El Heraldo
Opinión

Escuela Política de Mujeres

Creo firmemente que las mujeres son lideresas promotoras del cambio que impulsan a otras y otros a reivindicar sus derechos y fortalecer las comunidades, por ello, su participación es fundamental para la gobernanza democrática. 

El gran desafío de las mujeres es vivir como protagonistas de la transformación social desde la ciudadanía activa, en la cual, se tejen nuevas realidades desde las diferencias, la academia y la riqueza cultural de los territorios.

Por ello, celebro el lanzamiento de la escuela de formación política para Mujeres liderada por la Registraduría Nacional y de la cual, tengo el honor de hacer parte del equipo co-constructor al lado de mujeres valiosas como María Alejandra Sánchez y Aura Peñas y de todos los aliados de diversas instituciones que hicieron parte de la mesa técnica. 

La escuela busca visibilizar la importancia de la participación de las mujeres en lo público e inspirar a quienes han entregado su vida y sus esfuerzos a ejercer liderazgos transformadores, por ello, se han estructurado 3 módulos y una fase de mentorías, desde mesas de trabajo en equipo con academia, institucionalidad, cooperación internacionales y organizaciones de base,  que abordan en general una fase del ser y la perspectiva de género en la participación política femenina, temas electorales, violencias políticas, paridad, el rol de las mujeres en lo público, su empoderamiento y el acceso igualitario a los derechos; con una visión incluyente y prospectiva de los liderazgos de las mujeres que hagan parte del proceso.

Creo firmemente que las mujeres son lideresas promotoras del cambio que impulsan a otras y otros a reivindicar sus derechos y fortalecer las comunidades, por ello, su participación es fundamental para la gobernanza democrática. 

Tal como lo reconoce la Cedaw: “La participación de las mujeres en todas las esferas de la vida social, en igualdad de condiciones con los hombres, es indispensable para el desarrollo pleno y completo de un país” sin embargo en el mundo entero, ninguna sociedad ha logrado aún totalmente garantizar la plena participación de las mujeres, reconocer y potencializar su liderazgo y representar sus agendas y necesidades en las políticas públicas”.

De este modo, es preciso tener en cuenta, que la participación es un instrumento de la ciudadanía para inmiscuirse en la satisfacción de sus demandas y fortalecer el tejido social. En este sentido, en Colombia la Constitución de 1991, el artículo 103 le da origen a la Ley 134 de 1994, que regulan normas sobre mecanismos de participación ciudadana, iniciativa popular legislativa y normativa; referendo; consulta popular, del orden nacional, departamental, distrital, municipal y local; revocatoria del mandato; plebiscito y cabildo abierto. 

En este sentido, al sistema en general y a nosotras nos corresponde lograr la participación con las garantías para el libre despliegue de nuestras capacidades. Es relevante hacer referencia a Rebeca Grynspan (UNDP 2009) quien afirma que “la equidad de género no es un asunto de mujeres sino de desarrollo”. Y añado algo, la participación política con enfoque de género debe garantizar tres elementos: inclusión, representación y paridad.

Asimismo, considero importante cerrar esta reflexión haciendo referencia a Michelle Bachelet quien, en su discurso en el Encuentro Internacional de Mujeres en Chile, manifestó que: Será el siglo de las mujeres”. De ahí que se necesitan más mujeres en espacios de poder que garanticen una representación igualitaria; mujeres que utilicen su poder para escuchar, hacer alianzas y que construyan democracia. Y ante estos retos indicó que, aunque no será fácil, están llamadas a trabajar para derrotar la desconfianza… Fuerza y coraje para seguir en la política porque sus países las necesitan”.

Por todo esto, esta escuela y todas las iniciativas que favorezcan la participación de las mujeres son fundamentales en la apuesta por la real paridad en la política, haciendo honor a la frase de Michell Bachelet “Cuando una mujer entra en política, cambia la mujer. Cuando entran muchas cambia la política”.  Sin duda ¡es nuestro tiempo!

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Iván Cancino G.

¿La verdad para cuándo?

Rodrigo Granda fue retenido en México y devuelto o deportado a Colombia a pesar de tener una Circular Roja de Interpol solicitada por la justicia paraguaya, este hecho es un acto de soberanía y decisión exclusiva del gobierno mexicano, allí na

Leer
El Heraldo
Carlos Eduardo Correa Escaf

Ley de Acción Climática

En Colombia solo emite el 0,6% de los gases de efecto invernadero del mundo, sin embargo, es altamente vulnerable a los efectos del cambio climático. Por eso, estamos transitando hacia la carbono neutralidad a 2050 con un marco normativo robusto,

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

Arte-dinero, Amira, costeños

¿Se parecen el arte y el dinero? Carlos E. Pinilla V., B/quilla Después de discurrir, creo que sí, pero solo porque con los dos vivimos mejor. 

¿Por qué a los artistas asiduos de La Cueva no les gustaba Amira de la Rosa? Josef

Leer
El Heraldo
Indalecio Dangond

Reflexiones

Alarmante la racha de noticias que produce la política en Colombia. Los medios de comunicación y las redes sociales ya no dan abasto con tanta polarización, escándalos de corrupción y actuaciones que sólo ayudan a aumentar la decepción y el

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.