El Heraldo
Editorial

El Editorial | ¡Ánimo Barranquilla, no te rindas!

EL HERALDO convoca a los ciudadanos para que en el aniversario 208 de Barranquilla  nos unamos para contribuir a frenar el contagio de covid-19 con nuestro compromiso, cuidándonos y cuidando a los nuestros.

Barranquilla conmemora hoy 208 años, un nuevo aniversario marcado por el rigor de la pandemia de covid-19 que en plena expansión de su tercera ola vuelve a impactar la salud, la economía y el tejido social de los habitantes de La Arenosa, como ocurrió en la fase más crítica del primer brote. La agresividad del virus provoca otra vez monumentales crisis, de una forma que nunca imaginamos; al tiempo que nos lleva a encarar agotadoras, pero necesarias restricciones que lamentablemente no todos quieren acatar, aunque estas apuntan a salvaguardar la salud individual y colectiva. El riesgo extremo que enfrentamos nos convoca a una renovada acción conjunta, una ciudad entera actuando como un solo ser dispuesto a cambiar el curso de esta emergencia en la que resulta prioritario frenar cuanto antes la escalofriante velocidad adquirida por el contagio.

¡Aunque cueste, hay que cerrar filas contra el desaliento! Es de valientes desafiar un presente tan complejo como el actual en el que de repente todo parece estar en contra por el aumento sostenido de casos y fallecidos en las dos últimas semanas. Sin dudarlo, cada ciudadano debe poner de su parte para sobreponerse al desgaste soportado durante tantos meses, y con absoluto compromiso sumarse a esta nueva lucha entendiendo la dimensión de la caótica situación de la ciudad que amenaza con hacer colapsar el sistema de salud, a pesar de su constante expansión y de la heroica gesta de los profesionales del sector atrincherados en hospitales y clínicas. 

Los indicadores de evolución de la pandemia son realmente alarmantes: 2.321 casos y 40 decesos en Barranquilla, según el reciente reporte del Instituto Nacional de Salud (INS). No podemos seguir yendo detrás del virus porque la escalada de contagios se está acelerando y la tercera ola se revela mucho más intensa que la segunda, y eso que el actual repunte no incluye aún los casos de quienes retornaron del descanso de Semana Santa. Se vienen días extremadamente adversos, al menos 20, mientras el brote da una tregua, así que la responsabilidad y seriedad con los que se aborden serán esenciales para lograr detener la proliferación del contagio.

Aferrarse a la esperanza de las vacunas e insistir en acelerar su aplicación es lo correcto. Inmunizar a la población priorizada hará la diferencia, pero aún tomará tiempo. Que ningún adulto mayor de 70 años se quede sin las dosis que lo protegerán de enfermar gravemente o incluso de morir como consecuencia de un posible contagio por la circulación del virus. Decidir no vacunarse con una transmisibilidad tan elevada como la que hoy se registra es un riesgo al que nadie debería exponerse.

Sin salud no hay economía. Un equilibrio que Barranquilla necesita restablecer lo antes posible para recuperar el empleo y la generación de ingresos para los miles de hogares que han sufrido el deterioro de sus condiciones socioeconómicas. Ante el descontrol de los datos epidemiológicos, el inevitable endurecimiento de medidas de contención desencadenará efectos en sectores que habían iniciado su reactivación. Regresar al estado prepandemia no será tarea sencilla ni rápida, mucho menos si se requieren nuevos cierres por el desenfreno del virus, resultado de la baja adherencia de ciudadanos que contra viento y marea se niegan a renunciar a la vida social.

Es un momento realmente crítico, en el que desde EL HERALDO apelamos a la unidad de todos los barranquilleros para movilizarnos y evitar la tragedia inminente a la que estamos abocados si seguimos desconociendo la magnitud real de la amenaza que enfrentamos. Retomar el control de la pandemia no puede ser una labor exclusiva de las autoridades distritales ni del personal de salud que la combate a diario en las ucis, aún a costa de sus vidas. Esta es una decisión que debemos asumir todos y cada uno de los ciudadanos que amamos a Barranquilla, y la consideramos nuestro terruño.

El mejor regalo que hoy le podemos dar en su aniversario 208 es nuestro inquebrantable compromiso para acatar las medidas de contención del virus, solo así podremos dejar atrás los devastadores efectos de la tercera ola y salir más fortalecidos de este demencial momento, para que Barranquilla siga siendo la ciudad donde “danza la vida alrededor”, como canta su himno.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Editoriales

El Heraldo
Editorial

El Editorial | Recuperar la Triple A

En pocas semanas, tras adelantar los “trámites de validación de información técnica, financiera y jurídica” para concretar la valoración de la empresa, la Sociedad de Activos Especiales (SAE) debería dar respuesta a la solicitud del Dis

Leer
El Heraldo
Editorial

El Editorial | Perseverar en desminado

La pandemia de la covid-19 ha dejado su nefasta huella en cada área, en cada sector, en cada grupo poblacional de Colombia y del mundo, y de ella no ha escapado la titánica labor de pretender dejar al país libre de minas antipersonal a 2025.

Leer
El Heraldo
Editorial

El Editorial | Y ahora, la fatiga de Zoom

A la larga lista de indeseables efectos de la pandemia de coronavirus, que un año después de su aparición sigue desencadenando un devastador impacto en la vida de las personas, hay que añadirle ahora uno más que se veía venir tras la innegoc

Leer
Ver más Editoriales
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web