El Heraldo

Cultura ciudadana en Barranquilla

A nivel general, la cultura ciudadana es “el conjunto de actitudes, costumbres, acciones y reglas mínimas compartidas por los individuos de una comunidad, que permiten la convivencia y generan sentido de pertenencia” (Corpovisionarios), lo cual da cuenta del entramado institucional (hábitos de pensamiento) que predominan en un espacio urbano. La cultura ciudadana va a reflejar esa compleja red de relaciones entre la democracia y la sociedad civil, que reseñaba Alexandra García en su libro “Sociedad civil y estado: del mito a la realidad” (Uninorte, 2008). La evolución de la misma en Barranquilla es el reflejo de las fases vividas en la gestión local desde hace décadas.

Según la Encuesta de Percepción Ciudadana de Barranquilla Cómo Vamos 2015, muchos indicadores nos hablan de una ciudadanía muy atomizada. El 48% de los ciudadanos nunca realizaron una acción de apoyo a los demás, y el 59% nunca inició una acción para resolver sus problemas personales o comunitarios a nivel institucional.

Apenas el 46% ha participado en algún tipo de organización de la sociedad civil, como iglesias, organizaciones culturales o deportivas. La participación en organizaciones políticas es casi nula, del 3%. La cuarta parte de los habitantes no cree que haya instituciones que trabajen por el bienestar general. Apenas un 46% considera que hay respeto por los demás, y esta cifra se cae al 20% al referirse al respeto por las mujeres, y  un 15% apenas por la comunidad LGBTI.

Estos elementos afectan a la ciudad en materia de su Índice de Progreso Social (IPS), pues en el 2014, la ciudad ocupó el puesto séptimo de un total de 10, aunque ha mejorado su índice desde el 2009 en un 16%, pero seguimos debajo de ciudades como Manizales, Medellín, Bucaramanga, Bogotá, y otras. El artículo 76 del Plan de Desarrollo desarrolla el componente de Participación Ciudadana, a cargo de la Oficina de Participación, una de las más débiles de la administración, con proyectos puntuales.

Un alcalde muy popular, con un Concejo dócil, y una sociedad civil muy limitada y poco participante, puede representar peligros para el futuro de una ciudad. De ahí que el distrito debe apoyar las Juntas Administradoras Locales, darles recursos y procurar la participación ciudadana, que no se reduce a elecciones. Solo así hay un futuro más cierto.

*Profesor del IEEC, Uninorte.

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad exclusiva de los autores y no comprometen la posición de la Universidad ni de El Heraldo.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Hugo Illera Jiménez

El caso ‘Cariaco’ González

Es el minuto 14 del primer tiempo. Junior y Nacional juegan en el Metro. ‘Cariaco’ González recibe el balón sobre el sector izquierdo, avanza, centra con el pie derecho, ya no tiene el balón, de improviso, y sin él verlo llegar, Edwin Torr

Leer
El Heraldo
Tatiana Dangond

¿Qué podemos hacer?

En medio de tantas noticias catastróficas a nivel nacional y global, parece que no hubiera espacio para nada diferente al pesimismo. Ese sentimiento, que muchas veces es individual y, como sucede ahora, colectivo, nos genera problemas adicionales

Leer
El Heraldo
Rafael Nieto

Petro radicalizado

Petro se radicaliza. Acentúa su giro a la izquierda extrema. Una de las tácticas es barrer con los técnicos del gobierno y nombrar leales. Aunque no son ni mucho menos los únicos casos, en Planeación nombró a un activista de izquierda, antig

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.