El Heraldo
Desde la virtualidad Joyce Cantillo dicta charlas sobre emprendimiento.
Orlando Amador Rosales
Protagonistas

El enfoque emprendedor de una comunicadora social y periodista

La barranquillera ha encontrado su pasión en la creación de empresa desde la virtualidad. Hace poco materializó un entrenamiento para emprendedoras.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Influenciada por el hábito de ver a diario las noticias, al pie de su padre, Joyce Cantillo Altahona encontró en la Comunicación Social y Periodismo, su pasión. Fue así como inició estudios en esta carrera y en 2005 recibió su título como profesional.

Inquieta por mantenerse en crecimiento, al iniciar su carrera le fue punteando a la radio. Sus pinitos los hizo en la emisora  Toledar, luego pasó a La voz de la Costa y alterno participó en los eventos de la Universidad Autónoma del Caribe, su alma mater. Sus prácticas las hizo en EL HERALDO, donde permaneció por un año. Posteriormente siguió labrando su trayectoria en prensa escrita, en Barranquilla.

“Luego llegué a Cartagena en busca de nuevas oportunidades y allí ejercí en el medio impreso de la ciudad. Al cumplir mi ciclo y al haber terminado un posgrado en Comunicación Organizacional, me aparté de los medios impresos para tantear el campo organizacional”.

Fue así como ejerció en una agencia de publicidad, y más tarde logró el puesto de asesora de comunicaciones de la Alcaldía de Cartagena, y de jefe de prensa del Instituto de Patrimonio y Cultura de La Heroica. Culminado su contrato con la entidad, en 2010, llegó a Argentina para iniciar estudios de un posgrado en Periodismo Digital.

“Al realizar dicha carrera me fui enamorando del emprendimiento. Además, tuve cierta influencia en Buenos Aires porque allá se vive un gran ecosistema emprendedor, debido a que su gobierno local brinda cursos gratuitos para formar  a las personas en ese campo. Ahora, sé también que mi amor por el emprendimiento siempre estuvo ahí, conmigo, pues de pequeña me gustaba vender de todo”.

En ese lapso de tiempo conoció a quien hoy día es su esposo y padre de su primogénita Sophia, el bogotano Johan Romero. Al retornar a Colombia, los dos coincidieron en la idea de crear su propio negocio.
A partir de ese anhelo en conjunto y la profesión de Diseño Industrial de Johan, idearon un proyecto orientado a la creación de muebles para el hogar.

“Al comienzo pensamos en optar por la tercerización de los muebles, pero no encontramos a nadie. Ante esto mi esposo se puso manos a la obra y se encargó de hacer los productos, aprendiendo en la marcha y haciendo uso de herramientas prestadas. Todo fue con esfuerzo, hasta que el proyecto se fue dando. En este unimos nuestros talentos: él como ingeniero industrial y yo como conocedora de las app digitales”. 

La barranquillera dice que el negocio, llamado Muebles Decoviisaus, fue tomando forma como una bola de nieve, cuyos productos empezaron a comercializarse a través de las redes sociales. Hoy día la marca responde a un estudio de diseño de mobiliario, que cuenta con cinco años en el mercado y que distribuye en  todo el país.

La ‘sed’ de seguir creciendo como emprendedores los llevó a crear posteriormente snacks para perros, bautizándolos con el nombre Doggy ice.

“Íbamos a iniciar haciendo helados para perros, pero después pensamos en hacer galletas saludables, sin conservantes y sin sabor a pollo. A partir de ahí mi esposo se puso a investigar algunas fórmulas y a consultar a veterinarios. En la actualidad la marca cuenta con dos años y nuestro equipo está integrado por mujeres, quienes nos ayudan en la elaboración del producto”.

Con esta marca —indica— han participado en varias ferias de mascotas y tiene presencia en algunas veterinarias de la capital atlanticense. La meta de ella y su pareja es expandirse en la Región Caribe.

Joyce asegura que cada vez más las mujeres se apropian de su rol como lideresas en la sociedad. Orlando Amador Rosales

Emprendimiento en redes sociales

Joyce asegura que a raíz de la creación de su primera marca observó que muchos eran los cuestionamientos que surgían alrededor de si era factible o no vender a través de las redes sociales. Frente a esto explica que si bien la labor resulta compleja, sí se puede lograr, pues su experiencia en este campo así se lo ha comprobado.

“Cuando uno emprende tiene muchas dudas, así que pensé en que sería bueno transmitirles conocimientos a otras personas que no saben qué hacer al momento de iniciar un negocio virtual”.

A partir de esa premisa su enfoque, en medio de la pandemia, fue capacitar a emprendedores de manera virtual y gratuita, con el fin de que encontraran en Instagram un espacio para potencializar sus marcas. Empezó a difundir su iniciativa por medio de las aplicaciones digitales y poco a poco se fueron sumando varios emprendedores. Su reconocimiento la llevó a participar activamente en charlas y lives de Instagram, organizados por comunidades de emprendedores.

Su trayectoria y análisis del auge de las mujeres en el mundo del emprendimiento fue esencial para tomar la decisión de crear en diciembre del año pasado un entrenamiento exclusivo para mujeres emprendedoras, llamado Bootcamp Mujer Pro. Este se viene desarrollando por estos días de forma digital, cuyas charlas están orientadas a impactar vidas sobre la organización de finanzas, la parte legal en las plataformas virtuales, la formulación de estrategias, la oratoria y el manejo tanto de cámaras como del público. Dentro de sus planes está realizarlo cada dos meses. 

“Colombia es el tercer país donde más mujeres emprenden, aunque no hayan tantos espacios para que puedan capacitarse. Hoy día nosotras jugamos un rol diferente, ya nos empoderamos como mujeres líderes, capaces de hacer cambios en nuestras comunidades. También ha surgido la necesidad de independencia económica, así que nos arriesgamos a emprender para no depender de un hombre. Creo que nuestra naturaleza nos lleva a ser más arriesgadas a la hora de tomar decisiones en una sociedad que nos está teniendo mucho más en cuenta”.

Joyce sintetiza en que a la hora de emprender en el mundo digital se debe tomar en serio, pues así el público objetivo recibirá los servicios o los productos de la misma manera. También —asegura— es esencial capacitarse para que el emprendimiento crezca, además de eliminar el autosabotaje. En cuanto a quienes no han dado el paso y cuentan con la intención de crear algún negocio, “la recomendación es ver que el día perfecto para empezar es hoy y no mañana”.

Me confieso

Joyce asegura gustarle la música y el baile. A su vez dice que disfruta viajar y degustar un buen postre o un apetitoso helado. Explica que su hija Sophia, su motor, ha heredado su amor por el emprendimiento, es así como los juegos de su pequeña son: planear en un tablero charlas para sus muñecos y grabar algunos videos.

Al emprender no hay que caer en el autosabotaje. También es esencial capacitarse y tener en cuenta que hoy es el día ideal para empezar
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Protagonistas
  • Entrevista
  • emprendimiento
  • emprendedores
  • entrenamiento
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.