¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Si ya eres suscriptor, actívate sin costo
Opinión

La Sororidad

El concepto sororidad significa hermandad entre mujeres. 

 “Qué habría sido de las mujeres en el patriarcado sin el entramado de mujeres alrededor, a un lado, atrás de una, adelante, guiando el camino, aguantando juntas. ¿Qué sería de nosotras sin nuestras amigas? ¿Qué sería de las mujeres sin el amor de las mujeres?”, Marcela Lagarde.

El concepto sororidad significa hermandad entre mujeres. Marcela Lagarde sostiene que “la alianza de las mujeres en el compromiso es tan importante como la lucha contra otros fenómenos de la opresión y por crear espacios en que las mujeres puedan desplegar nuevas posibilidades de vida”. Por ello, la sororidad no debe ser un imposible y aunque implica un cambio profundo en la cultura de relacionamiento, la opción de hacerse realidad representa beneficio para la causa igualitaria.

No se sugiere la sororidad como solución absoluta de una problemática tan compleja como lo es la violencia contra las mujeres o desigualdad entre géneros, pero sí es uno de los senderos que aporta a este gran desafío mundial; pues al mundo le urge lograr una vida sin violencias y brechas sociales, propias de las discriminaciones basadas en género.

La sororidad va más allá de la solidaridad, porque no corresponde a las relaciones que se dan en el marco de los valores sociales de convivencia como algo básico y cotidiano; pues la sororidad tiene implícita la modificación de las relaciones entre mujeres y esto lleva a una transformación social respecto al concepto de las formas de integrarse, que incomoda a los mandatos machistas a los cuales les conviene que entre mujeres no nos percibamos como aliadas.

Es claro que la sororidad no se refiere a la utopía de lograr relaciones perfectas entre mujeres, va más allá, pues comprende, incluso, los desacuerdos, pero desde una visión de hermandad, donde es posible crecer, luchar y convivir, lo cual, paralelamente, aporta a la garantía de sus derechos. Mujeres que logran vivir en hermandad, luchando por la causa de igualdad y equidad de género, desde una visión académica y política que reivindica sus derechos, y es este proceso el que merece ser llamado feminismo en su expresión más pura.

De este modo, no hay que olvidar que, a pesar de la tergiversación a la que someten al feminismo, la herramienta de comprensión feminista va unida a la cultura en la construcción de identidad, por lo cual es pertinente afirmar que el feminismo no es una retaliación contra el machismo y los hombres, sino un ejercicio democrático que tiene como objetivo lograr un mundo libre de violencias basadas en género y, especialmente,  las ocurridas por el hecho de ser mujer, una sociedad en equidad e igualdad, la cual no se resista a la participación femenina en los diferentes ámbitos públicos que le han sido restringidos históricamente.

En este sentido, es importante que las mujeres aprendan a relacionarse desde alianzas —entre ellas— que fortalezcan su avance y proyección; la sororidad es una cultura que urge tejer para combatir arraigos machistas a los cuales les conviene mantener a las mujeres desunidas y con una falsa creencia de permanente competencia y conflicto entre ellas, obedeciendo a una cultura de sospecha, desconfianza y antisororidad hacia las otras.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Weildler Guerra C.

Leer a Priscila

En buena hora la Universidad del Norte ha incluido en su colección Roble Amarillo la novela Un asilo en la Goajira, de la escritora Priscila Herrera de Núñez, que fue publicada en Bogotá en diciembre de 1879. Esta obra literaria ha sido consid

Leer
Haroldo Martinez

Sigue golpeando fuerte

Es duro enterarse de la muerte de personas cercanas y queridas. Cercanía por aquellos períodos compartidos que son huella emocional indeleble aun en la distancia, queridas por todo aquello que nos dieron, herramientas para la vida y la subsisten

Leer
Roberto Zabarain

Ochenta son muchos

En alguna época se quemaron los archivos de una de las pocas iglesias que aquí existían. Las damas, entonces, corrieron a presentarse con dos testigos, era el requisito exigido para reinscribir su fecha de nacimiento y así rebajarse la edad. A

Leer
Fabrina Acosta Contreras

Y tuve Covid

Había pensado no hablar más en mis columnas del tema Covid, considero que ya es momento de comenzar a sanarnos desde las narrativas, pero es necesario esta columna para hacer cierre, pues una cosa es escribir reflexiones en general y otra cuando

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web