Economía

Claves para ahorrar energía en el hogar

Aplicar sencillas prácticas para hacer un consumo más eficiente le ayudará a su bolsillo y también a contribuir a la protección del medio ambiente.

“No sé por qué este mes la factura de energía eléctrica llegó más cara”. Esta es una queja que frecuentemente se escucha en conversaciones casuales entre familiares, amigos o compañeros de trabajo y que muchas veces es motivo de reclamo a las compañías prestadoras del servicio.

Son muchos los factores por los que puede aumentar el valor de la factura de energía, bien sea porque ha subido el valor del kilovatio o porque aumentó el consumo en el hogar.

Si bien el precio del kilovatio depende de componentes ajenos a los usuarios, el consumo sí puede controlarse en el hogar poniendo en práctica sencillas acciones que representan un ahorro de energía y de dinero.

Uno de los primeros aspectos que se deben tomar en cuenta es que cada electrodoméstico tiene un consumo diferente de energía.

Didier Ruiz, jefe de la unidad de educación a los clientes de EPM, explica que hay tres tipos de electrodomésticos: de alto, mediano y bajo consumo, esta clasificación está directamente relacionada con la potencia del equipo o el tiempo de uso.

Los electrodomésticos con mayor potencia son los que requieren de más energía para funcionar y generalmente trabajan con sistemas de resistencia. La empresa Air-e explica que, como su nombre lo indica, es un material resistente al paso de la corriente y por lo tanto se calienta hasta lograr altas temperaturas. Para llevar a cabo el calentamiento toma una cantidad de energía importante que eleva el consumo.

Entre estos equipos se encuentran el aire acondicionado, el horno microondas, la sanduchera, la plancha, la estufa eléctrica, los bombillos incandescentes, los secadores y planchas de cabello, entre otros.

La recomendación en este caso es que se reemplacen por otros que usen combustibles como el gas natural, como por ejemplo horno a gas y calentadores a gas.

“En caso de que se requiera usarlos es recomendable hacerlo en forma moderada, recuerde que un horno eléctrico gasta el equivalente a 20 bombillos de 100 bujías”, dice Didier Ruiz.

Los electrodomésticos de medio consumo son los que funcionan con motores, entre estos se encuentran los abanicos, las batidoras, las licuadoras o lavadoras. La recomendación es usarlos con moderación y evitar su uso por largas horas.

En el caso de la nevera, se aconseja abrirla solo cuando sea necesario, ya que cada vez que se abre debe aumentar su operación para mantener frío su interior.

El tercer tipo de elementos que contribuyen al incremento del consumo son los que tienen una baja demanda de energía, pero que permanecen encendidos por mucho tiempo. En este grupo se encuentran los televisores, los bombillos, los computadores, cargadores de celular, módems y otros.

Didier Ruiz explica que si un cargador de celular se deja conectado después de cargar el equipo, sigue consumiendo energía, por lo que es recomendable desconectarlo.

El funcionario señala que actualmente con la modalidad de teletrabajo, trabajo en casa y clases virtuales se evidencian aumentos en los consumos de energía por el uso prolongado de los equipos necesarios para estas actividades.

Desmontando los mitos

Muchas personas creen que desconectar la nevera en la noche es una estrategia para ahorrar energía, pero por el contrario, el efecto es negativo ya que en la mañana se debe forzar a trabajar por más tiempo el motor, pues se ha perdido el frío interno y el compresor deberá redoblar su potencia al tener que bajar la temperatura. En este caso es recomendable verificar que el automático esté funcionando.

“Además, desenchufar la nevera y exponer a los alimentos a cambios de temperaturas drásticos afecta la cadena de frío y por ende la conservación de los productos”, informa Air-e.

En cuanto al aire acondicionado, es uno de los electrodomésticos de mayor consumo en el hogar, pero la cantidad de kilovatios que consume va directamente proporcional al tiempo de uso.

Si se utiliza durante una hora el consumo es bajo, pero no debe encenderse y apagarse varias veces porque el trabajo del motor es superior.

Otras recomendaciones

 Entre las claves para ahorrar energía están el uso de bombillos led, los cuales se deben mantener limpios pues la acumulación de polvo les resta luminosidad, más aún sí están expuestos a hollín o humo.

Aprovechar el día de tal forma que mientras tenga luz solar suficiente para hacer las actividades no encienda los bombillos y también debe apagarlos cuando no los necesite.

Es aconsejable solo usar los abanicos cuando lo requiera y no colocarles ningún elemento como trapos encima para secarlos, esto hará que consuman mucha más energía.  Se deben limpiar por dentro y por fuera cuando esté desconectado para evitar una descarga eléctrica. El polvo afecta su operación y hace que consuma más energía porque trabaja con dificultad. Si usted le coloca una velocidad mayor consume más energía.

Las empresas de servicios públicos como Air-e y EPM cuentan con unidades especializadas para hacer educación a los usuarios sobre el consumo responsable y trabajan directamente con la comunidad para dar a conocer las acciones que pueden realizar con este objetivo. 

Ojo con el “consumo vampiro”

El término “consumo vampiro” aplica para el que tienen aquellos equipos que a pesar de estar apagados siguen gastando energía, esto se debe al sistema stand by o en espera en el que quedan ciertos aparatos eléctricos, lo cual sirve para encenderlos más rápido, encenderlos a distancia y en cualquier momento.

El modo stand by se observa cuando el aparato es apagado, pero queda un bombillo de color rojo encendido. Para evitar que queden en espera deben ser desconectados.

“Estos electrodomésticos son comunes y frecuentes en el hogar y a simple vista no generan un consumo adicional, pero la suma de varios de ellos puede afectar no solo el consumo de energía y por lo tanto el valor de tu factura sino también se genera un daño adicional a nuestro medioambiente con la emisión de más dióxido de carbono a nuestra atmósfera”, señala Air-e.

Los electrodomésticos que tienen este modo son los equipos de sonido, DVD, televisor, cajas decodificadoras, microondas, computador, teléfonos inalámbricos, consolas de juegos, entre otros. 

Etiquetado energético

La eficiencia de un electrodoméstico se puede consultar en la etiqueta energética, la que debe estar en un lugar visible y que informa a los consumidores las características como la marca y el consumo de energía. Esta etiqueta que es de color amarillo se debe exhibir obligatoriamente en cada electrodoméstico que se encuentra a la venta.

A simple vista un electrodoméstico más eficiente puede tener un costo inicial más elevado, pero garantiza que ese costo extra se refleje en un ahorro a lo largo de la vida del aparato. 
Los rangos de energía van de la A a la E, pero los más eficientes son los A y B del Reglamento Técnico de Etiquetado (RETIQ).

De otro lado, existe la tecnología inverter que sirve para regular el voltaje, la corriente y la frecuencia de un aparato, funciona con un circuito de conversión de energía. Puede servir para hacer un gran ahorro en la factura eléctrica.

Con el sistema inverter se puede ahorrar desde un 25 % dependiendo de su uso en electrodomésticos como las neveras, aires acondicionados y lavadoras.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.