El Heraldo
Vista de los equipos de ambas delegaciones en El Laguito, en La Habana, Cuba. Cortesía
Política

¿Qué hace falta para que el Gobierno y el Eln se sienten a negociar?

La delegación de Gustavo Petro en Cuba señaló que próximamente adoptarán las medidas políticas y jurídicas para garantizar las condiciones para el reinicio de los diálogos, así como el reconocimiento de los protocolos.

El Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (Eln) oficializaron el viernes que ambas partes reanudarían las negociaciones de paz en Cuba, detenidas desde 2019. El anuncio fue hecho en La Habana por el alto comisionado para la Paz, Danilo Rueda.

El funcionario, acompañado por otros funcionarios del Gobierno, encabezado por el canciller Álvaro Leyva, el senador Iván Cepeda, además delegados de la guerrilla liderado por Israel Ramírez Pineda más conocido por su alias Pablo Beltrán y de los países garantes, realizó el anuncio desde el salón de protocolo de El Laguito, el mismo lugar donde se realizaron las dos conversaciones frustradas con el Eln y las llevadas a cabo con las Farc, que culminaron con el acuerdo de paz de 2016. La escena parecía un dejavú. 

“Ambas partes coincidimos en la necesidad de iniciar el proceso de diálogo” para demostrar la “voluntad real” del Gobierno colombiano y el Eln para buscar la “paz total”, “estable, duradera y sostenible”, afirmó Rueda.

Ahora bien, el anuncio deja varias dudas en el aire. En primer lugar, cuándo se reanudarán (en razón de tiempo) las conversaciones de maneras formal y cuál será el mecanismo a seguir, cuestiones sobre las que las partes no ofrecieron detalles.

Por otro, hasta qué punto se unirán los flecos que quedaron del diálogo que se rompió en 2019, y el último interrogante está relacionado con la seguridad y las garantías para los guerrilleros.

Con respecto a este punto, el alto comisionado para la Paz afirmó que el Gobierno colombiano “adoptará todas las medidas políticas y jurídicas” para “garantizar las condiciones” necesarias, incluido “el reconocimiento de los protocolos”.

También aseguró que el Gobierno “reconoce la legitimidad de la delegación de diálogos” de la guerrilla. Además de que ha constatado que el Eln escucha “las voces de múltiples sectores de la sociedad (...) que están clamando por una solución dialogada al conflicto armado”.

Lo anterior técnicamente pone a un paso la posibilidad de que ambas delegaciones se sienten e inicien a las conversaciones.

Antes de la rueda de prensa, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, se reunió en el Palacio de la Revolución –sede del Ejecutivo– con Cepeda, Leyva y Rueda, con integrantes del Eln así como con los garantes de Cuba y Noruega, representantes del Secretario General de la ONU y de la Conferencia Episcopal colombiana.

“Ratifiqué a todos los participantes en el encuentro el invariable compromiso de Cuba y la inquebrantable voluntad de continuar contribuyendo al logro de la anhelada paz para Colombia”, escribió el mandatario en Twitter.

A esto se sumó el secretario general de la ONU, António Guterres, quien respaldó este viernes la decisión del Gobierno colombiano.

Guterres celebró por medio de una portavoz “los esfuerzos del presidente (Gustavo) Petro para profundizar y expandir la paz en Colombia”.  

Promesa de campaña

La reanudación de los diálogos de paz fue una de las promesas de campaña del presidente Gustavo Petro, quien apenas tomó posesión el pasado domingo. El mandatario, además, reafirmó a principios de semana que buscaría retomar los diálogos de paz.

La idea de reactivar la mesa de diálogo con el grupo insurrecto ya se venía confeccionando incluso antes del inicio formal de su Gobierno.

El Eln, que ha crecido en fuerza durante los últimos años, ya había manifestado en varios comunicados que quería volver a la mesa de negociaciones para buscar la paz con el Gobierno de Petro.

De izq. a der.: Iván Cepeda, senador; Álvaro Leyva, canciller, y Danilo Rueda, comisionado para la paz, durante el anuncio en Cuba. Cortesía.
Unas reacciones

Al término de la jornada de acercamientos entre la delegación del presidente Gustavo Petro, diplomáticos cubanos y la cúpula del Eln , el senador y presidente de la Comisión de Paz del Congreso, Iván Cepeda, señaló a EL HERALDO que dicha visita obtuvo resultados “exitosos”. 

“Culminamos con una importante declaración en la que se señala que se preparan las condiciones para reanudar los diálogos entre el gobierno nacional y el Ejército de Liberación Nacional (Eln), este sin duda es un paso sustancial”, señaló. 

Agregó: “Estos acercamiento se producen luego de cuatro años en los que el gobierno del expresidente Iván Duque, no solo no dio ningún paso para reactivar la mesa de conversaciones, sino que dificultó en grado sumo la posibilidad de que continuara avanzando en la búsqueda de la paz”, dijo. 
Así las cosas, tras este evento abre la posibilidad de que se desarrollen los postulados que han señalado desde el gobierno de Gustavo Petro para la ejecución de la llamada paz total.

Para Luis Eduardo Celis, asesor de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares), las “identidades” fundamentales para retomar el proceso ya están trazadas, debido a que ya hay un camino para seguir que es el diálogo, hay una intención bilateral y el escenario de que no se trata de iniciar un proceso, sino de retomarlo. 

“Entonces, esos elementos facilitaron el encuentro tan rápido. Estamos a pocos días del inicio del gobierno y ya hay una delegación del hablando con el Eln en La Habana, lo que da a entender que están las condiciones para retomar el proceso”, manifestó el analista. 

Indicó que las consideraciones que cada equipo tenga sobre son parte de un largo conflicto, pero que convergen en la convicción de que la única forma de salir de esa guerra es mediante la construcción de un acuerdo de paz. 

“Hay identidades muy importantes de la lógica de ese acuerdo: tanto el gobierno como el Eln tienen en común que se requiere participación de la sociedad y que se requiere un acuerdo con un sentido transformacional”, expresó Celis, al tiempo que destacó que el gobierno debe intentar llevar una negociación con el 100 % del Eln, pues se corre el riesgo de que queden grupos disidentes. 

El experto sostuvo que esta guerrilla “es una fuerza nacional organizada” y tendrá el compromiso de que la mayor parte de ellos entren al acuerdo que se va a construir  con el gobierno, por lo que es muy importante que haya un proceso de participación de todos los sectores. 

Frente a lo que vendría para los próximos días, Celis cree que la delegación del Eln hará consultas cara a cara con el conjunto de la dirección de esa guerrilla y puede que en los días por venir pidan un compás de espera para hacer esas consultas. “De ahí en adelante se arrancará en pie con el proceso en La Habana”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.