¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Otra discriminacion

Antes de la Pandemia estábamos felices en Barraquilla por la escogencia que nos habían efectuada como sede del Congreso del BID este año, en el segundo semestre. 

Además de merecido, la ciudad era gratificada por los caros esfuerzos encaminados a lograr su máximo bienestar, progreso, desarrollo, ordenamiento, de la mano eficaz de las autoridades de turno. El ataque traicionero al mundo del feroz virus obligó al aplazamiento del evento, como sucedió con miles de casos en todas partes posponiéndolo para el primer semestre del próximo año. Ojalá se pueda realizar.

Pero como siempre no todo es felicitaciones y sonrisas. A menudo se esconde el sabor agrio en todas estas manifestaciones humanas que causan tristeza y a veces, expresivo fastidio. Fuentes bien respaldadas nos relataron recientemente que toda la logística de la preparación del evento aplazado, toda la contratación de los insumos de soporte, todo el enlace y adjudicación de los preparativos, muebles, enseres, servicios, engranaje de turismo, asistencias técnicas y profesionales, es decir toda la infraestructura de localidad que se requiere en un evento de esta naturaleza con participación de cinco mil personas, todo ello, por sistema de adjudicación, contratación, designación, fueron repartidos a firmas muy respetables, a empresas bastante prestigiosas, pero desafortunadamente establecidas legalmente y operativamente fuera de Barranquilla. Solo una porción porcentualmente mínima de toda esa inmensa logística, a manera de limosna, se adjudicó a la operatividad y servicio laboral de nuestra ciudad.

Aquí en este análisis, de entrada hay una palpable acción de discriminación empujada por la envidia, los celos y posiblemente por otros intereses que no es presumible comentar en este momento. Pero si causa mucha desilusión, quizás tristeza que, al conocerse los secretos del desarrollo de este congreso, entre bastidores, siempre se esconde lo que no quisiéramos ver: El centralismo tanto del gobierno como del sector privado que muchísimas veces actúan de esta manera sinuosa: Para el contentillo inicial, los aplausos, la vitrina, primero la adjudicación o escogencia de las sedes lo cual levanta a las graderías, después, el sol no deja ver a las luminarias escondidas, vienen los contratos, las adjudicaciones a dedo o con los parapetos de rigor y por supuesto los presupuestos.

Si nos ponemos a analizar el proceso, presuntamente no hay a la vista delito alguno, ni siquiera intención. "Ya les dimos la sede, qué más quieren?", la pregunta del millón podría ser: Que dirían los antioqueños, los vallunos, los bogotanos en un caso como este? Con toda razón se contentarían solo con los titulares? Pero así fue como nos enamoraron, cautivaron, para después no darnos el paquete completo. Pusimos imagen, esfuerzos, voluntad, pero nuestra fuerza laboral, nuestra infraestructura de servicios quedo por fuera. El eterno centralismo que nos agobia hace siglos, el mendrugo adornado de perlas pero sin fondo alguno de realidades. Por eso debemos sacudirnos permanentemente en contra de esa absorción letal y seguir luchando por la regionalización y autonomías administrativas y presupuestales.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Javier Castell Lopez

Carmelo Valencia

Por mi tarea de comentarista en Blu Radio, tengo la oportunidad de ver a todos los equipos del fútbol profesional colombiano muchas veces, no solo cuando enfrentan al Junior. Esto, quizá,  me ayuda a formarme una idea más cercana al verdad

Leer
Enrique Dávila

Nasobuco, esguañañao

¿Por qué la palabra nasobuco solo se maneja en Cuba y en Colombia desapareció? Rodolfo Gómez Peralta, B/quilla

No pude comprobar que nasobuco, sinónimo de tapaboca o mascarilla, se use o se haya usado en Colombia. Se trata de un neo

Leer
Indalecio Dangond

¿Qué harías con $2.2 billones?

Después de varios debates, esta semana las comisiones económicas conjuntas de Senado y Cámara de Representantes aprobaron el Presupuesto General de la Nación para la vigencia del año 2021 por un monto de $ 313,9 billones, de los cuales el 59%

Leer
Marcela Garcia Caballero

90 años de verdadero amor

De vez en mes escribo columnas que se alejan de la dolorosa realidad nacional. De vez en mes me gusta escribir sobre historias que reflejan las carencias que hay en nuestra sociedad. De vez en mes me gusta escribir sobre el amor. Ese que tanto bus

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web