El Heraldo
Opinión

Presidente Duque: dos buenas y dos malas

Desde el punto estrictamente político, considero que el presidente Duque perdió la oportunidad histórica de cimentar las bases de una nueva derecha emprendedora, moderna, reformista, alejada del pensamiento tradicional conservador con el que la ciudadanía, especialmente jóvenes y mujeres, no se identifica.

Es probable que el sueño de los colombianos sea lograr que el país sea una sociedad moderna, próspera, democrática, civilizada y armoniosa.

No podemos aceptar nuestro trágico destino lleno de sufrimientos, conflictos y pobreza. Cada cuatro años, al elegir un nuevo Gobierno, renacen las esperanzas y hay un cierto hastío hacia el Gobierno que se va.

El presidente Duque, según las encuestas, desencantó a la mayoría de la población. Pero, para su consuelo, ningún presidente de la región —sea de derecha o de izquierda— goza de la simpatía mayoritaria de su pueblo.

Es prematuro hacer un balance de su gestión, pero se pueden destacar hechos buenos y malos.

Indudablemente que el hecho más positivo de su gobierno fue el manejo dado a la pandemia. Y aunque esta no ha terminado, se logró el mayor éxito posible con un 82% de la población con acceso a la vacuna. Con el compromiso heroico de los funcionarios de la salud, se lograron resultados con calidad técnica, y una expansión sanitaria en áreas críticas que salvó muchas vidas. El Ministerio de Salud es la estrella de este gobierno.

Un segundo suceso positivo ha sido el manejo dado a la migración venezolana. Dos millones 200 mil venezolanos llegaron al país en búsqueda de oportunidades laborales, producto de la crisis socioeconómica del vecino país, y también como un refugio para muchos por la coartación de sus derechos políticos.

Este fue un reto inmenso. Hay que reconocer que en la medida de lo posible la política de regulación y acceso a subsidios como salud y educación ha sido generosa. En América Latina hay un reconocimiento a la política de recepción colombiana.

Entrando en lo negativo, lo más deficiente de la gestión del Gobierno actual ha sido su política social. Durante estos cuatro años creció de manera alarmante la pobreza, y aumentó sensiblemente la desigualdad. Hoy veintiún millones de colombianos viven en condiciones indignas, y alrededor de siete millones pasando física hambre.

No toda esta situación es culpa de la pandemia. Faltó audacia y mayor sensibilidad del Estado. Los esfuerzos de los gobernadores y alcaldes fueron insuficientes, porque al Gobierno central le faltó generosidad.

Un segundo aspecto negativo es que en estos cuatro años, por falta de voluntad política, el Gobierno no avanzó en el camino hacia la paz. Este conflicto armado, que ha dejado más de 500 mil colombianos muertos y más de siete millones de víctimas, adquiere nuevas formas pero no cesa. En lo que va de este año ha habido 49 masacres, y los grupos delincuenciales se han tomado los barrios de las grandes ciudades.

Desde el punto estrictamente político, considero que el presidente Duque perdió la oportunidad histórica de cimentar las bases de una nueva derecha emprendedora, moderna, reformista, alejada del pensamiento tradicional conservador con el que la ciudadanía, especialmente jóvenes y mujeres, no se identifica.

Como expresa el dicho popular: “Nada es verdad, nada es mentira, todo depende del cristal con que se mira”. Como diría Groucho Marx, “Esta es mi mirada; si no le gusta tengo otras.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Simón Gaviria

Un Nuevo PIB

Todos los países miden su producto interno bruto (PIB), lo cual, en esencia, es medir el estado de resultados de la economía. Algunos toman medidas más amplias, como Bután que trata de estimar la felicidad o Picketty que contabiliza la riqueza

Leer
El Heraldo
Nicolás Renowitzky R.

¿Solo vías terciarias?

El presidente Petro ha anunciado que las nuevas inversiones en materia vial ya no lo serán en la construcción de flamantes autopistas 4G, como las que se han estado construyendo en el interior del país, con túneles y viaductos entre montañas,

Leer
El Heraldo
Katherine Diartt Pombo

Nadal llora a Federer

Podría estar escribiendo sobre el triunfo de Giorgia Meloni y lo que su victoria supone en el escenario político internacional. Pero deliberadamente escogeré otro tema. Me daré una licencia para intentar relatar brevemente -y con la posibilida

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.