¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Si ya eres suscriptor, actívate sin costo
Deportes

Pelotas y letras | Simón Char

Simón Char fue, con seguridad, el menos mediático de sus hermanos. 

Cuando se anunció su partida, el buscador de Google sólo produjo como resultado una foto donde aparecen todos los Char Abdala en una celebración. Los medios tuvieron que hacer un cercamiento a la misma y tomar la impresión de su cara para poder tener una referencia fotográfica de él.

Así fue su vida, discreta pero productiva. En mis primeros tiempos en el periodismo fui muy cercano a Simón. Cuando visitaba a su hermano Fuad, para hablar del Junior, por lo general pasaba primero por la oficina de él. Un hombre afable, con la risa permanente al hablar del equipo barranquillero, del béisbol y del tiro.

Simón fue un apasionado por la caza hasta cuando las instituciones protectoras de animales comenzaron sus campañas para protegerlos y él decidió, a motu propio, abandonar la actividad.

Es posible que la mayoría de las personas que van y vienen de Cartagena no sepan que, a la entrada de Puerto Colombia, está la sede del Club de Caza y Tiro que él ayudó construir luego de cambiar la vieja sede que estaba en lo que hoy es Soledad 2000 y al lado del cementerio de Soledad. Ahí, frente a la cancha de fútbol. Hace poco recordamos el hecho con Helmuth Bellingrodt que era presidente del club en 1992 cuando Simón oficiaba de tesorero. 

Nuestro campeón mundial y medallista olímpico me escribió el domingo “una persona excepcional, gran amigo, gran compañero, gran dirigente, un grande vacío deja Simón, que el Señor le dé el descanso eterno”.

Es que Simón fue un apasionado por los deportes. Practicó el softbol junto a sus hermanos de la mano de Gabriel “Rookie” Núñez. Por ello, al encontrarnos por las mañanas en las caminatas de madrugada en Villa Country, siempre nos deteníamos y hablamos sobre el Junior, los jugadores, el técnico, o cualquier tema de moda. Ahí nos tropezábamos. Corriendo, caminando o en cicla haciendo el pare para ponerse al día del equipo amado del cual era dueño junto a sus hermanos.

Al enterarnos de su partida recordé que hacía 15 años que no lo volví a ver. Fue cuando fui a una de sus empresas a adquirir un automóvil. Me mudé de Villa Country y, con la mudanza, las charlas matutinas terminaron. 

Simón construyó junto a sus hermanos, el emporio industrial y comercial Olímpica, apoyó al desarrolló del béisbol profesional y el equipo Caimanes, fue pilar del desarrollo del Junior y soporte de obras a favor de la comunidad. 

Cuando su hija Laura fue Reina del Carnaval no escatimó centavo alguno para que viviéramos una de las fiestas de Momo que más se recuerdan. 

Siempre discreto, nada mediático. Simón ha partido y con él muchos de mis recuerdos cuando comenzaba mi carrera en el periodismo. Los mensajes de su sobrino Alex Char, despidiéndose de él en las redes sociales, me confirmaron la imagen que siempre tuve de Simón. 

Por eso, no tengo duda alguna en que ha partido un gran ser humano…

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Weildler Guerra C.

Leer a Priscila

En buena hora la Universidad del Norte ha incluido en su colección Roble Amarillo la novela Un asilo en la Goajira, de la escritora Priscila Herrera de Núñez, que fue publicada en Bogotá en diciembre de 1879. Esta obra literaria ha sido consid

Leer
Haroldo Martinez

Sigue golpeando fuerte

Es duro enterarse de la muerte de personas cercanas y queridas. Cercanía por aquellos períodos compartidos que son huella emocional indeleble aun en la distancia, queridas por todo aquello que nos dieron, herramientas para la vida y la subsisten

Leer
Roberto Zabarain

Ochenta son muchos

En alguna época se quemaron los archivos de una de las pocas iglesias que aquí existían. Las damas, entonces, corrieron a presentarse con dos testigos, era el requisito exigido para reinscribir su fecha de nacimiento y así rebajarse la edad. A

Leer
Fabrina Acosta Contreras

Y tuve Covid

Había pensado no hablar más en mis columnas del tema Covid, considero que ya es momento de comenzar a sanarnos desde las narrativas, pero es necesario esta columna para hacer cierre, pues una cosa es escribir reflexiones en general y otra cuando

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web