El Heraldo
Opinión

Un papa suramericano y jesuita

Ha sido escogido el papa número 266 de la Iglesia Católica. Después de 2.000 años de papado en los que los pontífices en su mayoría han sido italianos –196–, el cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, de 76 años, es el primer papa suramericano de la historia.

Y es un verdadero ‘palo’, pues no estaba en el sonajero de los papables. Ninguno de los que figuraban como favoritos resultó ungido. Ni los italianos Angelo Scola y Gianfranco Ravasi. Ni el canadiense Marc Ouellet. Ni los brasileños João Braz de Aviz y Odilo Pedro Scherer. Ni el estadounidense Timothy Dolan. Ni el filipino Luis Tagle. Ni el ghanés Peter Turkson. Ni el austriaco Christoph Schönborn. Ni el argentino Leonardo Sandri.

El cónclave se orientó hacia una figura que no estaba en la lista de los diez cardenales más nombrados. Pasó como suele ocurrir en la adjudicación del Nobel de Literatura, que gana el escritor más inesperado. El que nadie tenía en la carpeta de los posibles ganadores.

Es una buena noticia que el nuevo papa sea latinoamericano, lo que no significa que el hecho constituya una renovación y por lo tanto una posibilidad para reformar la Iglesia, pues lo que se conoce es que Bergoglio –a partir de ahora el Papa Francisco I– es conservador, no obstante su formación jesuita que debería inclinarlo a ser progresista, como ha sido la característica de los sacerdotes pertenecientes a la Orden Jesuita, quienes se han distinguido por su alta cultura, su vocación estudiosa y su interés por los temas científicos.

Habrá que ver si el cardenal Bergoglio es la sorpresa. En un momento de crisis del catolicismo, incrementada por la renuncia de Benedicto XVI, son retos de la Iglesia, según los expertos, retomar el Concilio Vaticano II, desdogmatizarse, y abrirse a temas como la eliminación del celibato, el control de la concepción, el acogimiento de los divorciados y la ampliación del ecumenismo.

La decisión del cónclave, en todo caso, parece una calculada jugada de mercadotecnia política, que reconoce en Latinoamérica la zona del mundo donde el catolicismo tiene el mayor número de seguidores. El problema de la Iglesia, lo han dicho los especialistas, es que si no opta por la renovación y mantiene el statu quo, va camino a la profundización de su crisis. Y a perder cada día más creyentes.

Sin duda hay razones para estar contentos con un papa suramericano, pero no se trata solo de que sea de nuestro continente: es esencial, especialmente, que logre interpretar los deseos de cambio de los feligreses.

El papa Francisco I, nacido en Buenos Aires el 17 de diciembre de 1936, gobernará a más de 1.000 millones de católicos y, como todos sus antecesores, tiene un poder enorme. Tendrá que lidiar con las disputas de poder al interior de la Iglesia que condujeron a la abdicación de Benedicto XVI. No es fácil el escenario que tendrá que manejar.

Pero si los cardenales le otorgaron su voto mayoritario es porque lo juzgaron la persona indicada para gobernar la barca de Pedro. Ojalá su papado sea relativamente apreciable en términos de tiempo, teniendo en cuenta su avanzada edad. Recordemos que la Iglesia ha tenido pontífices muy fugaces, como Urbano VII y Juan Pablo I, que duraron solo 13 y 33 días, respectivamente, en contraste con Pío IX y Juan Pablo II, que rigieron por 31 y 26 años, en su respectivo orden.

Comienza la era de Francisco I, y esperamos que con ella gane la Iglesia y Latinoamérica.

Ahora disponible en: Spotify
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Editoriales

El Heraldo
Editorial

PAE a cuentagotas

Justo cuando comienza el cuarto mes del año en curso y dos meses después del inicio del calendario académico, de los siete departamentos de la región Caribe tres no han comenzado aún a ejecutar el Programa de Alimentación Escolar al que est

Leer
El Heraldo
Editorial

Inflación sin control

La decisión de la Junta Directiva del Banco de la República de subir las tasas de interés al 5 %, en un nuevo intento para contener la galopante inflación en el país, podría quedarse corta o ser insuficiente ante el alza de los precios que,

Leer
Ver más Editoriales
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.