Haroldo Martinez

Suspenso a lo Hitchcock

Es lo que coloquialmente llamamos calma chicha, ese momento en el que parece que nada sucede pero hay una espera cargada de tensión e incertidumbre porque, en la siguiente escena, se viene el desenlace de la película, para bien o para mal de los

Leer
Manuel Moreno Slagter

Tanta soberbia

En junio, debido a la acelerada curva de contagios y muertes por la Covid-19 en nuestra ciudad, buena parte de los colombianos decidió condenarnos. Había que ver con qué desprecio nos describían, con qué soberbia. Los costeños, pero especial

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web