Editoriales
Actualizado hace 3 años

Los retos del idioma

Hoy, al celebrar el Día de la Lengua española, es la oportunidad propicia para debatir cómo ha cambiado el lenguaje. Preservarlo no es solo tarea de maestros.

Cada Día del Idioma es el pretexto para hablar del estado de nuestra lengua y de las amenazas que, según los expertos, se ciernen sobre el castellano.

Hoy, cuando a través de los dispositivos móviles los más jóvenes se comunican usando expresiones como “Ola k ase”, surgen los temores de que el idioma termine convirtiéndose en un jerigonza indomable carente de normas que permitan una fluida comunicación.

Si bien las lenguas son vivas y sus cambios los define el mismo uso cotidiano y callejero, los nuevos recursos gráficos llamados emojis abrieron hace algunos años nuevos caminos en las dinámicas comunicativas, lo cual es visto, desde ciertos sectores, como una amenaza. Lo anterior, aunado a la abolición espontánea de los signos de puntuación, que impiden la claridad de lo que se dice, termina por transformar frases y cambiarles sus significados.

Padres y maestros se enfrentan al dilema de enarbolar la lucha en pro de la defensa del idioma o permitir que los vientos de cambio decidan el rumbo que toma la lengua.

Cada generación les imprime su propia identidad a las expresiones sociales. El complicado reto de los académicos de la lengua es conciliar las nuevas manifestaciones con la salvaguarda de las normas gramaticales y el acervo lingüístico.

El idioma ha sido, históricamente, factor de cohesión de los pueblos, además, por supuesto, de instrumento de comunicación entre personas y naciones. El español es hoy el tercer idioma más hablado del mundo, aglutinador de una comunidad de 550 millones de personas repartidas básicamente entre América Latina, España y EEUU.

Nunca está de más abogar por la protección de ese idioma potente y rico en matices. No se trata de satanizar los usos de las nuevas tecnologías. Al contrario, las academias intentan permanentemente sintonizar con el mundo circundante mediante la incorporar al español de neologismos como “wasapear” o “selfi”. Pero conviene al mismo tiempo velar por la protección de la lengua de Cervantes desde las aulas y a través de los medios de comunicación. 

Las nuevas formas de comunicarse moldean las lenguas y le dan un nuevo ropaje. Sería ingenuo y hasta inútil creer en el idioma como un ente inmune a los cambios, cuando es precisamente lo contrario: el reflejo de las épocas y testigo de las transformaciones.

Dentro de este escenario dinámico del lenguaje, es de suma importancia promover el hábito de la lectura entre las nuevas generaciones para que afronten los nuevos modos de expresión con el bagaje de una sólida base cultural.

Recordar los aniversarios de las muertes de Miguel de Cervantes Saavedra y William Shakespeare es siempre un buen motivo para propiciar la conversación sobre la importancia y el respeto por la lengua.

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de Anónimo
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web