¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

La querida

Así bautizó unas décadas atrás el genio irreverente e inolvidable de Álvaro Cepeda Samudio al Junior de Barranquilla, quizá al tenor de unas cervezas en el Mediterráneo o luego de algún partido de domingo en la tarde en el Romelio, cuando tocaba irse desde las 9 de la mañana a hacer fila para no quedarse fuera. El remoquete, políticamente incorrecto por su machismo evidente, pero perdonado y aceptado en los cariñosos mentideros de los que entendemos que el fútbol, como la vida, es así; aparece de cuando en vez en la memoria para tratar de explicar, si es que se puede, la razón por la que un balón nos genere lo que nos genera. Quien no lo vive no lo entiende, no lo sufre y no lo goza.

Duda no cabe: El Junior es como Barranquilla, y no solo por la fácil y manida referencia a los dueños, que ya sabemos quiénes son. El Juniorista, que en su gran mayoría es también barranquillero, no está dispuesto a esperar procesos. Quiere estrellas en el escudo y con la camiseta puesta, quiere disputar torneos internacionales, quiere que el Roberto Meléndez sea una caldera, quiere que siempre ganen por goleada y con baile. En paralelo, el barranquillero quiere ver obras levantadas, calles pavimentadas, cemento fresco en la acera, titulares complacientes en la prensa y rumbearse el carnaval. En ambos casos, el cómo lograrlo es menos importante que el logro en sí.

En lo deportivo, por ahí pasa precisamente el que este torneo vaya pintando tan distinto al anterior. El Junior campeón 2018 lo fue como consecuencia de un proceso de años con una base de jugadores y una idea de juego que se alimentó de varios estilos, y que Comesaña supo cohesionar con un manejo apropiado puertas adentro del camerino. Cumplida esa meta, mantener el estilo pasaba también por ir renovando nombres, buscando siempre intérpretes idóneos para un padrón de juego que ya se había internalizado. La intención inicial de apostarle a lo mismo se estrelló con rivales mejor preparados, resultados adversos y una pérdida de confianza que se pretende recuperar con la vuelta para récord de un viejo conocido director de orquesta como Julio Avelino. Puede que ese director sepa llevar muy bien el compás, pero un violín desafinado rechinará en la obra completa. No es solo un nombre. Uno nunca será más que un grupo. El mejor de los solistas siempre necesitará una buena orquesta al lado suyo. Triunfar requiere equilibrar la calidad innata con el rigor y la disciplina del entrenamiento.

Y por el otro lado, que al final es el mismo, salvo sorpresa mayúscula todo apunta a un continuismo feudal en el que cambiarán algunas caras, pero poco o nada el discurso y los estilos. Poco debate, poco contraste, poco argumento. Será hasta donde la burbuja estire. Ya veremos qué harán cuando explote, porque explotará. 

En el entretanto, ojalá el profe Julio logre que el Junior haga goles y gane un partido. Ya está bueno de tanto empate. Eso lo piden tanto hinchas como dueños.

asf1904@yahoo.com
@alfredosabbagh

Columna de opinión - Columnista - opinión -

Más Columnas de Opinión

Weildler Guerra C.

Cien años de Obregón

Afirma la crítica de arte Linda D’Ambrosio en un breve ensayo llamado Lo latinoamericano en Alejandro Obregón que la producción pictórica de este gigante de las artes siempre alude a la realidad circundante y por tanto “la naturaleza es un

Leer
Eduardo Verano

Ley de Regiones, primer año

El próximo 29 de junio celebraremos el primer año de la Ley de Regiones con un foro virtual que constituirá una gran red de redes con grupos académicos, políticos, universitarios, Regiones Administrativas y de Planificación (RAP), la  A

Leer
Lucero Martínez

No puedo respirar

 A pocas horas del lanzamiento del cohete Crew Dragón por SpaceX, el que produjo una gran emoción a su dueño Elon Musk por convertirse en la primera empresa privada en enviar pasajeros al espacio, un ser humano en Estados Unidos suplicaba

Leer
Roberto Zabarain

Yankees welcome home

Las contratadas redes y algunos sesgados medios los llamaron “grupo élite”, y los mostraron en formación de combate bajando de un avión en sus camuflados,  armados hasta los dientes con modernos fusiles y todo el equipamiento que utili

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web