El Heraldo
Opinión

La transición energética

Nosotros repetimos, desde esta acera de los neófitos, reflexionamos: ¿Se imaginaron nuestros antepasados que tendrían lo que es hoy la simple luz eléctrica? ¿Nuestros abuelos subirse en un avión y estar en nueve horas en el otro lado del mundo? ¿La inteligencia humana se imaginó, a cambio de ser tildada de esquizofrénica, que ustedes que nos leen y nosotros iríamos por las calles hablando con otros por medio de un teléfono móvil? 

Por supuesto que tratar este tema tan importante en la vida moderna desde nuestra orilla no puede tener la suficiencia si lo acometiera mi vecino de columna y amigo el apreciado exministro Amylkar Acosta auténtico especialista líder en el país sobre una materia de tanta dimensión. Pero nuestro enfoque pretende ser más sociológico intentando, no sabemos sin con éxito, encontrar respuestas a unos interrogantes trascendentales que están a la vuelta de la esquina. Por eso la primera pregunta que nos hacemos es: Sí está el mundo actual consciente de que posiblemente dentro de cincuenta años vamos a tener diferentes fuentes de energía para nuestro uso cotidiano y el desarrollo normal del mundo y por lo tanto cabe el interrogante de si estaremos preparándonos adecuadamente ?

Todavía el alcance de las incógnitas es mayor:¿Hemos pensado que las fuentes principales de hoy, Petróleo y Carbón pueden ir quedando lentamente en los anaqueles de la nostalgia y de los poemas que en el futuro le cantaran los románticos a sus novias de turno? ¿Cual será, para los neófitos el nuevo comando del gas por ejemplo, el hidrógeno verde y el azul que se ven promisorios desde ahora? ¿Cómo cambiaran las costumbres, los hábitos, el desarrollo del progreso y Ios países, las industrias, el transporte, las máquinas? En Colombia la Ley 1745 de 2014 autorizó la entrada a la era de las energías alternativas, especialmente la Solar y Eólica y, en Julio 19 de 2021 la ley de la Transición energética estructuró un futuro que tiene como objetivo llegar a tener 2.800 Megavatios.

Las incógnitas en la vida encierran íntimamente sin distingos filosóficos las posibilidades de lo positivo y lo negativo. En principio esta transición energética, el cambio fundamental en el mundo actual de procesos y costumbres muy posiblemente tendría algunos aspectos negativos en determinados aspectos pero para los colombianos puede ser la primera puerta que se abra hacía un futuro muy promisorio. Por ejemplo para la Guajira y el Cesar esta nueva vía hacia el mañana tendrá que ser fabulosa. Ya existen 14 proyectos que cuentan con presupuesto de nueve billones de pesos para su desarrollo, proyectos que generaran 7.000 empleos. Todo esto fue ampliamente difundido y explicado en detalle en el magnífico Foro sobre el tema organizado por la revista Semana, Promigas, Surtigas y otras emblemáticas empresas que le apuestan al nuevo ritmo de vida. 

Nosotros repetimos, desde esta acera de los neófitos, reflexionamos: ¿Se imaginaron nuestros antepasados que tendrían lo que es hoy la simple luz eléctrica? ¿Nuestros abuelos subirse en un avión y estar en nueve horas en el otro lado del mundo? ¿La inteligencia humana se imaginó, a cambio de ser tildada de esquizofrénica, que ustedes que nos leen y nosotros iríamos por las calles hablando con otros por medio de un teléfono móvil? ¿Conectado a qué? ¿Sin un alambre? ¿Con qué fuerza? ¿Y qué era un satélite? ¿O para no ir muy lejos, en qué consistía una vacuna a los humanos, inyectable, para defendernos de la covid-19 de todas las épocas?

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

Bañarse o no

La realidad del acceso al agua en Bogotá es bastante crítica. Parece que, aunque se  debieron activar activar alertas tempranas, incluso desde la administración de Claudia López, los habitantes de la ciudad no comprenden completamente la

Leer
El Heraldo
Alberto Linero

Confío en ti

Me emociono leyendo los salmos. Me gustan las imágenes que usa el poeta para expresar las emociones que le produce su experiencia espiritual. Las figuras literarias son tributarias de su momento histórico, de su cultura y social en el que viven.

Leer
El Heraldo
Catalina Rojano

Martín Mestre buscó y encontró

«Busca, y hallarás». Como si hubiera tomado esta frase cual bandera de batalla en la que fue su más larga lucha, Martín Mestre se armó de valor por tres décadas hasta lograr ver al asesino de su hija Nancy siendo apresado y extraditado para

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.