El Heraldo
Opinión

Todo cuesta

Se cayó la reforma y cayó parado Carrasquilla. Mínimo debería también renunciar Molano y ojalá se archive la leonina reforma de salud.

Cuesta escribir. Cuesta hablar. Cuesta respirar. A la hora en que mis dedos pulsan las teclas se conoce la ejecución, porque de eso de se trató, de un joven artista en Cali. Del horroroso hecho fueron testigos muchos usuarios de redes sociales conectados a esa hora con una transmisión en vivo. Nicolás Guerrero era su nombre. 21 años era su edad.

Y como con Nicolás, en estos días fuimos testigos del dolor de una madre que pedía a gritos que la mataran como hicieron con su único hijo. Vimos sangre en el piso, nubes de gas tóxico sobre la gente, piedras cruzando el aire, estruendos, camiones de la policía llenos de muchachos de los que no se sabe rumbo. Vimos indignación porque tumbaron la estatua de un violador colonizador y esclavista. Vimos un descarado acomodo del discurso informativo por parte de algunos medios que ya no disimulan su servilismo. Vimos vida y vimos muerte. Colombianos pobres baleando a colombianos pobres mientras los titiriteros de esta macabra obra se resguardan en sus feudos y nos mandan a la guerra al resto. Porque eso es lo que es y de eso se trata. De la guerra y el miedo hicieron su negocio. Vampiros modernos que chupan la sangre sin acercarse a los cuellos.

Por si faltara, el inexperto e incapaz poder ejecutivo que hace los mandados y pone la cara quedó en evidencia por el pésimo manejo que ¿hizo? de una situación anunciada y esperable luego de la tozudez con que seguía defendiendo una reforma tributaria que ya era un cadáver insepulto. Fiel al talante pendenciero y a las consignas de “plomo lo que hay y plomo es lo que viene”, que caracterizan el credo de la secta, se negaron a propiciar el diálogo y prefirieron seguir con su monólogo. Hoy les corren lágrimas de cocodrilo mientras siguen estigmatizando el derecho a la protesta justa y pacífica, como mayormente es a pesar de que los parlantes del régimen digan lo contrario. Lamentablemente el vandalismo y el bandidaje anárquico aprovechan estos espacios para camuflarse y hacer de sus repudiables fechorías parte inconcebible del decorado. La fuerza pública, que muchas veces sabe quiénes son, debería apuntar a ellos sus bolillos y no, como ha pasado, a quien protesta armado con su voz y sus argumentos. Anarquía también se percibe en el manejo de las supuestas fuerzas del orden: O se mandan solas, o las mandan con un tuit. Los alcaldes parecen unos meros muñecos de cartón.

Se cayó la reforma y cayó parado Carrasquilla. Mínimo debería también renunciar Molano y ojalá se archive la leonina reforma de salud que proponen Vargas Lleras y sus amigotes.  Y ya que estamos hablando de mínimos, a ver si con un mínimo de sentido común el gobierno entiende que el recaudo aumenta en la medida en que la economía se reactive, y para eso lo que se requiere urgentemente es que la vacunación sea masiva y eficaz para que se puedan suavizar las actuales restricciones de movilidad. Empecemos por ahí.

Que la tierra te sea leve, Nicolás. A ti y a todos los jóvenes que este país mata a diario.

asf1904@yahoo.com

@alfredosabbagh

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
José Consuegra

Jóvenes, actores primordiales

Por ello, es fundamental conocer su conceptualización y sus expectativas sobre la realidad del país y los asuntos sensibles que nos impactan diariamente. Enhorabuena, el noticiero CM& contrató la realización de una encuesta nacional al Cen

Leer
El Heraldo
José Félix Lafaurie

La democracia sustituida

La Constitución del 91 hizo lo suyo con la tutela, inmenso logro, pero mal reglamentado, que dio pie al “cogobierno” de los jueces, decidiendo lo que debe y no debe hacer el gobierno; y con las  “repúblicas indígenas”, con territor

Leer
El Heraldo
Fernando Giraldo

Jóvenes sin democracia

A la polarización y fragmentación se suma la fractura de los jóvenes con las instituciones, gobierno y organizaciones de seguridad. Quienes por falta de lealtad con la sociedad creen que las conversaciones con los manifestantes permitirán al g

Leer
El Heraldo
Ricardo Plata Cepeda

¿Renunció el congreso?

“En cada proyecto de ley veo una ley, solo tengo que quitarle lo que le sobra y agregarle lo que le falta”, podrían haber dicho los congresistas o al menos los jefes de los partidos. Pero no. Bueno, primero hay que reconocer que el autismo po

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.