El Heraldo
Orlando Amador
Sin photoshop

Paola Amar: liderazgo, ciencia y tecnología

En la Universidad Simón Bolívar lidera temas de innovación y tecnología. En MacondoLab ha descubierto que no hay límites profesionales para la mujer.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

El brillo de los ojos color café de Paola Amar Sepúlveda, es el reflejo de una mujer que se ha forjado con éxito tanto en su vida profesional como familiar.

Con 46 años, la barranquillera que nació en Chile, es administradora de empresa con un doctorado en Ingeniería Industrial  y la actual vicerrectora de investigación, extensión e innovación de la Universidad Simón Bolívar, y CEO de MacondoLab. Allí ha trabajado por resaltar la importancia de la mujer en la sociedad y por incentivar a los jóvenes y emprendedores a que se arriesguen a lograr cada meta que en su vida han planteado.

Como ella misma lo cuenta, Paola es “feliz” con su “familia moderna”, al lado de Reinaldo Villarreal, su pareja. Juntos trabajan de la mano para sacar adelante a sus cuatro hijos en una relación que “rompe paradigmas”.

P.

¿Qué siente al ser reconocida por el trabajo que ha venido desarrollando por más de seis años como CEO de MancondoLab?

R.

Es un sentimiento de agradecimiento porque he sido una persona muy afortunada a lo largo de la vida. Iniciando porque me premiaron con el hogar que me tocó, una familia responsable y llena de amor. A lo largo del camino me he encontrado con otras personas que me han ayudado a crecer y adicionalmente, mi disciplina y responsabilidad. Estoy en el momento más dulce de mi vida a nivel personal y profesional porque aquí en la Universidad Simón Bolívar he podido consolidar un sueño no solo de universidad sino de región y definitivamente soy una apasionada de la innovación.

P.

¿Cómo ha sido el proceso de ocupar un cargo directivo que ha sido estereotipado para hombres?

R.

 Es una doble responsabilidad porque es un mundo difícil más no imposible. Esto ha sido con muchísimo esfuerzo y dedicación porque no me he puesto trabas ni obstáculos mentales  para que segundas personas no me las pongan, eso en primer punto, y segundo ha sido una responsabilidad grandísima porque es el ejemplo para que más mujeres y niñas puedan dedicarse a esto y vean que no hay límites, porque los límites se los pone uno. Asimismo, trato de crear conciencia, sobre todo en las niñas en los aspectos culturales frente a la ciencia de la  innovación que parece ser un tema más masculino pero que no es así, porque las mujeres podemos ocupar puestos de responsabilidad en todo lo concerniente a ciencia, innovación y tecnología.

P.

¿Por qué se considera una mujer de impacto?

R.

Es muy difícil hablar de uno mismo pero creo que lo sería porque siempre me ha encantado romper barreras y paradigmas y no me da miedo. Además de que he estado siempre acompañada de un gran equipo de trabajo y otro familiar que han hecho de mí lo que hoy en día soy. Creería que por eso sería una mujer de impacto. 

P.

¿Cómo maneja su tiempo con el cargo de vicerrectora y el de docente?

R.

Al menos una vez al mes dicto clase o conferencias porque estos cargos de vicerrectores son prestados. Mi esencia real es el de una investigadora, una persona que le gusta crear que le gusta enseñar y aprende enseñando. La docencia es algo que no dejo y para estar muy al tanto de todo tengo la maravilla de poder experimentar con el mundo real, pero también sistematizar en la academia.

La administradora afirma estar “feliz” en el “momento más dulce de su vida”. Orlando Amador
P.

¿Qué le impulsa a motivar desde MacondoLab a los emprendedores?

R.

Es el tema de servir. Podemos servir de catalizadores de agentes movilizadores para que esta generación u otra se atreva a emprender, a innovar y poder apoyarlos en ese proceso. Es servir y devolver un poco de lo maravillosa que ha sido la vida, desde lo que aprendo pero sobre todo desde lo que me apasiona e implemento todos los días.

P.

¿Cómo combina su rol profesional con el personal?

R.

La organización, la calidad del tiempo y dejarse uno de culpar de que si está en una cosa, se está descuidando otra. Creo que todas llevamos ese pecado y algún día lo tuve pero la experiencia me ha hecho dejarlo a un lado. Si estoy con mi familia es tiempo de calidad y si estoy trabajando, es trabajando. Las mujeres tenemos la capacidad de estar en varios escenarios alternos.

P.

¿Qué viene para el futuro?

R.

Seguir sirviendo, apoyando a transformar cosas porque creo que estamos en un punto de quiebre, de un reseteo de muchas cosas que consideramos válidas y que hoy no lo son y podemos convertirlas en oportunidades para innovar. Quiero seguir transformando vidas porque en este trabajo se tiene el honor de hacer ese acompañamiento desde estudiantes hasta empresarios para una sociedad más justa, solidaria y unida a la tecnología.

P.

¿Qué mensaje le dejaría a las mujeres?

R.

No hay que dejar que te digan que no puedes. La primera que a veces se dice que no puede es uno misma y hay que ser conscientes de que si queremos podemos. Vamos a encontrar obstáculos pero también gente maravillosa que nos va acompañar en ese proceso que queremos. Hay que hacerle con esfuerzo y disciplina. A las mamás les insisto a que empoderen a sus hijas a que también van a poder.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • barranquillera
  • Universidad Simón Bolívar
  • Ciencia y Tecnología
  • Educación
  • Mujeres líderes
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web