Mundo | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
El Heraldo
Captura de pantalla.
Mundo

Twitter suspende permanentemente la cuenta de Donald Trump

“Hemos suspendido permanentemente la cuenta debido al riesgo de una mayor incitación a la violencia”, dijo la red social.

Twitter anunció este viernes que ha suspendido permanentemente la cuenta en la red social del presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, ante "el riesgo de una mayor incitación a la violencia" por su parte.

La cuenta personal de Trump en la red social, @realDonaldTrump, que ha sido una de sus herramientas más poderosas de Gobierno durante los últimos cuatro años, aparece en blanco, sin siquiera las fotos de perfil del presidente, y con el mensaje "cuenta suspendida".

"Tras una revisión minuciosa de los tuits recientes de la cuenta @realDonaldTrump y el contexto que los rodea, hemos suspendido permanentemente la cuenta debido al riesgo de una mayor incitación a la violencia", indicó Twitter en un comunicado publicado en su blog oficial.

La red social ya suspendió temporalmente este miércoles la cuenta de Trump durante doce horas, después de que el presidente justificara en un tuit el asalto al Capitolio por parte de sus simpatizantes, que resultó en cinco muertos, al menos trece policías heridos y todo tipo de destrozos en la sede del Legislativo.

"Dejamos claro el miércoles que cualquier violación adicional de las reglas de Twitter resultaría potencialmente en esta misma medida", añade el comunicado.

Tras recuperar su cuenta, Trump tuiteó este jueves un video en el que condenaba el asalto al Capitolio y reconocía la derrota en las elecciones de noviembre, y este viernes emitió otros dos mensajes.

Fueron esos dos tuits los que llevaron a Twitter a tomar la decisión que quitarle permanentemente la cuenta a Trump, tras concluir que violaban su política sobre la glorificación de la violencia.

En el primero de esos tuits, Trump declaró: "Los 75.000.000 de grandes patriotas estadounidenses que votaron por mí, ESTADOS UNIDOS PRIMERO y HACER A ESTADOS UNIDOS GRANDE OTRA VEZ, tendrán una VOZ GIGANTE en el futuro".

"¡No se les faltará el respeto ni serán tratados injustamente de ningún modo, manera o forma!", agregó.

En el segundo, el mandatario saliente anunció: "A todos los que me han preguntado, no iré a la toma de posesión el 20 de enero", en referencia a la investidura del presidente electo, Joe Biden.

Twitter consideró que el anuncio de que no irá a la investidura "lo están recibiendo muchos de sus seguidores como una confirmación de que las elecciones no fueron legítimas y como una marcha atrás de su compromiso previo" con una "transición ordenada" el 20 de enero.

Además, ese tuit también "puede servir como aliento a quienes puedan estar considerando actos violentos (al dejarles claro) que la investidura sería un objetivo 'seguro', porque él no asistirá", añadió Twitter.

La red social recordó que ya han empezado a difundirse, dentro y fuera de Twitter, "planes de futuras protestas armadas, incluida una propuesta para un ataque secundario al Capitolio de EE.UU. y edificios de capitolios estatales el día 17 de enero".

"El uso de las palabras 'patriotas estadounidenses' (en el primer tuit) para describir a algunos de sus seguidores también se está interpretando (en la red) como apoyo a aquellos que cometieron actos violentos en el Capitolio", continuaron los responsables de la red social.

Por último, indicaron que la promesa de que sus seguidores tendrán una "VOZ GIGANTE en el futuro" y que "no se les faltará el respeto" se está tomando en las redes como una señal de que Trump "no planea facilitar una 'transición ordenada'", sino seguir "apoyando, empoderando y escudando a quienes creen que ganó las elecciones".

Se trata de una medida extraordinaria por parte de Twitter, que durante años se negó a censurar tuits de Trump por considerar que estaban en el interés público dada su condición de presidente, pero recientemente empezó a etiquetarlos con advertencias de que contradecían los hechos o datos oficiales, sobre todo en lo relativo a los resultados de las elecciones de noviembre.

Trump anuncia que no irá a la toma de posesión de Biden

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este viernes que no asistirá el próximo 20 de enero a la toma de posesión de su sucesor, el demócrata Joe Biden.

"A todos los que me han preguntado, no iré a la toma de posesión el 20 de enero", dijo Trump en un lacónico tuit.

En otro mensaje anterior, el gobernante saliente había mandado un mensaje a sus seguidores:

"Los 75.000.000 de grandes patriotas estadounidenses que votaron por mí, ESTADOS UNIDOS PRIMERO y HACER A ESTADOS UNIDOS GRANDE OTRA VEZ, tendrán una VOZ GIGANTE en el futuro".

"¡No se les faltará el respeto ni serán tratados injustamente de ningún modo, manera o forma!", agregó.

Otros rechazos

Esta no es la única vez que ocurre un hecho parecido pues otros tres presidentes se han rehusado a asistir a las ceremonias de inauguración del mandato del nuevo presidente.

La primera vez ocurrió en 1800 cuando John Adams perdió la reelección ante su propio vicepresidente Thomas Jefferson. Adams decidió dejar la capital a las 4 de la mañana del 4 de marzo (otra de las fechas en las que se ha realizado la ceremonia).

La segunda ocasión fue por John Quincy Adams en 1830. El hijo de Johan Adams le siguió por completo los pasos a su padre, al tampoco asistir a la ceremonia de posesión de Andrew Jackson y dejó la ciudad un dia antes.

Ambos de partidos que actualmente son nacional-republicano.

El tercer presidente en no asistir a la ceremonia fue el demócrata Andrew Johnson, vicepresidente de Abraham Lincoln y quien ascendió al poder después que este fuese asesinado.

Johnson debía entregar la presidencia a Ulysses S. Grant en 1869 pero este se rehusó a asistir y de hecho se quedó en la Casa Blanca firmando una legislación que había pendiente. De igual forma Grant ya había rechazado la idea de ir en el mismo carruaje que Johnson.

Aún no se sabe si la primera dama Melania Trump y los hijos de este tampoco asistirán. Los rumores que circulaban es que la familia Trump pretendía hacer un evento paralelo a la inauguración para tratar de robar protagonismo.

La ceremonia

Por ley el evento se realiza el 20 de enero desde 1937 como parte de la ratificación de la vigésima enmienda de Estados Unidos. 

Usualmente comienza alrededor de las 11:30 a.m. (hora local). Normalmente son vendidas hasta 200 mil entradas para el evento, pero este año debido a las restricciones y medidas para prevenir la Covid solo se venderán mil entradas. 

Además oficiales han dicho que no habrá la tradicional caminata por toda la avenida Pensilvania sino que habrá un desfile virtual por todo Estados Unidos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Todo lo que usted necesita saber sobre la vacunación contra la COVID-19

Conoce más aquí

Más noticias de:

  • Donald Trump
  • Twitter
  • suspensión
  • Redes Sociales.
  • presidente
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web