¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

La mancha humana

Los manifestantes de los Estados Unidos están derribando símbolos históricos de “hombres que defendieron la crueldad y la barbarie para lograr un fin puramente racista”, declaró la líder demócrata Nancy Pelosi. 

Cayó la estatua de Cristóbal Colón, en varios lugares como Boston y Miami, quizás por la barbarie conquistadora que se inició con el descubrimiento. 

Lo cierto es que la indignación por el vil asesinato del afroamericano George Floyd ha cruzado las fronteras moviendo a manifestaciones mundiales en contra del racismo y su violencia. Yo no aguanté sino un par de minutos del video en el que el policía ponía la rodilla sobre el cuello de Floyd. Una escena ignominiosa, cruel, infame. Es increíble que el afroamericano siguiera llamando “señor” al policía y le dijera que no podía respirar. Momento que revivió con palabras dramáticas su hermano menor, para pedir con lágrimas en el Congreso de Estados Unidos el pasado miércoles : “paren este dolor”.

Me vino a la memoria el personaje de Coleman Silk, el protagonista de la novela La mancha humana de Philip Roth. Cuando dejó la casa familiar para emprender sus estudios, se trasladó a Washington, pero entonces tuvo que oír que se dirigían a él con palabras despectivas y se vio convertido en un negro y nada más que un negro. No estuvo dispuesto a aceptarlo. ”No puedes permitir que los grandes te impongan su intolerancia, del mismo modo que no puedes permitir que los pequeños se conviertan en un “nosotros” y te impongan su ética”. Coleman había decidido ocuparse él mismo de su futuro, en vez de que los intolerantes siguieran jugando el papel determinante, más de cien años después de la Proclama de Emancipación.

Lo interesante del personaje de Coleman es que tiene conciencia de que la pigmentación de su piel no era suficientemente oscura, así que eligió desde su infancia no ser negro sino independiente y libre. Su decisión de identificarse como blanco no era entonces errónea. Y ese es el secreto que él va a mantener, alejado de su familia. Logra triunfar en la vida académica como un brillante profesor de  Lenguas Clásicas. Un día al preguntar en clase por dos alumnos que nunca se habían presentado, se refirió a ellos con el término “spook”, que significa  fantasma, porque nunca los veía, pero que en inglés tiene una segunda connotación despectiva hacia los afroamericanos. Error de Coleman. Lo acusaron de discriminación racial y fue desvinculado de su cargo. ¿Cómo? Él, que era un negro oculto, por su decisión de ser libre, era juzgado ahora por racismo. A mi esta novela de Roth me ha servido para pensar, desde otro ángulo, lo que dijo el hermano de George Floyd en el Congreso : “estoy cansado del dolor que siento”. Una frase que Coleman Silk repetiría por el maltrato que recibió, antes de no plegarse a su suerte por ser negro. Cuántos dirían “paren este dolor” al sufrir discriminación por el color de la piel, pero también por sus creencias, por ser pobres e inmigrantes, y tantas otras “manchas” de la condición humana.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

José Félix Lafaurie

Lo “políticamente correcto”

Es políticamente correcto acusar a un ministro porque murieron niños en un bombardeo contra un grupo ilegal, pero a los dueños de “la moral política” no les parece incorrecto que hubiera menores reclutados en ese campamento. 

<
Leer
Fernando Giraldo

Brechas en la educación

Ocho de los diez países más desiguales del mundo se encuentran en América Latina (ONU y Banco Mundial). Colombia es uno de ellos. Esta situación no parece mover fibras de solidaridad de los sectores más pudientes o que merodea el poder polít

Leer
Remberto Burgos

Carrera de obstáculos

En estos días en que los estudiantes finalizan su bachillerato y aspiran ingresar a la Universidad vivimos de cerca la preocupación de los padres y su incertidumbre. Este desasosiego desmedido cuando uno de sus hijos desea ingresar a estudiar Me

Leer
Daniela Cepeda Tarud

¿Qué hacemos con la basura?

De acuerdo con el informe anual de la plataforma Earth Overshoot Day, el país entró desde el 17 de octubre en situación de sobregiro ecológico lo cual significa, según Silvia Gómez directora de Greenpeace Colombia, que “en Colombia se gast

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web