Colombia

Investigan errores de protocolos de seguridad en Brigada 30 de Cúcuta

El presidente Iván Duque ofreció una recompensa de $ 500 millones por información. La Embajada de EE. UU. se pronunció y el FBI entró en la pesquisa.

El ministro de Defensa, Diego Molano, y el fiscal General Francisco Barbosa, se pronunciaron este miércoles sobre la explosión en la Brigada 30 del Ejército que dejó 36 personas heridas, una de las cuales se encuentra en uci y otra que fue intervenida quirúrgicamente.

Sobre los militares norteamericanos que se encontraban en la base, Molano reportó que "ninguno de los miembros estadounidenses que acompañan la lucha contra el narcotráfico resultó afectado de manera grave".

Y advirtió en torno a la hipótesis de que el Eln estaría detrás del hecho: "Que quede claro que los miembros del COCE (Comando Central del Eln) también tendrían responsabilidad, son terroristas y no pueden seguir posando de gestores de paz mientras cometen actos terroristas, no desfalleceremos hasta ponerlos a disposición de la justicia".

A su vez, el fiscal Francisco Barbosa describió que, de acuerdo a las primeras pesquisas, una persona ingresó en una camioneta Toyota color blanco, modelo 2017, a las 12:35 del mediodía. Entró por el control de la Brigada "e investigamos si se cumplieron los protocolos de seguridad".

Se descarta, agregó, que el conductor se haya identificado como funcionario de la Fiscalía u otra entidad.

Continuó el jefe del ente acusador: Una vez ingresó se estacionó en un lugar y mantuvo el vehículo hasta las 2:45 de la tarde. Luego este sujeto sale de la sede militar y a las 3:01 de la tarde se produce la primera explosión en una zona donde se encuentran las instalaciones de la estructura de apoyo de la Fiscalía. Y a las 3:04 de la tarde se produce la segunda explosión.

"Hemos encontrado más de 2 mil metros de cordón detonante, y se trata de determinar el tipo y la cantidad de explosivo", indicó.

El dueño de la camioneta, precisó, en la ciudad de Cúcuta, "manifestó que había negociado entre el 29 de mayo y el 4 de junio por un valor de $120 millones, y fue enviado el pago por domiciliarios. Esto está bajo investigación".

Y concluyó Barbosa: "Hay una hipótesis atada al Eln y no se descartan otras hipótesis de la Nueva Marquetalia o las disidencias del Frente 33 de las Farc".

De otro lado, el comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro sostuvo que lo sucedido "es atribuible al Frente de Guerra Urbano Nacional del Eln, cuyo cabecilla es alias Julián, quien recibe órdenes directas de alias Antonio García, miembro del COCE. Y no se descarta la participación de otros grupos criminales".

Por último, informó el alto mando que se relevó de sus cargos a servicio de guardia de la Brigada, al oficial de operaciones, al segundo comandante y al comandante del batallón de apoyo de servicios para el combate número 30.

Un soldado herido llegando a la clínica.
Similitud con el de la Santander

La forma como fue perpetrado el atentado es similar al cometido el 17 de enero de 2019 por el Eln que hizo explotar un carrobomba en la Escuela de Cadetes de Policía General Santander de Bogotá, en el que murieron 22 cadetes, entre ellos una ecuatoriana, y otras 67 personas resultaron heridas.

El autor material de ese atentado fue identificado como José Aldemar Rojas Rodríguez, quien manejaba una camioneta Nissan Patrol cargada con explosivos y se estrelló intencionalmente contra un alojamiento femenino en un ataque suicida, en medio de un​ hecho sin precedentes en la historia del país.

El Eln ratificó el suicidio al expresar públicamente que Aldemar Rojas tomó la decisión de inmolarse en el pleno de sus facultades físicas y mentales, ya que se trató de un plan estratégico.

En aquel momento, la detonación de al menos 80 kilos de pentolita dejó más de 100 personas heridas, la mayoría de ellas jóvenes cadetes que realizaban su formación como oficiales de policía. También entre los lesionados estuvieron 2 cadetes panameños y una cadete ecuatoriana, quienes recibían formación militar en la escuela policial.

Como consecuencia de lo ocurrido, el viernes 18 de enero, el presidente Iván Duque, dio oficialmente por finalizado el proceso de paz con la guerrilla del Eln y ordenó la captura inmediata de todos sus cabecillas, incluyendo los miembros de la mesa negociadora.

Dos días después el Eln emitió un comunicado adjudicándose la responsabilidad por el ataque. En la misiva argumentaba que el motivo del atentado fue una respuesta a las acciones militares realizadas por el Gobierno contra esta guerrilla cuando este había declarado un cese el fuego temporal durante la época del fin de año anterior.

La Embajada de los Estados Unidos se pronunció ante el violento hecho

En la unidad atacada había un pequeño grupo de militares estadounidenses que no sufrieron daños, según la embajada de ese país.

“Un reducido número de militares estadounidenses se encontraba en la base militar colombiana, en Cúcuta, realizando un entrenamiento con una unidad colombiana, en el momento de la explosión. Todo el personal de EE. UU. ha sido verificado y no hay reportes de heridos serios”, informó la embajada en un mensaje en la red social virtual de Twitter.

La misión diplomática agregó que “Estados Unidos se enorgullece de su cooperación duradera con las Fuerzas Armadas de Colombia, que incluye entrenamientos y ejercicios conjuntos”.

La embajada estadounidense también lamentó los heridos colombianos.

“Con dolor y tristeza enviamos nuestra solidaridad a los miembros del Ejército de Colombia heridos en Cúcuta. La cooperación con las Fuerzas Armadas colombianas es uno de los pilares en nuestros esfuerzos por combatir el crimen transnacional en la región”, manifestó.

A su vez, el presidente Iván Duque, quien encabezó el pasado martes en la noche un consejo de seguridad en la capital nortesantandereana, anunció la creación de un grupo especial de criminalística con el apoyo del FBI de los Estados Unidos.

Y el ministro de Defensa, Diego Molano, reiteró en su reporte de este miércoles que “ninguno de los miembros estadounidenses que acompañan la lucha contra el narcotráfico resultó afectado de manera grave”.

El presidente Iván Duque encabezó el martes en la noche un consejo de seguridad en Cúcuta.
Duque ofreció una recompensa de $ 500 millones por información sobre atacantes

El presidente Iván Duque, quien encabezó el pasado martes en la noche un consejo de seguridad en la capital nortesantandereana, ofreció una recompensa de 500 millones de pesos por los responsables del atentado terrorista en la base limítrofe con Venezuela.

“Se ha dispuesto de una recompensa de $ 500 millones para dar con los autores materiales e intelectuales de este acto”, dijo el jefe de Estado, al tiempo que lamentó los hechos: “Expreso mi solidaridad a nuestro Ejército Nacional por este ataque cobarde que se ha perpetrado hoy”.

Así mismo, expresó sus “deseos de pronta recuperación para tres de nuestros hombres gravemente heridos”.

También señaló algunas de las medidas que se adoptaron tras el atentado, como duplicar los puntos de control y vigilancia en el área metropolitana de Cúcuta, redoblar el plan muralla de control fronterizo en el Norte de Santander y desplegar la asistencia militar de patrullaje junto a la Policía en la zona.

En el departamento de Norte de Santander hay fuerte presencia del Eln, de las disidencias de las Farc y otros grupos criminales que se disputan el control de las siembras de coca y de las rutas del narcotráfico.

“En el departamento y en la ciudad de Cúcuta vamos a duplicar los puntos de control de vigilancia, también de requisa y de monitoreo”, explicó Duque sobre las medidas para reforzar la seguridad en la zona.

Las explosiones, que se vieron desde barrios vecinos, afectaron especialmente un área de oficinas que, según algunos militares, estaban vacías ya que parte del personal de la brigada, adscrita a la Segunda División del Ejército, está en cuarentena por la pandemia de coronavirus.

El ministro de Defensa, Diego Molano, había reportado inicialmente, el pasado martes, que una camioneta blanca cargada con explosivos había entrado a las instalaciones militares con dos hombres que suplantaron a funcionarios públicos y poco después ocurrieron dos explosiones. No obstante, el fiscal Francisco Barbosa precisó este miércoles que se trató de un solo hombre y que no hubo suplantación.

Según Molano, la primera explosión ocurrió pasadas las 3 de la tarde y minutos después ocurrió una segunda más fuerte.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Atentado
  • Ejército
  • carro bomba
  • cucuta
  • Fiscalía General de la Nación
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.