El Heraldo
Opinión

¿Atrapados y sin salida?

El problema es estructural, producto de la crisis del capitalismo salvaje e inhumano que nos azota desde el siglo pasado.

El paro nacional que actualmente se encuentra en estado agónico, produjo graves consecuencia económicas, sociales y políticas. Sobre las primeras, y en palabras del gobierno nacional, las pérdidas a la economía superan los 11.9 billones de pesos, equivalente a una reforma tributaria, con un incremento de la pobreza y el desempleo de grandes proporciones y con daños materiales a la infraestructura y bienes públicos. En sólo Bogotá, un millón de personas salieron de la clase media a la baja, hacia el Sisben, por efectos de la pandemia y del paro nacional.

Fenalco, por ejemplo, calcula que las pérdidas en el comercio superan los 3.8 billones de pesos. Se cerraron 40.000 negocios y se perdieron 300.000 empleos directos, mientras que las pérdidas en el sector agropecuario alcanzan los 3.6 billones de pesos, particularmente en lechería, porcicultura, ganadería, café y frutales, dando como resultado un incremento del 15% en los precios de los alimentos básicos.

En la parte social los jóvenes fueron manipulados y engañados a través de las redes sociales con lo que se conoce como Fake News, pues su problema principal, que es el desempleo, no tiene solución a corto plazo, siendo que es el mayor problema en el mundo aún en los países desarrollados. Esas mesas de trabajo a nivel regional con alcaldes y gobernadores no tienen ningún efecto positivo, es puro diálogo y tinto, pues los entes territoriales no tienen presupuesto para crear empleos, con una camisa de fuerza legal que es la Ley 617 de 2000, impuesta desde hace mucho tiempo por el FMI, que no permite incrementar los gastos de funcionamiento.

Es de advertir, como dice Andrés Oppenheimer en su libro ¡Sálvese quien pueda!, que “hasta los propios responsables de la revolución tecnológica- figuras como el fundador de Microsolft, Bill Gates, y el fundador de Facebook, Mark Zucherberg- están admitiendo por primera vez que el desempleo causado por la tecnología, el así llamado desempleo tecnológico, podría convertirse en el gran conflicto mundial del siglo XXI. Zucherberg ha dicho que “la tecnología y la automatización están eliminando muchos trabajos” y que nuestra generación va a tener que lidiar con decenas de millones de empleos que van a ser reemplazados por la automatización, como los autos que se manejan solos”. Igual concepto oscuro y tenebroso tiene el historiador y ex concejal de Bogotá, en su libro “Los que sobran”, que opina que ni siquiera hoy, una buena educación abre puertas.

El problema es estructural, producto de la crisis del capitalismo salvaje e inhumano que nos azota desde el siglo pasado, con un libre mercado sin control, especulación con terrorismo financiero y con una concentración de la riqueza que desestabiliza cualquier democracia, como nos enseña el profesor Thomas Piketty, donde el rico es cada día más rico, mientras que el pobre seguirá en la olla.

Y ahora, como dicen en el Chavo del 8: ¿quién podrá defendernos?

www.cuelloduarte.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Carlos Eduardo Correa Escaf

Pensar a largo plazo

Si todos comprendiéramos los retos ambientales nacionales y mundiales, sería mejor para el planeta y quienes lo habitamos.

En el Gobierno asumimos un compromiso muy importante para el planeta al aumentar, en diciembre de 2020, nuestra

Leer
El Heraldo
Hernando Baquero Latorre

Coraje

El deporte mundial se sacudió esta semana con el anuncio hecho por la gimnasta artística estadounidense, Simone Arianne Biles. La más laureada de la historia en las competencias de su disciplina, se retiró de la final olímpica declarando que

Leer
El Heraldo
Kelina Puche

Sacúdete

Esta semana recibimos en la ciudad la visita del ministro de trabajo, quien socializó el alcance del Decreto 688 del 2021 encasillado en la estrategia que han denominado “Sacúdete” buscando dar respuesta a uno de los problemas que llevamos a

Leer
El Heraldo
Haroldo Martinez

¿Y qué?, ¿todo mono?

Ese es el saludo más frecuente entre nosotros y conlleva un deseo implícito de bienestar para quien lo recibe, un amigo. Y también denota confianza, conocimiento del otro y de su entorno, un vínculo. Mañana 30 de julio se celebra el Día Inte

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.