El Heraldo
Sharon y Daniel se conocieron en 2012 y al año siguiente oficializaron su relación.
Orlando Amador Rosales
Así nos conocimos

Un amor que se fortaleció en la adversidad

Sus nueve años de relación, y cuatro de matrimonio, los han vivido con la “química” que los unió desde el primer instante. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

La química que hubo durante la noche en que se conocieron hizo que Sharon Rey y Daniel Abuchaibe unieran sus vidas. Fue en 2012 que esta pareja se conoció e hizo ‘clic’ en medio de una rumba junto a sus amigos. Al recordar, Sharon expresa que “era como si se conocieran desde antes” pues se conectaron tanto que esa noche no se separaron ni un instante. Así duraron un mes, pero luego “terminaron” pues ninguno quería involucrarse sentimentalmente ya que acababan de salir de otras relaciones. 

Un año después, cuando ambos habían sanado sus corazones, volvieron a hablar. Daniel fue el que dio el paso y llamó a Sharon. La conversación fluyó y ambos “volvieron a sentir” la química que los unió por primera vez, pero, esta vez, como amigos. Luego de cuatro meses, nuevamente en una reunión entre amigos, Daniel se animó a besar a Sharon y ella le correspondió. El silencio reinó y sus amigos se sorprendieron. La pareja sabía que debían hablar, así que en la terraza ambos confesaron lo que sentían. Y así oficializaron su noviazgo.

“Esa transición fue interesante para acoplarse, pero lo máximo fue haber arrancado así como mejores amigos. Creo que eso le dio un plus muy chévere y muy bonito a la relación. Existe más confianza y ya sabes muchas cosas sobre la otra persona”, cuenta Sharon.

 

En la salud y en la enfermedad

En 2016 a Daniel le descubrieron una “bolita” en el riñón cuyo diagnóstico fue un tumor benigno. El problema se agravó cuando, después de la cirugía, su salud desmejoró y tuvo que regresar a la clínica para someterse nuevamente al quirófano. Sharon estaba junto a él en cada momento y aprovechaba los espacios que tenía para orar en una iglesia por su recuperación.

Para ella fue un momento crítico, pues pensaba que “lo iba a perder”, pero  un mes después a Daniel le dieron de alta y pasó a vivir la recuperación en casa. Él había perdido varios kilos, pero su salud ya estaba estable. 

“Esa fue la prueba de fuego. Sharon fue mi enfermera. Como apoyo vi que ahí había algo más que incondicionalidad. Eso nos demostró que esto puede ser algo mucho más fuerte para resistir muchas otras cosas”, cuenta Daniel. 
  

La familia Abuchaibe Rey se creció en 2019 con la llegada de Gibrán, su hijo de dos años. Orlando Amador
Para nosotros el final es como dice el padre: hasta que la muerte nos separe. Tenemos que apuntarle a eso
La propuesta

Antes de internarse en la clínica, Daniel le había propuesto matrimonio a Sharon. Para hacerlo estampó unas camisetas en las que cada integrante de la familia tendría una letra para completar la frase ‘Will you marry me?’ (¿Quieres casarte conmigo?) y sorprender a Sharon en una tarde familiar frente al mar. Y lo logró. En medio de los nervios previos al “sí”, se arrodilló antes de que ella pudiera leer la frase y responder. Aquel 16 de junio de 2016 se volvió una fecha inolvidable para ambos. 

Seis meses después, el 7 de enero de 2017, la pareja unió sus vidas en matrimonio. Actualmente llevan nueve años de relación, cuatro de ellos de casados, y la viven como los mejores amigos que fueron desde el principio. La química que tienen desde que se conocieron, el amor y respeto que sienten el uno por el otro es lo que consideran que “ha sido la base” de su vida en pareja. 

“Nosotros somos personas muy diferentes, pero nos complementamos mucho. (...) No es fácil. Hemos vivido momentos difíciles y de mucha alegría, pero dentro del vocabulario no está el rendirnos sino en cómo salir adelante, como mejoramos. Para nosotros el final es como dice el padre: hasta que la muerte nos separe. Tenemos que apuntarle a eso”, dice Daniel.

La llegada de Gibrán

Sharon se enteró que estaba embarazada el 9 de agosto de 2018, pero no lo hizo público hasta tener la certeza de que el bebé que venía en camino estaba sano. Solo lo sabía Daniel y juntos guardaron la sorpresa hasta estar seguros de dar la noticia. Al principio creyeron que tendrían una niña, pero la ecografía reveló que era un niño el que venía en camino. 

El 9 de abril de 2019 nació Gibrán, el primogénito de la pareja, cuyo nombre significa Gabriel en árabe y hace alusión a las raíces de Daniel. Ellos no querían un nombre convencional así que ese “encajó perfecto”. 
Gibrán acaba de cumplir dos años y junto a la pareja disfrutan de tiempo de calidad en familia. A pesar de que ambos viven ocupados con sus trabajos, sacan el espacio para conversar por mensajes o llamarse durante el día y estar pendientes del niño. 

“No conozco a un nombre tan entregado a su hijo como lo es él, colaborador extremo, no tengo que decirle que me ayude cuando ya está encima haciéndolas. Para él es algo natural y ambos tienen una conexión muy especial”, cuenta Sharon.

Cuando el niño está durmiendo aprovechan para pasar tiempo en pareja, pues “eso alimenta la relación”. También esperan seguir disfrutando de los mismos planes que hacían cuando eran novios: ir a comer, hacer karaoke, ver películas y degustar de una buena comida. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • matrimonio
  • hijos
  • pareja
  • Novios
  • Historia de vida
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web