El Heraldo
Este domingo, cuando las manifestaciones cumplen 19 días, se iniciará la esperada mesa de negociación.
Colombia

Gobierno y Comité del Paro inician negociación este domingo

EL HERALDO habló con el Comité del Paro, el mediador de la Iglesia y los políticos y gremios que asistieron a los diálogos.

Francisco Maltés, presidente de la CUT y vocero del Comité del Paro, le dijo a EL HERALDO que el primer punto que tocarán este domingo en la mesa de negociación con el Gobierno es el de las garantías a la protesta.

Gobierno y manifestantes anunciaron el viernes, tras más de dos semanas de paro y de diálogos del Gobierno con distintos sectores, que se sentarán a la mesa a negociar el pliego de emergencia.

“Creemos que en esta primera reunión se deben establecer las garantías para el ejercicio de la protesta social en Colombia, que paren las masacres, la estigmatización, que se frenen los disparos de algunos uniformados y civiles contra los manifestantes y que haya investigaciones serias que permitan esclarecer los autores de estos hechos preservando el debido proceso”, dijo Maltés.

Frente al vandalismo, Hami Gómez, de la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles, también integrante del Comité, afirmó en EL HERALDO que los jóvenes promotores de las marchas “hemos sido enfáticos en que la movilización tiene que ser pacífica siempre, y hemos rechazado la violencia de donde provenga. Sabemos que hay sectores que infiltran las movilizaciones, como se ha visto en las denuncias en redes sociales, pero no ha sido el factor protagonista en este paro”.

Entre tanto, monseñor Héctor Fabio Henao, de la Conferencia Episcopal, mediador en los acercamientos entre las partes, confirmó a EL HERALDO que el asunto de las garantías a la protesta “va a ser el primer punto en la agenda de negociación y nosotros esperamos que podamos avanzar en un camino en el cual haya entendimiento sobre las garantías y que estas se hagan efectivas. La Iglesia, por supuesto, condena la violencia venga de donde venga y es el momento de pactar la exclusión de expresiones que atenten contra la vida, la dignidad o la integridad de las personas”.

Los puntos clave. Pone de presente Maltés que el punto más urgente de los seis que se plantean en el pliego de emergencia “es el de la renta básica para 10 millones de colombianos, de un salario mínimo por siete meses, porque 17 millones de colombianos se acuestan con hambre y con la pandemia el número de pobres aumentó a 21 millones y los miserables a 7 millones”.

Aunque el Gobierno anunció esta semana –en lo que fue entendido como una concesión ante la manifestación– la matrícula gratis para sectores 1, 2 y 3 del segundo semestre de este año, Gómez señala que los estudiantes piden “la matrícula cero universal, es decir para todos los estratos y no solo para el próximo semestre, sino como política de Estado. Porque ya ocurrió que para el semestre pasado y el actual el Gobierno anunció esto mismo, pero descargó la responsabilidad en las universidades y en los municipios, y hubo endeudamiento de las universidades para poder pagar”. 

También están reclamando los jóvenes “el cumplimiento de los acuerdos firmados con el movimiento universitario en el 2018 y frente a la alternancia estamos diciendo que no regresamos a los campus si los docentes no están vacunados y si el Gobierno no da los recursos para mantener los protocolos de bioseguridad”.

Monseñor Henao expuso que en estas protestas “hay un nuevo actor social que se está expresando, que son los jóvenes, de manera mucho más organizada que antes”; sin embargo, este sector de la población, advirtió, “tiene enormes desafíos porque los niveles de pobreza y desempleo en la juventud son muy altos, pero también están clamando por oportunidades académicas, y la sociedad colombiana debe escucharlos e identificar que este sector también representa una gran capacidad de transformación que debemos asumir e incorporar”.

¿Cumplir lo acordado?. El vocero del Comité del Paro asegura que para que no ocurra lo mismo que con el paro de 2019, es decir, para evitar que la mesa de negociación se diluya sin llegar a concretar puntos, han pedido el acompañamiento de la ONU y de la Iglesia, que ya han ejercido como garantes de los acercamientos.

“Los acuerdos que hagamos tienen que ser vinculantes. El país no aguanta más ‘conejazos’ como ha sucedido con Buenaventura, con Chocó y con los indígenas, y por eso es que hemos pedido el acompañaniento de la ONU y de la Iglesia”, sostiene el presidente de la CUT.

Coincide el representante de la Acrees en que esta misma veeduría debe ejercerse frente a las denuncias de violencia en la atención de las marchas: “Planteamos una veeduría internacional, hemos llevado la solicitud de que la ONU esté como veedora de los procesos, porque el problema es sistemático y tiene que haber una investigación de la ONU”.

Para el alto prelado de la Conferencia Episcopal lo principal es “construir confianza, construir capacidad de entendimiento. Pero entendemos que hay un obstáculo real allí en cuanto a las expectativas de que realmente estén negociando para hacer transformaciones, para cambiar no solamente temas transitorios relacionados con la coyuntura, sino para hacer cambios también de fondo que les permitan encontrar soluciones a las necesidades que están consignadas en el pliego de emergencia que se presentó al Gobierno hace unos nueve meses y que todavía no ha sido resuelto. En ese pliego están las aspiraciones principales del Comité del Paro y ahí se recogen los clamores de numerosos sectores de la sociedad colombiana, y es eso lo que se va a llevar a la mesa”.

Y concluyó Maltés que, por ahora, el paro sigue, a pesar de la mesa: “El paro continúa, hay una situación social muy compleja y el Gobierno debe entender que vamos a negociar en la mitad del paro para buscar condiciones que mitiguen el hambre que hay hoy en Colombia”.

Duque se reunió esta semana con distintos sectores en el marco de los diálogos.
Consensos y divergencias sobre salud

Uno de los sectores fundamentales con los que el Gobierno se entrevistó en los diálogos, sobre todo en medio de la pandemia, fue el de la salud.

Al respecto de las perspectivas de la mesa que se inicia este domingo, Carlos Dáguer, director del Comité de Aseguramiento en Salud de la ANDI, comentó en EL HERALDO que hay un consenso entre las partes en temas fundamentales, como el respeto a los profesionales de la salud, el rechazo a la violencia contra la misión médica, la obstrucción al transporte de insumos para la salud y la necesidad de acelerar la vacunación.

“Percibo que también hay consenso en contra del proyecto de ajustes al sistema de salud, pero es un consenso al que se llega por vías muy disímiles. Algunos rechazan el proyecto porque consideran que el sistema no debería estar concentrado en reformas, sino en la respuesta a la crisis sanitaria; otros consideran que debe haber una transformación de fondo, y otros, que los cambios deben producirse no en aspectos generales, sino puntuales”, señaló el exasesor de ministros de Salud como Fernando Ruiz y Alejandro Gaviria.

Agregó que las empresas agremiadas en el Comité de Aseguramiento en Salud de la ANDI consideran que un debate de esta trascendencia “no debe darse en un contexto de tanto duelo, de tanto acaloramiento político, y, mucho menos, en vísperas electorales”. Este es el caldo perfecto, advierte, para que iniciativas populistas ganen terreno y destruyan “significativos avances” que ha tenido el sistema de salud en los últimos años, e incluso “acertadas respuestas” durante la pandemia.

Concluyó Dáguer que el aseguramiento financiero “es algo que el país debe preservar. En otros países, las familias tuvieron que sacar plata de su bolsillo para costear la atención hospitalaria”. Y, también, indicó, será necesario analizar la capacidad de adaptación del sistema de salud y su flexibilidad para expandirse, “aspectos que, a nuestro juicio, fueron positivos en medio de tanta dificultad”.

Los temas que trató el Gobierno con los políticos

En el marco de los diálogos el Gobierno se reunió con su bancada oficialista y con las coaliciones por la Transformación de Colombia y por la Esperanza.

De la primera coalición, de centro y derecha, el exministro Juan Carlos Echeverry le contó a EL HERALDO que le expuso a Duque “que el país, aparte de la pandemia, tiene cinco crisis superpuestas, las que tiene que solucionar por aparte: una social, con manifestaciones de descontento; otra política, porque no tiene con quién conversar con la calle y siempre ha habido gente que sabe tener esas conversaciones y también hay una interlocucion débil con el Congreso; otra de abastecimiento, por los bloqueos; una económica que venía de la pandemia pero con esto se ha acentuado y puede llevar a que muchos empresarios se quiebren, porque los jóvenes quieren más empleo pero están matando las empresas; y una de la imposibilidad de restablecer el orden”.

De la segunda coalición, de centro e izquierda, el exsenador Juan Manuel Galán le dijo a EL HERALDO que le pusieron de presente al presidente “la importancia de sentarse a dialogar son sinceridad y buscando construir acuerdos y cumplirlos, porque la historia de los paros ha sido una historia de ‘conejazos’ por parte del Gobierno y del Estado. Además, le reclamamos por los abusos de la fuerza pública contra los manifestantes, que tampoco justifica el vandalismo ni la violencia contra la Policía, pero le dijimos que tiene que ordenar que se respeten los derechos humanos”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Te puede interesar:

DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.