El Heraldo
Opinión

Conservar sí paga

De regreso al páramo de Iguaque, allí no solo se perpetúa un paisaje único, sino que la presencia de una fuente incomparable de agua limpia, que baja de la montaña, trae cosas positivas para quienes se encuentran establecidos en el casco urbano de Chíquiza o Villa de Leyva. Algo similar se observa con el enriquecimiento de diversidad biológica, bajo amenaza en todo el mundo, pero que en el caso de Colombia demanda respuestas, urgentes dada la presencia de tantas especies.

Isánder Cárdenas es un campesino que vive cerca de la población de Villa de Leyva en Boyacá y es vecino del santuario de fauna y flora de Iguaque. A mediados de la década pasada, junto con otros residentes de la zona participó en un programa que no ha dejado de crecer desde entonces, beneficiando de paso a la comunidad en donde habita.

Se trata del Pago por Servicios Ambientales (PSA) que entrega un incentivo económico a los propietarios, poseedores u ocupantes de buena fe de terrenos aledaños a áreas y ecosistemas estratégicos, para que estos adelanten acciones de preservación y restauración. Así, extensiones clave mantienen su vocación natural.

Un caso emblemático es la regulación y calidad hídrica, que consiste en cuidar los nacimientos, protegiendo vegetación y entorno nativos, para que quebradas y riachuelos sigan irrigando la vida. También hay otras modalidades como conservación de la biodiversidad, reducción y captura de gases de efecto invernaderos, o usos culturales, espirituales y de recreación.

Más allá del aliciente ofrecido, la experiencia ha mostrado cómo en los diferentes municipios en donde opera el esquema aumenta la conciencia de sus habitantes, respecto al cuidado del patrimonio natural. Así se comprueba que, en lugar de hablar de castigos posibles, nada se compara a estar todos del mismo lado.

Para el gobierno del presidente Duque constituye un motivo de orgullo la ampliación de la cobertura de este programa. De hecho, el Plan de Desarrollo del presente cuatrienio estableció la meta de incorporar 196.000 hectáreas bajo este modelo.

Todo hace pensar que vamos por buen camino. Al cierre del bienio terminado en 2020 se habían incorporado 115.608 hectáreas al instrumento, a través de 34 proyectos, con la colaboración de 6.542 familias de 13 municipios asociados a los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET).

No hay duda de que vamos por más. Aparte del empeño del gobierno central, es bueno destacar el entusiasmo de alcaldías, gobernaciones, corporaciones autónomas regionales y la cooperación internacional en la promoción de la iniciativa. Así lo comprueba el hecho de que más de cuatro quintas partes de estas últimas hayan incluido estrategias de PSA en sus respectivos planes de desarrollo.

Aparte de que el subtexto implícito es que se pueden obtener recursos haciendo las cosas bien, no hay duda de que este es un instrumento eficaz en la lucha contra la pobreza y la marginalidad. De un lado, los participantes mejoran sus ingresos, mientras los demás entienden que aquí se está haciendo un muy buen negocio, en el mejor sentido de la palabra.

De regreso al páramo de Iguaque, allí no solo se perpetúa un paisaje único, sino que la presencia de una fuente incomparable de agua limpia, que baja de la montaña, trae cosas positivas para quienes se encuentran establecidos en el casco urbano de Chíquiza o Villa de Leyva. Algo similar se observa con el enriquecimiento de diversidad biológica, bajo amenaza en todo el mundo, pero que en el caso de Colombia demanda respuestas, urgentes dada la presencia de tantas especies.

En último término, está demostrado que se ha puesto en marcha una estrategia de inversión que deja una elevada rentabilidad. Y esa afirmación no está relacionada con el estipendio percibido, sino con el engrandecimiento de un activo colectivo cuyo rendimiento es tan alto que la sociedad en su conjunto termina recibiendo esos dividendos.

* Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Hernán Baquero Bracho

Juego de tronos

Sin duda alguna las elecciones presidenciales en cualquier estado del planeta generan mucha conmoción y controversia por la expectativa de la transición de poder que acarrean y nuestro país no es la excepción. Todos creen tener la razón en qu

Leer
El Heraldo
Roberto Zabarain

Que otra vez fracase

No hay plazo que no se cumpla, así que el domingo estaremos en lo que antes fue una fiesta, convertida hoy en desfile de rostros herméticos que no dejan traslucir preferencias. Tal como en las películas de terror, los avances sugieren escenas h

Leer
El Heraldo
Haroldo Martinez

Zoonosis alborotada

Insisto en lo que recomiendan las autoridades de salud serias en este mundo cuando dicen que debemos mantener la guardia arriba con respecto a todo lo que se está presentando a nivel universal con el advenimiento de epidemias que se vuelven pande

Leer
El Heraldo
Fabrina Acosta Contreras

Un bololó llamado Colombia

Bololó en una palabra de uso especial en contextos del Caribe donde tuve el honor de nacer. “Se armó tremendo bololó” era muy usual escuchar dicha frase, para cosas caóticas, parranderas o de las cotidianidades particulares de la tierra de

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.