¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Si ya eres suscriptor, actívate sin costo
Cultura

Ya no estoy aquí

Inmigración, pandillas y ‘Kumbia relajada’

La nueva película del director mexicano Fernando Frías (Los Espookys) sabe captar, a través de una historia de inmigración, el estado de desamparo y desolación en que se encuentran los jóvenes de barrios marginales en México, y el papel liberador que puede desempeñar el baile y la música en tal situación.

Protagonizada por Juan Daniel García Treviño con una excelente interpretación en el rol de Ulises Samperio, la cinta muestra el caso de una pandilla llamada “Los Terkos” en la ciudad de Monterrey, de la cual él es líder.

Los integrantes de la banda pasan el tiempo rebuscándoselas con pequeñas fechorías, pero lo que los une e identifica es la música y el baile. El ritmo que los cautiva es la cumbia colombiana, adoptada por la región hace varios años, con ciertas modificaciones, como la lírica y un ritmo más lento, que llaman cumbia reposada. Mezclando la cultura de los Cholos locales con la colombiana, se autodenominan Cholombianos.

Pertenecer a la banda implica no sólo el amor por esta música sino adoptar un estilo propio de vestir, de hablar, de cortarse el pelo y de bailar, lo que les permite reconocerse a distancia.

Pero lo fundamental que encuentran en ese espacio es el sentimiento de familia que sus progenitores no pueden ofrecerles, y que todos a esa edad crítica reclaman.

Estando en la calle, Los Terkos no pueden aislarse del medio hostil que los rodea, donde el narcotráfico y su guerra con la policía son una amenaza permanente en la zona donde se mueven. Es así como en un mal golpe de suerte, Ulises se ve involucrado en un episodio que lo pone en peligro a él y a su familia. Sin más opción, se ve de repente obligado a emigrar a Estados unidos.

Cuando Ulises llega a Jackson Heights en Nueva York se topa con una comunidad inmensa de inmigrantes de diversas regiones. Sin idioma y sin amigos, trata de asimilarse, pero muy pronto se da cuenta que este ambiente puede ser aún más hostil que el que dejó atrás, y añora volver.

Primero se une a un grupo de trabajadores que lo discriminan por su apariencia, y después conoce a Lin (Angelina Chen), la nieta del dueño de una bodega en donde trabaja, la única que le presta algo de atención, y admira su música y su corte de pelo. Pero es poca la comunicación que pueden lograr sin un idioma común. Su único escape es la cumbia y los recuerdos que guarda de sus amigos.

A pesar del grado de desamparo e infortunio que muestra, el filme resulta entretenido, permitiendo que tanto los personajes como el espectador se aíslen de la cruda realidad a través del baile y la música. Cada canción hace referencia a un recuerdo, razón por la cual Ulises trata de bajarles la velocidad, “para que duren más”, y esos minutos de escape se extiendan.

La película se presenta en Netflix y tuvo varias nominaciones a los premios Ariel en México; ganó Premio del Jurado en el Festival Internacional de Cine de Morelia, y obtuvo mención especial en el Festival de Cine Latinoamericano de Toulouse.

savdieg@gmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Néstor Rosanía

Torpezas diplomáticas

La llegada a la casa Blanca de Joe Biden significa un nuevo capítulo en la relación bilateral de Colombia con los Estados Unidos, relación que en esta ocasión comienza con muchos desafíos por superar gracias a los errores y torpezas diplomát

Leer
Emilio Sardi

De despacio a parálisis

De acuerdo con el Anuario Nacional de Siniestralidad Vial recientemente publicado, el 54% de quienes murieron en accidentes de tránsito en 2019 eran motociclistas. Adicionalmente, buena parte de los peatones y ciclistas, que sumaron poco más del

Leer
Orlando Araújo Fontalvo

Coleccionista de epifanías

Hay un cuento extraordinario que escribió don Juan Manuel en la Edad Media, mucho antes de la invención del cuento como género literario. El sobrino de Alfonso X el Sabio lo llamó «ejemplo», le dio un título excesivo y lo ubicó en el undé

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web