¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Lo que debe saber de la marcha del 21

Antes de salir a marchar este 21 de noviembre, tenga en cuenta que esta es una protesta pacífica y no violenta. Eso es lo que, al menos, esperamos todos.

Cuando salga de los puntos acordados será una protesta legítima. No lo sería, en cambio, su utilización con fines anárquicos.

Habrá quienes acompañen la protesta y quienes nos abstengamos de hacerlo. ¿Saben por qué? Por la reivindicación de la libérrima decisión de los seres humanos de escoger lo que nos place.

El que unos vayan a las caravanas, entonces, no los hace bandidos ni terroristas; como los que se quedan no serán ni esquiroles ni vende patrias.De hecho, muchos intelectuales pacifistas, indignados por la falta de liderazgo del país, se concentrarán en varias ciudades; muchos otros permanecerán en sus casas porque creen que la inconformidad ya se hizo sentir a través de las redes sociales y las muy críticas encuestas de favorabilidad del Presidente.

Los que agiten consignas y porten pancartas –sépanlo– no serán revolucionarios con la intención de destronar al presidente Iván Duque (aunque algunos así lo deseen); y los que se queden a trabajar o a ver las noticias por televisión no pueden ser asumidos como ciudadanos sin moral a los que nos les duele el país en el que habitan (porque entre ellos hay, inclusive, quienes cuestionan a Duque por su falta de decisión para gobernar).

Aquí no habrá ni uribistas-duquistas ni petristas-santistas. Es un insulto hacer ver que el país solo tiene esas dos opciones políticas. Tampoco está claro que Petro sea lo mismo que el estadista que nos gobernó entre el 2010 y el 2018 o que Duque, a pesar de las cercanías, sea el expresidente antioqueño.

No. Nuestro dilema no es si somos izquierdistas o gente de derecha, pues eso sería condenar nuestro carácter pluriétnico y multicultural, que también existe en la política.

La protesta, es mi llamado, no puede dividir al país entre buenos y malos. Esa dicotomía maniquea sentencia a una nación que aún no termina de sobreponerse a períodos aciagos de su historia. Ahí tendríamos que preguntar ¿qué hace el bien y qué hace el mal en la protesta? ¿Acaso es la consonancia kantiana con el imperativo de la ley moral? ¿Acaso el principio hedonista de bendecir a todo lo que causa placer?

¿Saben lo que sí es perverso? Que una protesta legítima y pacífica polarice al país de la manera que lo viene haciendo, por cuenta de la insensatez de algunos, esos sí, apátridas, inmorales y oportunistas, que desde sus orillas irreconciliables aprovechan la revoltura del río nacional para hacer apuestas ideológicas recalcitrantes.

A eso me opongo. Por eso, respeto a quienes van a las calles el próximo jueves. Para ellos deseo respeto y consideración por parte de las fuerzas extremas que ojalá no se cuelen entre los protestantes. Pero yo no voy. Ese día buscaré un espacio para reflexionar, pues creo que ante tanto alboroto divisorio, lo que en verdad hace falta es escucharnos a nosotros mismos.

albertomartinezmonterrosa@gmail.com

@AlbertoMtinezM

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Iván Cancino G.

#ReformaALaJusticiaYa

La justicia necesita una reforma urgente, bien por vía legislativa, bien por constituyente, pero es urgente.

Debe buscar mejorías en muchos puntos, pero dirigida a que el colombiano de a pie encuentre soluciones rápidas y eficaces a s

Leer
Marjorie Zúñiga Romero

Despide a Un Mamerto

En tiempos de redes sociales una nueva tensión se asoma entre el derecho del trabajo y la libertad de expresión. Para entender lo que estoy diciendo, lo mejor es acudir a un ejemplo reciente. 

Una mujer publicó en su Twitter un e

Leer
Enrique Dávila

Averígüelo, a. C., Teques

P.: ¿Dónde se origina y en qué ámbito se usa la expresión ‘¡averígüelo Vargas!’? Daniel Serna Dávila, B/quilla

R.: Se usa para indicar que el desenlace de una situación o de una idea es difícil de predecir o de descifrar.

Leer
Indalecio Dangond

Relanzar el Plan Colombia

Cuando el expresidente Andrés Pastrana puso en marcha el “Plan Colombia” con el expresidente Bill Clinton en septiembre de 1.999, con el fin de fortalecer nuestras fuerzas militares para contrarrestar el narcotráfico y las guerrillas, tambi

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web