El Heraldo
El defensor del pueblo, Jorge Armando Otálora, es acusado de supuesto acoso sexual y laboral. Archivo
Colombia

Escándalo por presunto acoso salpica a defensor del pueblo

Tras las acusaciones, representantes de algunos sectores políticos piden a Jorge Otálora que renuncie. El funcionario asegura que tuvo una relación con su subalterna.

El defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora Gómez, protagoniza un escándalo a raíz de las nuevas revelaciones conocidas sobre el aparente acoso sexual al que habría sometido a quien fuera su secretaria privada, la abogada y ex reina de belleza Astrid Helena Cristancho Palacio. La mujer renunció en noviembre pasado a su cargo alegando un frecuente maltrato verbal que recibió de Otálora Gómez durante los dos años que trabajó en la entidad.

Al conocerse en las últimas horas que el presunto acoso por parte del defensor no solo habría sido laboral, sino también sexual, distintos voceros de sectores políticos, sociales y populares se pronunciaron pidiendo la dimisión de Otálora Gómez, al tiempo que reclamaron la acción inmediata del procurador Alejandro Ordóñez Maldonado a fin de que inicie un proceso disciplinario, y de las autoridades competentes para que se abra una investigación penal por la aparente conducta del defensor.

Otálora Gómez (Chocontá, Cundinamarca, 1967), fue elegido en agosto de 2012 por la Cámara de Representantes. Con una votación mayoritaria de 126 votos de 136 posibles, el hoy cuestionado defensor del Pueblo superó a los otros dos miembros de la terna (Emperatriz Linares y Olga Lucía Gaitán) que fue puesta a consideración  del Legislativo por el presidente Juan Manuel Santos Calderón. Otálora asumió finalmente luego de haber renunciado como magistrado del Consejo Superior de la Judicatura.

Según la Constitución Política de Colombia de 1991, el defensor del Pueblo hace parte del Ministerio  y su elección, para un periodo de cuatro años, le compete a la Cámara Baja, corporación que; sin embargo, no tiene la potestad de investigarlo. El jurista y ex director del DAS Ramiro Bejarano le confirmó a EL HERALDO, que en este  caso es la Fiscalía la que debe investigar y, si es el caso, acusar ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

La misma carta política establecía que la Defensoría dependía administrativamente de la Procuraduría General de la Nación; no obstante, un acto legislativo de 2015 modificó la norma, de tal manera que el organismo que hoy dirige Otálora Gómez es autónomo, aunque el procurador mantiene la competencia de investigarlo disciplinariamente; así lo aclaró el constitucionalista José Gregorio Hernández.

Desde noviembre no pasa nada. Cuando se conoció la renuncia de la secretaria Astrid Cristancho, el procurador Ordóñez Maldonado anunció que abriría una investigación porque en su despacho ya reposaban varias de denuncias por acoso laboral en contra de Otálora Gómez, pero de acuerdo con fuentes consultadas por este medio, como la representante a la Cámara Ángela María Robledo, el país no conoce ningún avance de tal investigación.

En ese momento, a raíz de las notas de prensa que denunciaban la conducta irregular del defensor, este convocó a varios de sus más cercanos funcionarios con el objetivo de que firmaran un comunicado que desmintiera las acusaciones de acoso; precisamente este fue uno de los detonantes para que Cristancho Palacio tomara la determinación de dejar el cargo porque, según lo dijo en su carta de renuncia, no estaba dispuesta a mentir.

Qué puede pasar con el defensor. Hernández, ex presidente de la Corte Constitucional, explica que el procurador tiene la facultad de suspender o destituir al defensor, previo un debido proceso. En la primera de las opciones, el jurista advierte que es una situación que no se va a dar de la noche a la mañana, pero es la salida más rápida en caso de que Jorge Armando Otálora no renuncie.

Si la titularidad del cargo queda vacante, cree la representante Robledo, lo más sano es que el segundo al mando en la Defensoría del Pueblo asuma como encargado, mientras el presidente selecciona la terna para presentar a la Cámara. Cabe aclarar, como lo señala Hernández, que el periodo del defensor es constitucional y no personal, es decir, que en la eventualidad de que Otálora no culmine su periodo, el nuevo defensor, elegido por la Cámara, solo estaría hasta agosto.

Las dudas sobre el defensor. Ángela María Robledo recordó que ella estuvo presente en la elección de Jorge Armando Otálora, pero que no votó por él, entre otras cosas, por la forma como adelantó la campaña. Según ella, sin haber renunciado como consejero de la Judicatura, Otálora Gómez postuló su nombre y tomó ventaja frente a las dos mujeres  con las que competía.

Por su parte, Ramiro Bejarano calificó a Otálora Gómez como “un personaje gris” amigo del procurador, de un grupo de periodistas y del polémico empresario William Vélez, con quienes suele tener almuerzos que se prolongan hasta horas de la noche. “Es un puestero, no un jurista”, afirmó Bejarano del defensor.

Sobre los rumores que han circulado de una supuesta relación sentimental entre Otálora y su ex secretaria privada, Bejarano señala que es una “mezquindad, una canallería” ya que los chats y las fotos que delatan a Otálora revelan que la mujer desde el principio marca una distancia limitando el vínculo con su jefe exclusivamente al ámbito laboral.

A su turno, la parlamentaria Robledo, que ha trabajado durante mucho tiempo casos de violencia contra las mujeres, afirma que hay una serie de factores que confluyen para determinar que sí hubo una situación de abuso de parte de Otálora. “Para mí, la víctima es ella”, aseguró, y añadió que más allá de la buena gestión de algunas defensorías delegadas, “a las mujeres nos surge una enorme duda sobre el garante de los derechos niños, hombres y mujeres”.

“Pensamos hasta tener un hijo”

El funcionario le salió al paso a las declaraciones en su contra por acoso sexual que hizo su secretaria privada Astrid Helena Cristancho Palacio. Otálora aseguró que tuvo una relación consentida con la abogada que, según él, duró más de un año. “Sostuve una relación sentimental con la doctora Astrid Helena Cristancho que duró más de un año, una relación libre, de mutuo acuerdo, entre dos personas solteras”, afirmó Otálora Gómez. El defensor del pueblo agregó que la relación fue tan importante que incluso pensó en tener un hijo con su secretaria privada. Sobre las fotos publicadas en las que aparecen él y algunas imágenes de conversaciones por chat, reiteró que el lazo emocional que hubo con Cristancho Palacio fue importante, “por eso traté de conservar esa intimidad, claro que esas fotografías se presentaron en medio de una relación muy bonita”. Otálora dijo que no piensa en renunciar.

Ofensas y hoja de vida

Jorge Armando Otálora es egresado de la Universidad Externado de Colombia y en su hoja de vida se cuenta que empezó como abogado visitador de la Procuraduría. Fue decano de la facultad de Derecho de la Universidad Manuela Beltrán y fungió como vicefiscal en la época  de Mario Iguarán. Antes de ser elegido defensor del Pueblo se desempeñaba como magistrado del Consejo Superior de la Judicatura, corporación para la que fue ternado por el expresidente Álvaro Uribe Vélez con el apoyo de Germán Vargas Lleras. Según Cristancho Palacio, de quien se espera instaure la correspondiente denuncia penal ante la Fiscalía, Otálora Gómez solía utilizar términos como: “estúpida”, “cállese”; “usted no sabe nada”, “bruta; las mujeres no entienden de eso”. La exfuncionaria dijo en su momento que no tomó una decisión antes por miedo a perder su trabajo y porque sentía que estaba haciendo una labor importante para el país desde la Defensoría.

Estas son las conversaciones y una de las fotografías que reveló ayer Daniel Coronell en la revista ‘Semana’:



 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.