El Heraldo
La alegría de Carlos Bacca tras marcar el gol y sellar la victoria. Luis Rodríguez
Rincón Juniorista

Junior 1, Cali 0: ¡Respeten al goleador!

Con un golazo agónico de Carlos Bacca, en el minuto 90+3, ‘el Tiburón’ derrotó 1-0 a Teófilo y su combo. 

La parca daba vueltas por la Ciudadela. Ya Junior olía a formol. Un buitre se divisaba en el hombro de Julio Comesaña y el Metropolitano se vestía de luto. Estábamos a las puertas de un velorio, el tiempo se extinguía y la vida del ‘Tiburón’ en la Liga II también.

La suerte parecía echada hasta que Carlos Bacca, el legendario goleador rojiblanco, el ídolo, el hombre que se la pasó rompiendo redes en las mejores Ligas del mundo, sacó su casta anotadora y silenció los murmullos y algunos atrevidos insultos con un golazo salvavidas que le dio la victoria al Rojiblanco 1-0 ante Deportivo Cali, ayer en la jornada 15 de la Liga II.

El cronómetro marcaba el tercer minuto de los 5 de adición (90+3), cuando Bacca, a quien le ha costado readaptarse al fútbol colombiano porque venía de un año sin continuidad, evidenció que su calidad goleadora sigue intacta y que hay que tenerle paciencia mientras agarra ritmo y toma su mejor forma física y futbolística.

Carmelo Valencia, que empezó como titular por encima de Bacca, despilfarró una inmejorable opción (una de las dos nítidas que tuvo el equipo en todo el juego) estrellando la pelota contra el pecho del portero Humberto Acevedo. El rebote le quedó a ‘Cariaco’ González y este le filtró un pase-gol a Bacca. El artillero porteño recibió y... ¡pum!

Un balazo que terminó en diana y que castigó la marrullería y quemadera de tiempo del ovacionado Teófilo Gutiérrez y su combo. 

El disparo perforó el ángulo superior izquierdo del guardameta. Explosión de alegría en el Roberto Meléndez. La parca se esfumó, el buitre se fue volando, aroma y sabor a gloria, colorido, carnaval.

De la tristeza a la felicidad, de la decepción a la ilusión gracias a Bacca, y a pesar de un mal andar del equipo, que careció de luces en su ofensiva y que padeció a un Julio Comesaña en ‘modo terco’.

El colombo-uruguayo, a pesar de que sus dirigidos no tenían la lucidez y calidad para superar la propuesta conservadora del colero, solo hizo el cambio de Bacca por Cetré y se negó a meter a Nelson Deossa, que era solicitado en coro por la tribuna.

No y no. Deossa y los demás alternativas calentaron en vano a pesar de que no se hallaban soluciones en la cancha.

Junior luchó incansablemente y mantuvo su seguridad defensiva, eso no se le puede negar y es destacable, de hecho tiene tres partidos consecutivos con su portería invicta, pero seguía sufriendo para elaborar jugadas de peligro.

La primera etapa resultó desesperante y somnífera. El partido era lento en medio de los 30 grados centígrados de temperatura y más de 80% de humedad.

El sol golpeaba y amansaba las intenciones de ambos equipos, que interrumpieron constantemente el compromiso con faltas y quejándose de dolores tras recibirlas.

No había continuidad ni tiempo efectivo de juego. Para colmo de males, el árbitro Héctor Rivera aletargaba mucho más el cotejo y su reanudación sancionando cualquier roce como falta, y esperando que atendieran a los jugadores (en vez de solicitar la camilla de la Cruz Roja) y aguardando una revisión del VAR a ritmo de tortuga. Lo más ridículo es que solo dieron dos minutos de adición. 

En medio de ese festival de bostezos que fue el primer tiempo, Junior trató de asociarse en los primeros minutos con Fabián Sambueza y Luis ‘Cariaco’ González buscándose, pero no pudieron redondear una buena oportunidad de gol.

No había entendimiento con Carmelo Valencia y Yeison Gordillo y Didier Moreno no eran los puntos de apoyo con el ingenio y la claridad requeridas.

Moreno desperdició varias proyecciones sorpresivas de Wálmer Pacheco con su imprecisión para los pases profundos o pasando la pelota de forma estéril.

Pacheco mostraba la osadía y determinación de la que carecía el colectivo, y sus ataques al menos amenazaban.

Por la izquierda, Edwuin Cetré no se conectaba con su tocayo, Edwin Velasco, que trataba de salir de forma atropellada e imprecisa.

Un par de remates en los primeros minutos de ‘Cariaco’, que luego se aisló de Sambueza, fueron las aproximaciones de Junior.

Cali, más preocupado por defender su arco que por buscar el contrario, quiso manejar la pelota con la batuta de Teófilo Gutiérrez y casi anota en dos cabezazos de Guillermo Burdisso que Viera desvió, y en una procura de gol olímpico de Teo que pegó en el larguero.

El pobre y tedioso espectáculo del primer periodo acabó con la preocupación de los aficionados locales y la esperanza de que las cosas mejoraran con la llegada de la sombra por el ocaso del astro rey.

La segunda parte fue más de lo mismo. Con un poco de más agresividad, dinámica y transpiración, pero sin inspiración.

Cuando la gente cuestionaba y se preguntaba en la gradería por qué Comesaña se empecinó en dejar que se sepultaran las opciones de clasificación sin intentar variantes, entre las cenizas surgió el Ave Fenix en forma de Bacca. ¡Así que respeten al goleador!

MINUTO A MINUTO

6. Cabezazo de Guillermo Burdisso en un córner que Viera desvía con dificultad usando su pecho.

8. Disparó de ‘Cariaco’ que el arquero Humberto Acevedo encajona.

19. Viera salva a Junior ante un cabezazo casi a quemarropa de Guillermo Burdisso tras cobro de pelota quieta de Teófilo.

22. Teo Gutiérrez estuvo a centímetros de anotar un gol olímpico. La pelota dio en el travesaño.

SEGUNDO TIEMPO

50. Media volea de Carmelo Valencia a las nubes tras ejecución de tiro de esquina.

64. Bacca no logra definir una pelota que le quedó en el segundo palo. Un defensor de Cali se interpuso en su camino.

87. Cabezazo de José Ortiz que sale desviado. Ganó el salto y la posición, pero no le pudo dar buena dirección al balón.

90+3. GOL de Junior. Carmelo Valencia queda solo frente al arquero, tras tiro fallido de Didier, y desperdicia estrellando el esférico en el pecho del portero, el rebote le queda a ‘Cariaco’, quien le filtra un pase a Bacca. El porteño da una cátedra de definición poniendo la bola arriba y ajustada al palo izquierdo del portero.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.