¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Opinión

¿Nos va a dejar el bus?

Mientras en este país estamos pensando en acabar con la dosis mínima personal de marihuana y en cómo fumigar los cultivos de coca, desestimando las consecuencias ambientales, sociales y de salud pública de esas acciones, Coca Cola anuncia que explora la posibilidad de incorporar bebidas derivadas de la marihuana a su portafolio de productos. Esta yerba está incursionando como insumo en la producción de bebidas que contienen canabidiol, un ingrediente de la marihuana que no es psicoactivo y se utiliza en el manejo del dolor. Este ingrediente se ha venido propagando en bebidas comerciales conocidas como wellnessdrinks, y Coca Cola está observando con mucha atención la evolución de esas bebidas, viendo a ver si participa en ese mercado, posiblemente con el propósito de hacerlo evolucionar y potencialmente de “apropiarse” de él (Financial Times, septiembre 18, 2018). 

La película Pájaros de Verano de Ciro Guerra, que todavía se exhibe en los teatros colombianos, muestra lo que dejó la marihuana en La Guajira. Una sociedad que tenía instituciones ancestrales para resolver sus conflictos, para escoger pareja y reglas muy claras de comportamiento, sucumbe a la codicia, es infiltrada por extraños que no tienen limitaciones para acudir a la violencia y encara la destrucción.Llegó la marihuana y acabó con todo. La película es un fresco sobre lo que le pasó a Colombia.

Los países consumidores están beneficiándose comercialmente ahora. En Estados Unidos, muchos estados han legalizado el uso de la marihuana, por lo menos con fines medicinales, y la producción que tiene ese mismo propósito. En áreas rurales aisladas se produce ilegalmente en extensiones de terreno relativamente grandes, y en las ciudades en galpones que consumen cantidades industriales de energía, con la complicidad o tolerancia de las autoridades. La investigación sobre la planta, su cultivo y sus derivados medicinales han avanzado tanto que ya no es mucha la hierba que exportan los países originalmente productores. El anuncio de que Coca Cola está interesada en el negocio augura un futuro brillante para su uso dentro de la ley. 

Todavía podríamos rescatar parte de lo perdido si se admite y se fomenta que las universidades exploren esas posibilidades y aumente el cultivo para fines terapéuticos. Y respecto a la coca, no podemos ignorar la posibilidad de que en unos años decida Coca Cola regresar a sus orígenes y comercialice un té de coca azucarado y gasificado o chicles de hoja de coca con sabor a menta. No debemos emprender la erradicación indiscriminada sin haber conservado las mejores selecciones genéticas de esa planta y haber preservado y aumentado con investigación científica el inmenso conocimiento que tienen las comunidades indígenas sobre las propiedades alimenticias y medicinales de la coca y sobre sus derivados, y asegurar las patentes y la propiedad intelectual correspondientes. 

También es necesario que se respeten los derechos que tienen esas comunidades indígenas a conservar sus valores y prácticas culturales. 

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Catalina Rojano

¿Quién eres para juzgarlo?

A pocos días de haber muerto, Diego Armando Maradona parece estar más vivo que nunca. La grandeza del grande, la maravilla de un genio, lo inasible de un humano con atisbos de dios terrenal se contraponen hoy a las críticas que recibe el ‘Pel

Leer
Álvaro Villanueva

Vacunas en su recta final

La primera vacuna de la historia de la humanidad, fue aplicada por Edward Jenner, médico Inglés el  1o. de julio de 1976,  comprobando la efectividad de la vacuna contra la viruela que él mismo desarrolló, inicialmente a partir de la

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web