Editoriales |

La primera condena

Una juez de Riohacha condenó a 43 años de cárcel por feminicidio agravado a Édgar Tobías Amaya por la muerte de su esposa y madre de sus ocho hijos, lo que sienta un precedente en un territorio en el que el matriarcado impera junto a un machismo exacerbado.

La triste y fatal historia de los feminicidios en La Guajira es dolorosamente larga. Los indicadores no son precisos, pero se sabe de una extensa y sufrida lucha de la mujer contra la violencia intrafamiliar en ese departamento en el que, cual exótico es, rigen unas leyes ancestrales en las que el matriarcado impera junto a un machismo exacerbado.

Esta vez, una decisión judicial emitida por una mujer –la juez Primera Penal del Circuito de Riohacha, Naike Pimienta Reverol– condenó a 43 años de cárcel por feminicidio agravado a Édgar Tobías Amaya por las agresiones permanentes y por la muerte de su esposa Patricia María Uriana, la madre de sus ocho hijos.

El fallo es claro: la víctima era sometida a violencia física y psicológica en el seno de su hogar, delante de sus hijos. Y no solamente evalúa el homicidio como lesión al bien jurídico de la vida, sino también la violación a la dignidad, libertad e igualdad de quién ha sido sometida a maltratos de diferentes tipos.

Fueron años continuos de maltratos, de vejámenes, de humillaciones. La causa de la muerte en este contexto asume un sentido de acto de sometimiento de contenido discriminatorio producto del uso de estereotipos negativos de género y situaciones concurrentes de maltrato, como ridiculización, menosprecio, insultos y celos.

El análisis legal y sustento del fallo plantea que esas agresiones generaban en la mujer sentimientos de desvalorización, “lo que permite discernir que su muerte fue causada por su condición de mujer, configurándose de esta manera el feminicidio agravado”.

Han sido las mujeres claves para la condena en este proceso que marca un hito judicial en La Guajira. Primero una de las hijas de la víctima y el victimario: Aracelys Margarita Amaya Uriana fue quien presentó la denuncia. Después, el testimonio contundente de otras dos hijas menores de edad, quienes a través de sus declaraciones dijeron que hubo múltiples maltratos físicos y psicológicos. Luego, la decisión de la Fiscal que radicó el escrito de acusación ante el Centro de Servicios Judiciales de los juzgados penales de Riohacha, la Séptima Seccional de Vida Luz Esperanza Gómez. Y por supuesto la actuación de la representante de la víctima, Lilibeth Fragozo.

En resumen, la muerte de la mujer se produjo el 24 de marzo de 2018 como consecuencia de la fuerte golpiza que Amaya le había propinado el 9 de febrero de ese mismo año en su casa de Villa Martín, corregimiento de Riohacha, porque la mujer se había ido a un velorio y por eso su marido la golpeó violentamente. Así fue el final de una relación tormentosa, que la víctima, como en muchos casos, no se atrevió a denunciar ante las autoridades y calló su desgracia por miedo.

Patricia María Uriana descansa en paz ahora, tras haber sido sepultada en un cementerio ancestral en el corregimiento de El Pájaro. Ojalá su triste caso sea el comienzo del fin de la historia de maltratos y abusos que sufren calladamente muchas mujeres de esta etnia.

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de eduardo.patino
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web