El Heraldo
Opinión

El salario mínimo en mínimo

Esperamos que el Gobierno nacional estudie esta petición de las centrales obreras, con mesura y sin emociones, y sin el ingrediente político, pues la cosa no es fácil de resolver pues la solución no puede ser populista de decirle sí a todo para conquistar el voto del elector. 

El Gobierno nacional mediante Decreto 1724 de 2021 determinó un incremento del salario mínimo para el año 2022 en un 10.07 %, el más importante en los últimos 30 años, cifra que incluyendo el subsidio de transporte asciende a $1.117.000. Pero lo que no se esperaba era que factores externos pudieran tragarse de un tajo ese incremento que llegaba a manos del trabajador colombiano, y que orgullosamente se sentía un nuevo millonario.

Hay que tener en cuenta que el fundamento jurídico del salario de los trabajadores es el artículo 53 de la Constitución Política, cuyo texto destacamos en su parte pertinente: “… La ley correspondiente tendrá en cuenta por lo menos los siguientes principios mínimos fundamentales: igualdad de oportunidades para los trabajadores, remuneración mínima vital móvil…”. Y, como a estas alturas dicho incremento ya fue devorado por la inflación, con los altos precios de los productos de la canasta familiar, las centrales obreras (CUT, CTC, CGT y pensionados) le han solicitado al gobierno nacional un aumento extraordinario de ese salario mínimo, pues ya se registran aumento en la papa, huevos, pollos, queso, carnes, y los servicios públicos, especialmente la electricidad.

La petición en mención de parte de las centrales obreras no es exagerada ni temeraria y tiene su fundamento en la realidad social del país. Seguramente que la respuesta del gobierno tampoco será fácil, pues una variación en este campo desajusta todo el presupuesto nacional, dispara la inflación en todos los sectores e impacta negativamente en el desempleo y al final conduce a una peligrosa recesión económica que se caracteriza por una disminución del consumo, de la inversión y la producción en bienes y servicios. Aquí perdemos todos, especialmente los más pobres, menos algunos sectores que se aprovechan macabramente de la tragedia para llenar sus bolsillos.

El fenómeno inflacionario es mundial, por los efectos de la pandemia de la covid 19, el problema de la cadena logística de suministro de los contenedores que transporta las mercancías en el mundo, y ahora con la guerra de Rusia contra Ucrania que agravó la importación de los productos alimenticios y de fertilizantes que se importan de esos países. Además, a esto hay que sumarle el aumento en los precios del petróleo y del dólar, lo cual pega duro en los bolsillos del pueblo. 

Esperamos que el Gobierno nacional estudie esta petición de las centrales obreras, con mesura y sin emociones, y sin el ingrediente político, pues la cosa no es fácil de resolver pues la solución no puede ser populista de decirle sí a todo para conquistar el voto del elector. 

Esta solicitud de la variación del salario mínimo legal, por los efectos de la inflación, no es una papa caliente ni tampoco un chicharrón, sino una bola de candela que requiere una respuesta inteligente, pero después del debate electoral.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

Lo que necesita Santa Marta

Con el inicio de la temporada turística es usual que múltiples personas, amigos y conocidos me escriban preguntando sobre recomendaciones de lugares, restaurantes y tours en Santa Marta, una ciudad que sin duda es de las más concurridas en las

Leer
El Heraldo
Rafael Nieto

Policía y Ministerio de Defensa

Petro anunció que sacará a la Policía de la órbita del Mindefensa y la dejará bajo el control de un nuevo ministerio que denominarán de la Paz, la Seguridad y la Convivencia. La idea no es nueva y en cambio sí es muy inconveniente. 

Leer
El Heraldo
Ismael Cala

Todo es posible

Si tuviste esa sensación de hartazgo al leer el título de esta columna y pensaste lo siguiente: “otra vez viene alguien a decirme que todo es posible si me esfuerzo, con su optimismo tóxico”, entonces sigue leyendo porque tengo una historia

Leer
El Heraldo
Jesús Ferro Bayona

Los 50 de la Unisimón

Me contó Ignacio Consuegra la historia de cuando la famosa actriz Grace Kelly vino a Barranquilla y se alojó en el Hotel del Prado para la filmación en Sitionuevo de algunas escenas de la película Fuego Verde en los años 50. Por las tardes, s

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.