El Heraldo
Opinión

Para vivir sabroso

Me pregunto cómo podemos vivir sabroso los médicos con las condiciones laborales, el tipo de contratos en los que somos maltratados, los sueldos miserables a niveles denigrantes para los médicos versus la cuota de trabajo que se nos exige, para terminar siendo héroes mal pagados.

Todavía no tengo claro qué quiere decir la expresión “vivir sabroso” a pesar de saber que ya tiene un coro y de haber leído los 10 puntos que plantea el nuevo gobierno para garantizar que esa “sabrosura” nos cobije a todos los colombianos. Se plantea la paz verdadera y definitiva, el cuidado de los abuelos y de los niños, un ministerio de la igualdad entre hombres y mujeres, diálogo sin excepciones, oídos para escuchar a todos los colombianos, estrategias de seguridad contra la violencia, lucha contra la corrupción, protección del suelo y subsuelo, aire y cielo, desarrollo de la industria nacional, economía popular y el campo, hacer cumplir la Constitución.

Considero que todos esos puntos son vitales para un desenvolvimiento adecuado de las necesidades nacionales y estoy de acuerdo con ellos, su intención y su ejecución, pero me quedan un montón de preguntas que atañen a la pregunta: “Y yo ¿qué?”, pregunta que nos hacemos todos acerca de cómo vamos ahí en ese discurso, qué tanto nos beneficiaremos con esas medidas, hasta qué punto nos van a resolver las necesidades íntimas de cada ciudadano de a pie, con o sin una profesión con la cual hacer frente a las necesidades reales del día con día.

Uno de los puntos que me atañe directamente tiene que ver con lo más importante que hay para un país más allá de lo relacionado con la economía nacional e individual, la salud de sus habitantes. Es un asunto mayor por encima de todas las prioridades, en especial sabiendo que somos un país con un sistema de salud al que se le han intentado cubrir de muchas maneras sus falencias, que son graves y no pueden taparse con un dedo. Médicos y pacientes somos damnificados del sistema actual de salud que solo funciona cuando las acciones de los médicos con sacrificios de diverso tipo resuelven las demandas de los pacientes.

Me pregunto cómo podemos vivir sabroso los médicos con las condiciones laborales, el tipo de contratos en los que somos maltratados, los sueldos miserables a niveles denigrantes para los médicos versus la cuota de trabajo que se nos exige, para terminar siendo héroes mal pagados.

Repito que estoy de acuerdo con los puntos que se plantearon como prioritarios para resolver temas críticos en lo local y nacional, pero considero que lo más importante es que se invente un diccionario colombiano en el que se expliquen de manera satisfactoria los términos que se utilicen para definir nuestra situación, porque sin una explicación para salir de la ignorancia seguiremos hablando en abstracto o repitiendo discursos que no entendemos y, al final, no sabremos si lo logramos o no.

Mientras tanto, seguiré trabajando con la misma sabrosura con que lo he hecho hasta ahora a pesar de las circunstancias, porque he aprendido que lo que no hago por mí nadie lo va a hacer y debo seguir en la lucha por la supervivencia en un país que ocupa primeros lugares en las estadísticas mundiales de la inequidad. Quedo a la espera de otras sabrosuras que me demuestren que las cosas en este país sí pueden cambiar.

haroldomartinez@hotmail.com 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Rafael Nieto

Arrodillado a los mafiosos

La intervención de Petro en la ONU fue un estriptis de sus convicciones más íntimas.

Se basa en el prejuicio de que la guerra contra las drogas fracasó y que es la lucha contra el narcotráfico la que explica la violencia en nuestro

Leer
El Heraldo
Tatiana Dangond

Mirreyes colombianos

Hace algunos años me encontré con un video en el que se mostraba el suntuoso estilo de vida de mexicanos conocidos como los “mirreyes”,  jóvenes que presumen sus carros, yates y dinero. Cuando vi el artículo de Cambio y los videos que

Leer
El Heraldo
Juan Carlos Echeverry

Gaste, el jefe paga

Propongo un ejercicio mental sencillo: piense por un momento que su ingreso al año sean 130 millones de pesos, es decir, cerca de 11 millones al mes. No está nada mal. El año siguiente su jefe le sube a 160, es decir, 13 millones 300 mil al mes

Leer
El Heraldo
Jesús Ferro Bayona

El poeta fusilado

Una vez durante un viaje por España, estuve en Granada. Fui a ver en Fuente Vaqueros la casa donde nació el poeta García Lorca y en la que vivió cortos años así como fue de corta su vida. En una esquina de la planta baja de la casa-museo act

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.