El Heraldo
La superintendente de Servicios Públicos, Nathasha Avendaño.
Magdalena

“Las cámaras de seguridad de Essmar estaban tapadas”: Superservicios

Tras la intervención, la superintendente explicó la actual situación de la empresa que maneja los servicios públicos en Santa Marta.

El 22 de noviembre fue un día caótico al interior de la empresa de Servicios Públicos de Santa Marta (Essmar). Hubo desmanes, vidrios rotos, quejas, inconformidades, una turba enfurecida, enfrentamientos y supuestos abusos por parte de miembros de la Policía Nacional tras la intervención de la Superservicios.

Luego una semana de la toma de posesión, la superservicios Natasha Avendaño dialogó con EL HERALDO y contó detalles de cómo ella y su equipo vivieron esa álgida jornada, las irregularidades que han encontrado y las deficiencias técnicas, operativas y financieras en las que se encuentra sumergida la empresa.

 

P.

¿Qué motivó a la Superservicios a intervenir la Essmar?

R.

La toma de posesión está motivada en la incapacidad de la empresa para prestar adecuadamente los servicios de acueducto y alcantarillado. Y esto se deriva principalmente del informe de vigilancia especial que se realizó por más de dos años a la Essmar, en la cual los resultados que se entregaron en el mes de agosto demuestran que los indicadores de continuidad, de calidad, de presión, de pérdidas son indicadores que distan mucho de lo que idealmente se considera en la regulación como la de un  prestación de calidad. Además, la situación tan financiera tan deplorable en que se encuentra la empresa y que obviamente se evidenció con un déficit año a año.

P.

¿Qué se puede decir a nivel financiero?

R.

 A corte del 31 de octubre, porque faltan incluir muchas facturas del mes de noviembre que seguramente no habían presentado en la toma de posesión, las deudas ascendían a 75 mil millones de pesos. La situación financiera de la empresa y la incapacidad de prestar adecuadamente los servicios públicos fue lo que motivó a tomar la decisión.

P.

Un informe reveló que el agua no es apta para el consumo humano en Santa Marta, ¿cree que esto es lo más crítico?

R.

Se evidenció que hubo unos meses, entre los años 2019 y 2020, que se entregó agua no apta para el consumo humano en algunos puntos de Santa Marta. Esa es una de las preocupaciones porque se suministró agua sin calidad. La Comisión de Regulación establece unos valores mínimos de presión para garantizar la prestación del agua, unos valores mínimos de calidad, unos  valores máximos de pérdidas y, en el caso del distrito, la Essmar tiene unas pérdidas de agua que llegan casi al 60 %. Esto implica que de 100 pesos que está produciendo, está perdiendo el 60.

P.

¿Cómo fue la toma de posesión de la empresa?

R.

Fue una situación bastante caótica. Nosotros llegamos como a las 9:45 de la mañana a ejecutar la medida de toma de posesión. Siempre para estos procedimientos se solicita el acompañamiento de la Policía Nacional. Pero es un acompañamiento más preventivo por dos razones. La primera es porque lo más importante que se tiene que garantizar es la protección de la infraestructura. Es decir que por la toma de posesión no se vaya a presentar un acto vandálico en contra a la infraestructura porque al pasar esto queda afectado el servicio. 
Cuando llegamos la exgerente (Patricia Caicedo) no se encontraba presente; entonces, a quien se le notificó del acto fue al secretario general en su momento, el señor Carlos Páez. Se le notificó y nosotros procedimos a hacer la fijación de los avisos como establece la norma en las sedes de la empresa en toda la ciudad. Logramos tener ahí en la empresa una conversación con todos los empleados que habían, que eran más de 100 personas, para explicarles, aclararles, darles un parte de tranquilidad e invitarlos a hacer parte del trabajo de la nueva agente especial. Les explicamos cuál era el alcance de la figura. Fue una agenda bien pacífica hasta ese momento.

P.

¿Qué pasó después?

R.

Todo estaba funcionando muy bien. Les dijimos que entendíamos sus incomodidades, que entendíamos que era una medida un poco intrusiva, pero lo que queríamos era que ellos hicieran parte del ejercicio y nos ayudaran a sacar adelante la prestación del servicio. A las 11 de la mañana teníamos una rueda de prensa, estuvieron los colegas periodistas y, antes de darle inicio, llegó la señora Patricia Caicedo en un tono bastante desafiante y grosero. Yo la escuché a pesar de no tener la obligación de hacerlo porque ya ella en ese momento no estaba vinculada laboralmente a la Essmar. Sin embargo, la dejamos ingresar. Yo le escuché toda su diatriba política a la cual yo solo le respondí que la intervención estaba argumentada técnicamente y que ella tenía recursos de ley para interponer, pero que yo no iba a referirme a nada distinto a lo que estaba escrito en la resolución.

P.

¿Y luego?

R.

Pasamos a realizar la rueda de prensa y, justo cuando se estaba acabando, ella (Patricia Caicedo) y otros funcionarios de la Alcaldía y de la Gobernación que habían estado llegando, empezaron a arengar y a calentar los ánimos de los empleados. Y, de repente, lo que pasa es que se viene una turba que tumbó la reja y casi se nos meten a la gerencia. Nos tocó encerrarnos, la Policía le tocó defender la puerta y nosotros adentro protegiéndonos. Quebraron unos vidrios de la oficina de al lado. Se salió de control la situación y justo en ese momento, cuando la situación se tornó violenta y se estaba afectando la infraestructura de la empresa y, además, se estaba poniendo en riesgo la integridad física de los funcionarios del Gobierno nacional que estábamos ejecutando la medida, decidieron que ingresara el Esmad para que pudieran controlar la situación. Estuvimos 10 horas encerrados en la oficina con gritos y turba. Yo pensé que iban a tumbar la puerta. Estos tipos llegaron con toda la agresividad posible.

P.

Se conoció que algunos funcionarios del Essmar intentaron eliminar documentos…

R.

 Al día siguiente desaparecieron unas carpetas que habíamos dejado en el escritorio de la agente especial. Unas carpetas que habían tenido un movimiento muy sospechoso. Esas carpetas, que eran carpetas de contrato, desaparecieron. Empezaron a aparecer unas carpetas con contratos firmados, con unas cosas irregulares (sic). El equipo encontró las cámaras de seguridad del lado del archivo y de la oficina jurídica tapadas con post tips (memos). Hubo por un lado resistencia y, por el otro lado, había movimientos que daban indicios de que estaban ocultando cosas. En ese momento la agente especial dio la orden de sacar la orden para preservar su integridad y garantizar la cadena de custodia.

P.

¿Qué ha pasado desde la intervención?

R.

Lo más importante es la garantía de la prestación de los servicios públicos a los usuarios. Nos hemos enfocado mucho en tener ese diagnóstico muy rápido de cuáles son esas cosas urgentes en las que se necesita hacer una intervención para garantizar que no se vaya a seguir presentando colapsos en los servicios de acueducto y alcantarillado que se han presentado en los últimos meses.

P.

¿Qué han encontrado?

R.

Nosotros encontramos una infraestructura muy deficiente, con falta de mantenimiento, con falta de inversión en lo básico, que es tener bombas de respaldo, en garantizar que las adecuaciones que se hacen sean  arreglos que duren. Todo es remiendito por aquí y por allá. En eso se ha enfocado el equipo técnico, en tener un inventario de cuáles con esos urgentes para poder empezar a gestionarlos muy rápido. Todo teniendo en cuenta que viene la época de mayor ocupación turística de la ciudad. La cifra preliminar de deudas es 75 mil millones, pero es susceptible a incrementar porque faltan 22 días de facturas del mes de noviembre. También nos hemos encontrado con el tema de los contratistas de los carrotanques.

Instalaciones de la Empresa de Servicios Públicos del distrito de Santa Marta.
P.

¿Qué sucede con esa contratación?

R.

Hay una empresa que es contratista de la Essmar que es la que provee los carrotanques. Es una persona que tiene ese contrato de todo. Una de las preocupaciones que hemos tenido es cuál fue el estudio de mercado de condiciones de competencia para contratar este servicio. Es un contrato costoso. La pregunta es si era la mejor alternativa. Eso lo está revisando la agente especial porque aquí tenemos que responder por cada peso y por ser responsables en que los costos de esta empresa intervenida tienen que ser los más eficientes para garantizar la prestación del servicio.

P.

¿Cuál es el rol de la agente especial y cuál es el rol de la Superservicios?

R.

 Quien tiene la responsabilidad legal de tomar todas las decisiones en la Essmar es la agente especial nombrada Yajaira Díaz, que es una persona competente y que tiene trayectoria y con capacidad gerencial para este reto, con el objetivo fundamental de garantizar la prestación de los servicios y de garantizar la estabilidad financiera y operativa de la empresa. El rol de la Superservicios será, a través del fondo empresarial, apoyar con recursos para garantizar la prestación de ese servicio y obviamente acompañar ese proceso para que no se produzca ningún tipo de afectación a los usuarios en la transición.

P.

¿Cómo calificaría la situación de la Essmar?

R.

Es una situación crítica y por eso decidimos hacer la intervención. La evidencia habla por sí sola. Los últimos tres meses de rebosamientos del alcantarillado de Santa Marta no son circunstanciales. Sucedieron precisamente a la falta de mantenimiento y de ejecución de obras de planeación. Y obviamente a la deficiencia en la infraestructura de la prestación de servicios. Es una situación crítica, pero que tenemos todo el compromiso desde el gobierno nacional para empezar a mejorar muy prontamente. Es una situación que requiere también el concurso de todos los samarios para ayudar y para poder acompañar un proceso de mejora gradual.

El día de la intervención de Essmar hubo desmanes y enfrentamientos.
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.