El Heraldo
Sofía Ruiseco posa en la sala de su casa, situada en el norte de Barranquilla.
Orlando Amador Rosales
Millennials

Cuando la creatividad se estimula desde el maquillaje

La comunicadora Sofía Ruiseco se dedica a brindar cursos y asesorías de maquillaje. Dentro de sus proyectos está el lanzamiento de sus brochas.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Madurar y replantear su destino llevó a la comunicadora social Sofía Ruiseco a encontrar una pasión vehemente en el mundo del maquillaje. 

En ese camino de aprendizajes primeramente se graduó de la universidad y luego se trasladó a París (Francia), donde tenía como fin aprender francés y donde poco a poco se le fue presentando la oportunidad de acercarse a la industria de la moda, específicamente trabajando de la mano del diseñador Esteban Cortázar.

Posteriormente ingresó al área de Mercadeo en la empresa cementera Ultracem. Vivir esa experiencia fue necesaria para entender que su futuro no estaba en sintonía con el rol que estaba cumpliendo. Pero alterno a esto se dedicó a buscar en YouTube tutoriales que le permitieran descubrir, aprender y aproximarse al mundo del maquillaje.

En un verano aterrizó en Madrid (España), con el propósito de ingresar al Condé Nast College Spain. Allí llegó para realizar un curso que estaba relacionado con fashion styling. En este aprovechó la realización de las sesiones fotográficas para canalizar su concentración en el maquillaje. Esto finalmente fue esencial para que recibiera conocimientos de forma empírica.

“Cuando retorné a Colombia hice un curso de automaquillaje con Sofía Aldana. Con ella mejoré mis técnicas. Luego conocí a la maquilladora Andrea Burbano y se me dio por preguntarle si ella dictaba cursos profesionales. Cuando me respondió que sí le comenté que yo quería aprender a maquillar a la gente y me dijo que de una. Hablé con mi mamá y ella me expresó que me veía muy metida en el tema y que me apoyaría regalándome el curso”. 

Fue así como Sofía, hoy día de 27 años, renunció a su trabajo para dedicarse 100% a su curso y brindar servicios en maquillaje social, haciéndolo a domicilio o en el baño de su cuarto. Explica que luego de un tiempo esta experiencia pudo trasladarla a un estudio de maquillaje, lugar que materializó como su sitio soñado. Allí —dice— pudo perfeccionar sus técnicas, conocer a muchas personas y mostrar el talento que tenía en sus manos.

En ese proceso también descubrió su gusto por enseñar. Sumergirse totalmente en este arte finalmente la llevó a repensar en qué estaba pasando con sus relaciones sociales, pues cada vez más se hacía imposible compartir tiempo de calidad con sus más allegados.

“Yo me di cuenta que me compenetré tanto que no estaba teniendo vida social, así que me puse a pensar en qué era eso que tenía relación con el maquillaje que podía hacer sin que me consumiera tanto, y fue ahí que llegó la idea de dedicarme a los talleres de automaquillaje y de cerrar mi estudio”.

 

Orlando Amador Rosales

Con la llegada de la pandemia —explica— exploró la idea de concentrarse en la creación de contenido para las redes sociales, dar clases virtuales y en el lanzamiento de un producto de marca propia.

“En la búsqueda del producto que quería crear pensé en que antes yo me hacía llamar Sofía Brush, así que qué mejor manera de recordarlo que lanzando brochas, si siempre me han gustado. Así que lo decidí y una tía me dijo que en China las podían hacer, a raíz de ahí pedí muchas pruebas en ese país hasta que di con las que me pudiera sentir bien. Finalmente mandé las especificaciones y me las hicieron como yo quería”.

Hoy, con la creación de siete brochas para la piel del rostro y nueve para los ojos, Sofía da a conocer que prevé lanzarlas al mercado a mediados de este mes (julio), ensayándolas y mostrando su funcionalidad por medio de videos cortos. Estas, asegura, llegarán a comercializarse a través de su página web, la misma que creó por sí sola gracias a su ingenio.

“En esta plataforma cuento con un blog que contiene temas sobre la industria, recomendaciones de productos y tips para maquillar, entre otros temas. Adicionalmente tiene la parte de compra de los cursos virtuales, las asesorías, información sobre mí y pronto le agregaré lo de la venta de las brochas. En sí es un sitio en que no solo encontrarán productos y servicios que están a la venta, sino también información valiosa para los amantes del maquillaje”.

Ayudar al prójimo es otro de los gustos de Sofía. Es así como al llegar fin de año se ha dedicado a vender los maquillajes que no usa junto con algunos atuendos de su armario para recolectar recursos que destina a la Fundación Casa Abel Francisco Carbonell, que tiene presencia en Malambo y que resguarda a menores de edad. Dice que espera seguir haciéndolo anualmente, ya que uno de sus propósitos es seguir apostándole a su responsabilidad social.

Para Sofía el makeup es una herramienta que “empodera y sube la autoestima”, además, “saca la mejor versión de las personas y da una fuerza indescriptible”. No transforma el rostro, pero “sí resalta nuestras facciones y nos hace sentir bellas”.

“Mi faceta como maquilladora ha sacado de mí toda esa creatividad que no conocía (...) Un tip que le doy a mis alumnas es que la práctica es importante, pues nadie se maquilla perfecto de la noche a la mañana. También es fundamental conocer nuestra piel y cuidarla porque de esta depende el resultado final de un buen maquillaje”.

En la actualidad se dedica al maquillaje editorial, a sus cursos y asesorías, así como al lanzamiento de sus brochas. Enfatiza en que con esta pasión, que se ha convertido en su diario vivir, desea seguir creando productos bajo su marca personal de Sofía Ruiseco.

“He pensado en crear muchas otras cosas más, pero más adelante las irán conociendo. Mi meta es ser reconocida internacionalmente porque quiero crecer por todo el mundo. También anhelo abrir mi canal de YouTube y creo que pronto empezaré a trabajarlo, de momento sigo teniendo  presencia en Instagram como @bysofiaruiseco y en TikTok”.

En la actualidad Sofía disfruta de su tiempo libre cocinando, especialmente pastas, departiendo con sus amigas y organizando eventos, viajes y planes para el fin de semana.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Te puede interesar:

DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.