El Heraldo
Opinión

Diálogo y cumplimiento

Son tiempos difíciles, lo que se convenga debe ser cumplido.

La protesta social es legítima. Está consagrada como el derecho a la resistencia a la opresión en los textos de las constituciones republicanas como la nuestra, y forma parte de los fundamentos de la cultura de la ilustración que, se expresa con claridad en la Declaración de los derechos del hombre y el ciudadano de 1789. La protesta social es resistencia a los ataques a sus derechos por parte del poder público. Es la voz del soberano que indignado dice: la democracia reside en la ciudadanía y debe ser obedecida. Esto debe ser comprendido.

La legitimidad de la protesta social no queda en duda en un Estado social y democrático de derecho. Esto es lo primero que debe ser aceptado. Existen excesos en la protesta social; siempre se presentan, es inevitable y no puede serle imputado a los dirigentes de una protesta social. Siempre se presentan y se presentarán, pero esto no descalifica las demandas de la sociedad civil. Son excesos que deben ser controlados. De acuerdo, y el control de los excesos tiene que ser razonable y proporcional.

Ocurre que los medios para controlar los excesos a veces lo alimentan. No es una política correcta identificar protesta social con sus excesos. Caricaturizar la protesta es contraproducente y conduce a cerrarle camino al diálogo y a la construcción de consensos. Las revoluciones americanas y francesas tuvieron excesos, nadie lo puede discutir. Pero esas protestas sociales dieron nacimiento a una nueva sociedad y a una nueva cultura: la cultura de los derechos y de la democracia.

Los excesos de parte y parte deben ser rechazados, es lo mínimo que debe hacerse por las partes para iniciar un dialogo a fin de generar confianza y construir un consenso. Pero los excesos no pueden ser los árboles que impidan ver el bosque. No es un enemigo el que protesta en las calles, es el soberano. Que la ciudadanía debe respetar unos límites, no se discute. Insisto, la ciudadanía que protesta no puede ser tratada como un enemigo; menos, debe ser combatido a sangre y fuego.

Me acuerdo de la historia de Iván el Terrible en 1570 en la ciudad de Nóvgorod cuando asistió a fin de aplastar una sublevación y cómo tembló ante la presencia de un santo varón consagrado a Cristo, que ante él “tendió al zar un vaso lleno de sangre y un trozo de carne cruda, invitándole a beber la sangre y a comer la carne. El zar retrocedió con repugnancia, preguntándole cuál era el propósito del santo varón. Entonces el hombre de Dios le dijo: Este es un vaso de sangre derramada por orden tuya”. El zar con su pañuelo hizo señal y detuvo la matanza.

La historia es real. No digo que el gobierno se haya comportado como Iván el Terrible, digo que la vida humana es sagrada, debe ser respetada y evitarse el derramamiento de sangre, las desapariciones y el exceso de la fuerza. En tiempos de pandemia, el Gobierno debe estar dedicado a las vacunaciones masivas de la población y a la atención de las poblaciones vulnerables. Se debe dialogar, construir confianza y acordar salidas que convenidas se cumplan        

Son tiempos difíciles, lo que se convenga debe ser cumplido. El pacta sunt servanda es un valor superior de toda civilización. El que pacta debe cumplir lo pactado. Real,  la historia nacional está plagada de pactos entre la población y los gobernantes que se han incumplido, desde la Rebelión de los Comuneros el incumplimiento de lo pactado alimenta la desconfianza y deslegitima a los gobiernos. Chile ya está dando un excelente ejemplo. Las protestas ciudadanas encontraron la alternativa razonable en un proceso constituyente.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Enrique Dávila

Alfabeto, Psique, coralibe

¿Alfabeto y abecedario son lo mismo? B. E. Ossa, Barranquilla

 Lo son. Abecedario proviene de los nombres de las cuatro primeras letras: a, be, ce, de. En el caso de la ‘de’, el sufijo latino -arius (en español -ario) o ‘con

Leer
El Heraldo
Indalecio Dangond

La última legislatura

Todos los años para esta época suelo escribir sobre el mismo tema. Las iniciativas o proyectos de Ley que me gustaría ver tramitándose en el Congreso de la República, para mejorar la productividad y competitividad de nuestro sector agropecuar

Leer
El Heraldo
Marcela Garcia Caballero

Feminismo condicionado

Cuando me preguntan que si soy ‘feminista’, nunca sé a ciencia cierta qué responder, pues creo en la causa del feminismo, creo que las mujeres nacimos para cumplir todos nuestros sueños, creo que debemos tener los mismos derechos que los ho

Leer
El Heraldo
Karen Abudinen

La conectividad y su poder transformador

A lo largo y ancho de Colombia, en cada una de sus regiones, hay historias de vida donde se funden la curiosidad, la innovación, la creatividad y el emprendimiento con la tecnología y la conectividad. El resultado es el descubrimiento de oportun

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.