El Heraldo
Opinión

Papa caliente

El Parque de la Leyenda Vallenata, donde cada año se realiza la fiesta de acordeones más grande del país, se ha convertido en una verdadera papa caliente para la alcaldía de Valledupar. Como se sabe, el Consejo de Estado falló en contra de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata y le ordenó la entrega del inmueble al municipio luego de un extenso pleito promovido por el abogado Evelio Daza.

A muchos políticos se les hizo agua la boca tan sólo con pensar en todo el dinero del que podrían lucrarse con esa medida. De hecho, se comenta sotto voce que parte de los problemas que enfrentó esta fiesta el año pasado se dieron precisamente porque a algunos de ellos se les abrió vorazmente el apetito.

Pero el arrendamiento a la Fundación durante esos cuatro días de abril no alcanza para cubrir las necesidades anuales. El actual alcalde se encontró con la noticia de que su mantenimiento cuesta la bicoca de ¡setenta millones de pesos mensuales! Ya han comenzado a aparecerle grietas. De hecho, personas que lo han visitado recientemente cuentan, por ejemplo, que los baños están destrozados y hasta se han robado los inodoros.

Para darle vida, la administración municipal pensó en un inicio en trasladar para allá la Dirección de Cultura, una oficina con una nómina y un presupuesto escasos como para destinar casi un 25% de su presupuesto en este mantenimiento, además de que la Casa de la Cultura, donde funciona esta Dirección, acaba de ser restaurada y no amerita su traslado.

Me cuentan que también se pensó en trasladar hasta allá un par de secretarías, quizás Educación y Salud, lo cual iría en contravía con su sentido original, además de que, por su lejanía, generaría problemas de transporte para la gente del común que necesita de los servicios de ambas secretarías, así como para el desplazamiento diario de sus funcionarios.

En principio, ese debería ser el espacio natural para albergar el museo y el centro de cultura del vallenato, pero dudo que al actual gobernador lo seduzca esta idea, pues se sabe que él tiene en mente un proyecto ambicioso que incluye la construcción de un edificio que sea, en sí mismo, motivo de interés turístico.

Y ya que hablamos de este parque, vale la pena mencionar también a su vecino, el parque de La Provincia, inaugurado hace apenas un par de meses con sus merecidos bombos y platillos, pero que ya comienza a acusar problemas, como el robo de las rosetas para regar los árboles.

En enero lo visité una tarde con un par de amigos. Parqueé sobre la calle porque el parqueadero estaba a reventar. Al bajar del auto se me acerco un muchacho a entregarme un ticket. Leí: “ocho mil pesos el rato”. Le dije que estaba loco. Al reconocer mi acento, me contestó con total desfachatez (como si yo tuviera fenotipo cachaco): “Ah, ¿es que usted es vallenato? Entonces le cobro sólo dos mil barritas”. Son los mismos abusos de tiempos de Festival, cuando pretenden pasarse de marranos.

Es un tema de regulación y de cultura ciudadana, pero –mucho más- de administración, de poner orden en casa. 

 @sanchezbaute

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

¿Qué podemos hacer?

En medio de tantas noticias catastróficas a nivel nacional y global, parece que no hubiera espacio para nada diferente al pesimismo. Ese sentimiento, que muchas veces es individual y, como sucede ahora, colectivo, nos genera problemas adicionales

Leer
El Heraldo
Rafael Nieto

Petro radicalizado

Petro se radicaliza. Acentúa su giro a la izquierda extrema. Una de las tácticas es barrer con los técnicos del gobierno y nombrar leales. Aunque no son ni mucho menos los únicos casos, en Planeación nombró a un activista de izquierda, antig

Leer
El Heraldo
Javier Castell Lopez

La magia del tándem

“Soy Clodoaldo rima de Everaldo” reza una frase en el poema Copa del Mundo 70. La rima en el terreno de juego sucede más allá de los apellidos de los futbolistas. Se trata de una complicidad, muchas veces espontánea, natural, y otras veces

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.