¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Cuanto sea necesario

Con la venia y las disculpas de los gentiles lectores, vuelvo a insistir sobre un tema que, para lamento compartido de audiencia y profesionales criteriosos, sigue incomodando por lo repetido que se olvida lo que, supone uno, debe ser premisa fundamental en el periodismo: La respetuosa distancia con la fuente.

En un entorno cada vez más escéptico, sometido a los vaivenes de una, valga la metáfora, pandemia de información sin confirmar y con apariencia de verdad que nos llega de todas partes; al periodismo como “perro guardián” se ve abocado a la no endosable responsabilidad de confirmar y verificar datos, ubicar en el contexto, contrastar fuentes, y narrar la historia de la manera más clara y entendible posible; donde el brillo siempre esté en el hecho y no en el vocero. El periodista, sépanlo algunos, no es la estrella. El periodista no hace importante a la noticia o al entrevistado. El periodista está para contar lo que pasa, no para brillar por lo que pasa. El ego, antes y siempre, es el peor enemigo del buen periodismo.

Y cuando ese ego se acompaña de cercanías discutibles con el poder político, es muy posible que se confunda información con opinión, se le pongan adjetivos calificativos de más a los hechos y se busque influir, con mayor o menos sutileza, en la percepción ciudadana sobre un determinado hecho. Por ejemplo, decir que “5 es más que 4” es igual de cierto que decir que “5 es menos que 6”; y no por ello se percibirá igual. En esos matices se esconden, o no, intereses propios de quienes pretender hacer de la opinión su propio púlpito.

Si ya el escenario es de por si desagradable, peor queda cuando los principales medios del país terminan siendo absorbidos por conglomerados industriales enormemente poderosos, capaces de elegir desde Alcaldes hasta Presidente; dueños de una buena parte de la Banca y con intereses marcados en numerosos frentes. Parafraseando a cierto senador, si sienten que se están tocando sus intereses y saben que tienen medios para influir en el clima social y las decisiones que se tomen, ¿Qué supone uno? Pues eso, precisamente, es lo que se supone.

Hoy, cuando es claro que el país requiere que el periodismo asuma la responsabilidad histórica de defender el derecho a tomar decisiones basados en hechos veraces, toca recordar la pregunta con que se tituló un informe realizado por el Observatorio Latinoamericano de Regulación, Medios y Convergencia Observacom: “¿Quién es el guardián del perro guardián?” ¿Por qué llegamos al punto de dudar como lo hacemos del papel de los medios y el periodismo? ¿En qué momento se cambiaron las reglas? ¿Cuándo se volvió éticamente permitido traspasar la línea que debe separar al periodista de la fuente y, por ende, al entrevistador del entrevistado? ¿De cuándo acá el periodismo milita en partido distinto al de la historia basada en los hechos? ¿A qué hora en el Diccionario las palabras “informar” y “opinar” pasaron a ser sinónimas?

Cuantas veces sea necesario toca preguntarse.

asf1904@yahoo.com
@alfredosabbagh

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Javier Castell Lopez

Carmelo Valencia

Por mi tarea de comentarista en Blu Radio, tengo la oportunidad de ver a todos los equipos del fútbol profesional colombiano muchas veces, no solo cuando enfrentan al Junior. Esto, quizá,  me ayuda a formarme una idea más cercana al verdad

Leer
Enrique Dávila

Nasobuco, esguañañao

¿Por qué la palabra nasobuco solo se maneja en Cuba y en Colombia desapareció? Rodolfo Gómez Peralta, B/quilla

No pude comprobar que nasobuco, sinónimo de tapaboca o mascarilla, se use o se haya usado en Colombia. Se trata de un neo

Leer
Indalecio Dangond

¿Qué harías con $2.2 billones?

Después de varios debates, esta semana las comisiones económicas conjuntas de Senado y Cámara de Representantes aprobaron el Presupuesto General de la Nación para la vigencia del año 2021 por un monto de $ 313,9 billones, de los cuales el 59%

Leer
Marcela Garcia Caballero

90 años de verdadero amor

De vez en mes escribo columnas que se alejan de la dolorosa realidad nacional. De vez en mes me gusta escribir sobre historias que reflejan las carencias que hay en nuestra sociedad. De vez en mes me gusta escribir sobre el amor. Ese que tanto bus

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web