El Heraldo
La nueva modalidad de reclutamiento, advierten expertos, es a través de redes sociales y fiestas clandestinas en la pandemia.
Archivo
Colombia

“Los menores reclutados son víctimas y no victimarios”: Lina Arbeláez

La directora del ICBF habló con EL HERALDO sobre las denuncias que interpuso esta semana. Expertos analizan el flagelo.

La directora del ICBF, Lina Arbeláez, presentó esta semana tres denuncias colectivas, ante la Fiscalía y la JEP, sobre reclutamiento infantil, en contra del ELN, las Farc y grupos criminales.

Sobre el ELN y grupos narcotraficantes pesan 465 casos de menores de edad desvinculados entre el 25 de noviembre de 2016 y el 31 de enero de 2021.

Desde 1999 hasta la fecha el ICBF registra 6.931 expedientes: 3.878 de las Farc y 1.288 del ELN.

“Sistematicidad”

La funcionaria, en diálogo con EL HERALDO, advirtió que el reclutamiento en las Farc era una práctica sistemática.

“El 66% de todos los reclutamientos en el lapso de 1999 a 2016  y las declaraciones que adjuntamos de todos los niños y niñas que hacen parte del acervo probatorio de nuestras denuncias de 3.878 expedientes, reseñan una sistematicidad en la manera cómo reclutaban, una similitud en este sentido y hay una clara evidencia de que los cabecillas que en ese momento estaban al frente de las Farc tienen una obligación frente a los hechos”, señaló.

465 nuevos casos

Frente a los 465 casos reportados entre 2016 y lo que va de 2021, Arbeláez explica: “Lo que hicimos fue recopilar los casos de reclutamientos del ELN, Los Pelusos, Los Caparros, el Clan del Golfo y Marquetalia, adjuntando 465 expedientes médicos y sicológicos de niños y niñas reclutados, que evidencian el daño, porque a los niños los convierten en aparatos mercantilistas y los están usando como esclavos sexuales, como mulas que transportan la droga y los están involucrando en el consumo de sustancias sicoactivas para poder mantenerlos en las filas”.

“No Son victimarios”. Sobre el trabajo que hacen en el ICBF y las fundaciones que trabajan en el restablecimiento de derechos de los menores de edad desvinculados del conflicto, la directora señala que “hay niños que están reclutando desde los cinco años, les ponen un arma en la mano y les hacen disparar contra sus compañeros: los ‘inhumanizan’, por así decirlo. Entonces el trabajo en el ICBF es muy difícil pero logramos primero abordar ese esquema de derecho, que entiendan que son sujetos de derechos, porque los pierden en el marco de la guerra, y que entiendan que son víctimas y no victimarios, y que no pierdan valor como seres humanos”.

Finalmente, agrega, “trabajamos con ellos para reparar el daño específico y empezamos a construir un proyecto de vida y es darles un norte frente a los talentos que puedan tener, se les acompaña en proyectos de formación y en la consecución de trabajos”.

La denuncia presentada ante la Fiscalía.
“Redes sociales y fiestas en pandemia”

“Se está viviendo un aumento en el reclutamiento de menores por parte de grupos armados irregulares en Colombia. Es decir que si bien la dinámica no paró en el proceso de paz, un par de años después hubo un decrecimiento y lo que de alguna manera se está reportando es que de nuevo está creciendo esta dinámica, incluso a niveles superiores a los que ocurrieron antes de las etapas más crudas del conflicto armado, y eso obedece en  buena medida a que hay una diversificación de actores armados clandestinos. Y al desarticularse la parte más estructurada de las Farc, que era el actor con una mayor hegemonía dentro del conflicto armado, hubo una disminución.

La gravedad de la situación actual es que entre estos grupos hay fuertes conflictos por el dominio de los territorios, de las rutas del narcotráfico y por obvias razones la más afectada es la población civil.

Las diferentes estrategias que usan estos actores son el uso de redes sociales, la realización de fiestas clandestinas en la pandemia y la tradicional coerción a las familias para que entreguen a sus hijos. Pero en el trasfondo de  esta economía ilegal, para muchos jóvenes sigue siendo atractivo lamentablemente empuñar un arma porque muchos campesinos no tienen cómo llevar una vida digna a partir del cultivo de la tierra y el trabajo honrado.

Y lo que se evidencia es que este gobierno no ha logrado hacer suficiente presencia, a pesar de la identificación con la Seguridad Democrática. Estos sectores están ocupados por la economía del narcotráfico. Y se requieren no solo la acción de fuerza pública sino también políticas de bienestar social para evitar que el reclutamiento siga”.

* Carlos Charry, PhD en sociología y director de estudios sociales del Rosario.

El expediente entregado por el ICBF a la JEP.
¿Cómo son atendidos los niños?

Luisa Rangel, sicóloga del hogar sustituto tutor del Centro para el Reintegro y Atención del Niño, CRAN, le contó a EL HERALDO cómo es el proceso de restablecimiento de derechos para los menores de edad desvinculados del conflicto.

"Estos niños y adolescentes son rescatados o se entregan voluntariamente, el ICBF se hace cargo de ellos e ingresan con nosotros. Inicialmente estos chicos llegan con afectaciones emocionales porque donde estuvieron les tocó vivir desde el trabajo bajo presión, llegar a herir o matar a alguien, forzar a la gente a que se vaya de sus tierras. Les cuesta mucho confiar en los adultos y sobre todo los que han sido víctimas de violencia sexual", narra la integrante del equipo sicosocial que atiende a estos niños y jóvenes.

El trabajo con ellos se basa por ello en "generar espacios de perdón y que reconozca que no fue culpa de ellos lo sucedido, llevarlo a sentir y a valorar lo que está sucediendo en este momento, que tengan hogar, comida, la posibilidad de compartir con otras personas".

Este proceso puede llevarse a cabo durante uno o dos años, a veces hasta cinco, o hasta que cumplan la mayoría de edad. "Pero es relativo, dependiendo si hay familia biológica o si no tienen red de apoyo. Algunos se vuelven los llamados hijos del Estado y permanecen hasta los 25 años", dice Rangel.

Y concluye la sicóloga de CRAN que "la a guerra nos afecta a todos, pero más a ellos, porque la idea es que los niños hagan cosas de niños".

“Los usan como agentes de inteligencia o para alerta temprana”

El coronel (r) John Marulanda comenta que “el reclutamiento de niños para actividades políticas ha sido una práctica inveterada del Partido Comunista, con organizaciones con niños a los que desde muy tierna edad les introducen la ideología comunista. Esa práctica también se dio en el fascismo: en las etapas finales, cuando Berlín estaba en manos de los aliados, Hitler salió a felicitar a la última resistencia, que eran niños".

El consultor internacional en seguridad y defensa advierte además que en Colombia hay fenómenos paramilitares "como la Guardia Indígena, que los recluta desde los 7 años y los induce a enfrentar al Estado, y los grupos armados ilegales recurren a esta mano de obra que en el caso de Venezuela es muy barata y además en su territorio ha sido tradicional y reconocida esta práctica por parte de las Farc, el Cartel del Golfo y Los Caparros, que usan niños que ganan dinero sirviendo como agentes de inteligencia o alerta temprana”.

Entre tanto, el coronel (r) José Obdulio Espejo Muñoz explica que, al momento de la confrontación, si se tiene conocimiento de que hay menores en el grupo armado ilegal los protocolos señalan que primero se debe procurar que se entreguen: "Los protocolos son muy claros. Si hay menores comprobados eso limita el accionar operacional y la capacidad de las tropas de usar su máximo esfuerzo. Eso impide el uso legítimo de la fuerza o que el soldado haga un ataque bien sea para neutralizar al individuo, y lo que se busca primero es que se entregue".

El especialista en derecho internacional y conflictos armados añade que “este fenómeno que en DIH y todas las normas se denomina de los niños soldados no ha desaparecido de la faz de la tierra y en Colombia ha sido una práctica recurrente de aquellos grupos que dicen enarbolar banderas políticas, como las Farc, el ELN, el M-19; ha sido también una práctica de las AUC y actualmente es un hecho en las disidencias de las Farc y en todo este tipo de organizaciones atomizadas después del proceso de paz con las Farc”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • reclutamiento infantil
  • Farc
  • menores de edad
  • Reclutamiento
  • JEP
  • ICBF
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web