El Heraldo
Archivo.
Política

Curules de paz: la polémica apenas inicia

El Gobierno, las víctimas, la MOE y congresistas explican los detalles, las ventajas y las dudas de las 16 circunscripciones de paz.

Tras el aval de la Corte Constitucional a las 16 curules de paz acordadas en La Habana, en medio del siempre encendido debate político del país, también ha revivido la duda de si estas circunscripciones serán para las víctimas o para los victimarios.

Las víctimas y los congresistas independientes consultados por EL HERALDO, así como la Consejería Presidencial para la Estabilización, consideran que sí, destacando además que será un espacio de participación valioso, justo y necesario para las víctimas de un conflicto interno de más de 60 años.

Entre tanto, parlamentarios oficialistas llaman la atención acerca de las posibilidades que hay de que se cuelen victimarios en estas circunscripciones y consideran que no le harán bien a la democracia del país y a la ya de por sí inflada burocracia legislativa nacional.

Otro de los temas que queda en veremos, y así lo admiten víctimas y legisladores independientes, es el vacío jurídico que pareciera quedar en la ley por el hecho de que gran parte de las víctimas de los territorios con circunscripciones han sido precisamente desplazadas de esos territorios.

Lo que sigue. En un documento elaborado por la Consejería para la Estabilización se indica que, una vez se promulgue la ley por parte del presidente, Iván Duque, el Gobierno remitirá a la Corte Constitucional el articulado para el correspondiente control de constitucionalidad de las curules, que se dispondrían en dos periodos electorales: 2022-2026 y 2026-2030.

Además, se lee: “El Gobierno se encuentra ya gestionando lo que corresponde para lograr la reglamentación que se derivaría del acto legislativo”.

Así mismo, precisa que no es necesario esperar el pronunciamiento de constitucionalidad sobre el acto, porque una vez promulgado este entra en vigencia.

Las elecciones. “Las elecciones para miembros del Congreso de la República están previstas para el 13 de marzo de 2022, como lo establece el calendario electoral. En todo caso, como parte de las órdenes emitidas por la Corte Constitucional, el registrador nacional del Estado Civil, Alexánder Vega, deberá realizar los ajustes que sean necesarios para garantizar que se lleven a cabo los comicios electorales previstos para esta fecha”, indica el Ejecutivo.

Los candidatos. Podrán participar como candidatos quienes sean ciudadanos en ejercicio, mayores de 25 años a la fecha de elección, hayan habitado en el territorio tres años antes o sean desplazados en proceso de retorno y tengan la calidad de víctima del conflicto armado, acreditados por la Unidad de Víctimas o sean familiares de víctimas hasta el tercer grado de consanguinidad o el primero de afinidad.

Quienes sean elegidos tendrían las mismas condiciones de cualquier representante a la Cámara.

Y, frente a la duda de si las curules serían para las víctimas o los victimarios, la Consejería afirma: “El acto legislativo es claro en señalar que las curules son para las víctimas y que no podrán acceder ni los excombatientes FARC o personas perteneciente a un grupo armado que se haya desmovilizado en los últimos 20 años. Adicionalmente, no podrán presentarse aquellos que hayan participado en política en los últimos cinco años siendo elegidos o no. En todo caso, el Gobierno en la reglamentación velará porque se garantice que realmente las curules sean para las víctimas”.

Los electores. Explica la Consejería para la Estabilización que un ciudadano en ejercicio que viva en las zonas rurales de uno de los municipios que conforman las circunscripciones podrá votar tanto por el candidato que representa la circunscripción especial, como por el candidato de la elección ordinaria.

Las víctimas. Alfonso Castillo, vocero del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, Movice, le dijo a EL HERALDO que de estas curules de paz no solo deben hacer parte víctimas de la extinta guerrilla de las FARC. “Para acceder a ese escenario y que puedan participar como candidatos a ser elegidos en esas 16 curules se debe mantener el criterio de víctimas reconocidas por la Ley 1448 o Ley de Víctimas. No creemos que sea válido, como se ha insinuado por parte de algunos sectores en estos días, que solamente deben ser para las víctimas de crímenes cometidos por la guerrilla, por cuanto el conflicto tiene múltiples responsables, y en todo caso las víctimas tuvieron gran afectación por la intensificación del conflicto y, por eso, el reconocimiento que de ello hacen en el acuerdo de paz, independientemente del responsable de la victimización”, indicó.

En torno a territorialización de las circunscripciones, lo que deja en vilo a las víctimas desplazadas de esas zonas que eligen, Castillo admite que “debieron ser muchas más las zonas incluidas en este proceso y además hoy tenemos que asumir la participación en lo que finalmente fue aprobado y que esperamos prontamente sea una ley de la República a partir de la sanción del señor presidente de la República y en ese sentido poder animar a las víctimas a que participen de este importante proceso, ojalá con criterios de unidad y articulación con distintas organizaciones que puedan garantizar que esas curules sirvan para que las víctimas puedan, desde el Congreso, luchar por sus derechos a la verdad, la justicia y la reparación integral, así como las garantías de no repetición”.

Finalmente, asevera que el Movice saluda la decisión que ha tomado la Corte Constitucional en el sentido de ordenar que se continúe el procedimiento para la sanción de la ley que establece las 16 curules para las víctimas del conflicto.

“Creemos que este es un acto de reconocimiento en la vía hacia el proceso de reparación política de víctimas que residen en las 16 zonas establecidas, para mínimamente aliviar todo el daño causado por el conflicto armado en dichas zonas”.

La solicitud del presidente y el debate político en torno a las circunscripciones de las víctimas

El presidente, Iván Duque, dijo el pasado sábado en su tradicional discurso de  conmemoración de la Batalla de Boyacá, que las 16 curules de paz deben ser para las víctimas.

“Reiteramos un mensaje y es que este proceso que se ha dado a través de decisiones judiciales, relacionado con las 16 curules (de paz) para las víctimas, tienen que ser para las víctimas, para los que realmente han sido flagelados por el terrorismo”, subrayó.

En el mismo contexto, el jefe de Estado añadió: “Nosotros queremos que la justicia triunfe en el territorio; las víctimas no pueden ver a sus victimarios ostentando poder y riqueza, cuando las víctimas lo que reclaman es que haya una justicia certera y ausencia de impunidad".

Además, agregó Duque: "Les hacemos un llamado respetuoso a todas las instancias judiciales y a la justicia transicional para que las víctimas puedan ver verdaderas condenas hacia sus victimarios. No hacerlo sería revictimizar y perpetuar el dolor”.

Entre tanto, desde el Congreso de la República, el senador Carlos Meisel, del Partido Centro Democrático, le dijo a EL HERALDO frente al debate de si es beneficioso engrosar el Capitolio con estas 16 curules para las víctimas: "Este país necesita es un Congreso de la República más pequeño, y un Gobierno más pequeño. Y una Rama Judicial con menos magistrados. Esas 16 curules engordan la burocracia del Estado que puede ir a inversión. Es un gran error. Además en unos territorios con una filiación política ya predeterminada".

Por su parte, el representante José Daniel López, del Partido Cambio Radical, admitió en diálogo con EL HERALDO que "no hay una garantía absoluta de que esas curules vayan a ser para las víctimass, pero creo que en el diseño de la reforma sí hay elementos que ayudan a que eso pase. Me refiero, primero, a que la selección de municipios o de zonas golpeadas por el conflicto llevan a que estas elecciones tengan lugar sin duda donde viven las poblaciones más golpeadas por la guerra".

Así mismo, añadió, "el hecho de que solo las organizaciones de víctimas puedan postular y no los partidos políticos, ayuda. Obviamente hay un riesgo grande de que la política tradicional termine cooptando alguna de estas curules pero dependerá mucho de la ciudadanía y desde el Estado se debe acompañar mucho a las organizaciones de víctimas".

Por último, acepta López que es "una falencia el hecho de que buena parte de la población víctima es desplazada, que los procesos de retorno no son completos, que mucha gente migra y aun pudiendo volver decide quedarse donde está, pero en el balance final sí creo que es un medida reivindicativa de la mayor importancia para darle más voz a las víctimas y para que se materialice ese principio del acuerdo de paz en el que dice que ellas están en el centro del acuerdo".

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.