El Heraldo
Deportes

Carmelo Valencia

Taquitos y batazos

Por mi tarea de comentarista en Blu Radio, tengo la oportunidad de ver a todos los equipos del fútbol profesional colombiano muchas veces, no solo cuando enfrentan al Junior. Esto, quizá,  me ayuda a formarme una idea más cercana al verdadero nivel de los jugadores. A su actualidad, y no solo a algunos antecedentes, buenos o malos, o a la impresión que causó el día que cotejó con el equipo barranquillero.

Tal vez por eso me referí a Carmelo Valencia, aquí mismo, en este mangrullo desde donde oteo el quehacer futbolero, tras el anuncio de su llegada al Junior al inicio de este año. “Veteranísimo y veloz delantero. Potente, insistente. Sorprendentemente evolucionado el semestre anterior en defectos que lo sindicaban: poca fluidez con el balón y excesivas jugadas erradas de cara al gol”.

Más adelante describí algunas de las virtudes que había desplegado durante el torneo: “Ha cumplido una formidable temporada en el Cúcuta con goles, velocidad, desequilibrio, participación correcta en el juego colectivo, energía física, determinación. ¿Le quedó alguna reserva para el Junior? Ya lo sabremos con el tiempo”.

La pregunta, seguramente, obedecía al generalizado prejuicio que se instala alrededor de los jugadores con la edad de Valencia. Pues bien, por ahora parece ser que aún tiene reservas físicas y futbolísticas, y por estos días ha sido actor principal por sus goles en la serie ante el América y en la Copa Libertadores en la goleada frente a Independiente del Valle. Él está haciendo su parte para ser el titular. La otra parte depende de Amaranto Perea.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
José Félix Lafaurie

La Colombia de Petro

Tuve una pesadilla. Amanece el 8 de agosto de 2022 y Petro se levanta adormilado, se tercia la banda presidencial, se mira al espejo, se empina, saca pecho y se regala su mejor sonrisa socarrona. Se siente el Bolívar -no Gustavo sino Simón- del

Leer
El Heraldo
Indalecio Dangond

Un talento llamado Silvestre

Eran tal vez las 4 de la madrugada de aquel 12 de mayo de 1980, cuando en el hospital de Villanueva (La Guajira) nació un niño que llevaría el nombre y apellido de su abuelo Silvestre Dangond.

Sus años de niñez y adolescencia los vi

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

¡Eche!, etimología, Amira

¿Qué es el ‘¡eche!’ barranquillero? M. Arteaga, Cali Textos sobre costeñismos dicen que “es interjección despectiva”. Alario Di Filippo afirma que “tiene cierto sentido de protesta”. No se relaciona con la interjección ‘¡che!

Leer
El Heraldo
Marcela Garcia Caballero

La ciudad del progreso

¿Por qué nos debe importar tanto que haya venido el Rey de España a Barranquilla? ¿Por qué hay tanto alboroto porque haya llegado ‘un señor’ a estas tierras caribeñas? ¿Por qué la ciudad se paraliza por algo tan ‘superfluo’?

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.