Música

“Todo mi disco estuvo monitoreado por mi abuelo Vicente Fernández”

El más joven de la dinastía Fernández tiene fe en la recuperación del patriarca de su familia, quien estuvo al frente del sencillo que acaba de lanzar ‘Buscando el olvido’.

No podía ser de otra manera. Aléx Fernández fue descubierto para la música ranchera por su abuelo, Vicente Fernández, la figura viva más representativa del folclor mexicano. Pero no solo eso, cada paso musical que da el hijo de Alejandro Fernández, otro “monstruo” del mariachi, es consultado con “Tata”, como él le llama a “El Charro de Huentitán”. Buscando el Olvido, su más reciente sencillo, debió ser aprobado por el patriarca de los Fernández, así como todo el álbum (el segundo de su carrera después de Mundo Colorido, 2019). Sin poder esquivar la nostalgia en su expresión, Alex habló con EL HERALDO desde México, esperando la pronta recuperación del ícono de la ranchera, internado bajo un pronóstico muy delicado de salud en el Hospital Country 2000 de Guadalajara. Sus consejos es lo que más extraña.

P.

¿Cómo ha sentido la respuesta del público, sobre todo en las redes sociales, con su canción ‘Buscando el olvido’?

R.

La verdad es que sí era algo que a mí me daba un poco de miedo porque era un poco diferente a lo tradicional que habíamos estado haciendo, esto sigue siendo mariachi pero es una producción de Edén Múñoz y él es del norte (México), integrante de Calibre 50, y quisimos con él refrescar el mariachi, revolucionar un poco con instrumentos como la tuba, el acordeón, las percusiones, estuvimos jugando a poner y a quitar. Todo estuvo monitoreado por la persona más tradicional que yo conozco que es mi abuelo. Sí bien yo quería refrescar el mariachi tampoco me quería descarrilar demás, entonces siempre hice todo con la bendición de mi abuelo, cada que íbamos a hacer una canción yo le decía —abuelo qué te parece— con un poco de miedo porque no me fuera a dar una cachetada ahí, pero afortunadamente todo le gustaba. Yo quedé muy contento y tranquilo, en ese sentido estamos muy felices. Ya tenemos la producción completa y apenas salimos con el primer sencillo. Nos estamos peleando en todo el equipo de management para escoger la canción que será el próximo sencillo, para que se hagan una idea de lo buenas que están todas las canciones.

P.

¿Por lo que dice, entonces para su abuelo se honró la música mexicana?

R.

Exacto, mi abuelo es muy especial en eso, hasta el grado que pidió muchas canciones, incluso en mi primer disco le preguntaba —¿qué te parece esta?, ¿qué te parece esta otra?—. Él decía: “no, no, no, no”. Por ejemplo Esta vida, que es una de las canciones que sacamos en la primera producción, él no la quería, pero luego dijo que sí. En la parte de la canción donde dice “ay, ay, ay, ay” me dijo: –tú no le hagas así, eso no me gusta, nada más hazle ‘ay’ una sola vez—. Él es muy especial, por lo mismo yo me fui a preguntarle para monitorear. Que me hubiese dicho que sí le gustaba, que estaba padrísimo fue un gran alivio para mí. Quedé contento y tranquilo de que haya pasado el filtro más difícil.

P.

¿El despecho que narra en la canción es real, le pasó?

R.

Claro. Hay momentos en los que todos hemos vivido amor y desamor porque si no lo has hecho, como dice mi abuelo, —ve a vivirlo para poder sentirlo e interpretarlo en las canciones— (…) Una de las cosas que más gusta cuando estás en el desamor es escuchar canciones, entonces las canciones de desamor son buenísimas y se disfrutan igual que las del amor dependiendo donde estés (…) La canción habla de cuando te mandan a la pegada pero no totalmente. Como decimos acá: te dejan con la llama encendida, te mandan a la pegada pero te quieren tener ahí para cuando se les antoje. Está muy divertida la canción que es de Edén Muñoz, un genio musical, me divertí mucho trabajando con él.

P.

¿Recuerda cómo fue ese primer momento en el que se decidió a cantar, cómo fue ese despertar en el canto para su familia que tiene tanta tradición en la música mexicana?

R.

Diría que fue muy espontáneo porque a mí siempre me gustó cantar. Yo era cantante de clóset, cantaba en la regadera, en mi cuarto. Un día hace como cuatro o cinco años mi abuelo me escucha cantar en su estudio de grabación, él hizo una actividad un 10 de mayo con todos los nietos para grabar una canción a las madres de la familia, llegué con todos mis primos al estudio y no me dio pena. Grabamos y cuando me escucha mi abuelo me dijo todo espontáneo —caray, ¿tú desde cuándo cantas?—. Yo le respondí que siempre me había gustado cantar solo, que era tímido y todo ese rollo”. Me dijo: –yo te voy a lanzar, yo te voy a manejar y a enseñar todo lo que sé, si te animas vamos, lo hacemos tú y yo y así fue (…) En su momento a mí me gustó mucho el trabajo, tomar la decisión, porque yo era muy tímido, le tenía miedo a los aviones y esta es una carrera en la que está uno todo el tiempo viajando y en hoteles, yo soy muy casero, territorial, odio salir, así sea a comer. Mi abuelo es igual. Entonces todo eso me costó trabajo pero dije —va, me animo porque me encanta cantar, es una pasión—.

P.

¿Qué le dijo su abuelo sobre los nervios?

R.

Me dijo —por los nervios ni te preocupes no se te van a quitar pero te vas a ir acostumbrando—. Y así fue como empezó, yo he avanzado muchísimo y he aprendido mucho en todo este tiempo que he tenido de carrera, sobre todo de esos dos monstruos de la música y del género (…) Me siento mucho más maduro y aparte me siento muy bien, muy confiado, contento y emocionado.

P.

¿Qué es lo que más le ha aprendido a Alejandro, su padre?

R.

A el más que nada le preocupaba el tema mediático, el amarillismo y todo ese tipo de cosas. Él me dijo —hijo nada más debes estar consciente de que un día estarás en tu casa y de pronto vas a ver en las noticias que Alex Fernández asesinó a alguien, por ejemplo, pero nada que ver, entonces no te saques de onda, no te vayas a frustrar, te van a sacar chismes, te van a sacar cosas pero tú tranquilo, normal—. Más o menos fue lo que mi papá me enseñó.

P.

¿Y de su abuelo que ha aprendido?

R.

Mi abuelo es de la misma escuela pues él le enseñó a mi padre y mi papá a mí, pero una cosa que siempre me decía era que debía estar muy conectado con mi público, lo más que pueda. Hoy afortunadamente tenemos las redes sociales que nos permiten estar siempre conectados. Pero me decía mucho que al público debes quererlo, apapacharlo y disfrutarlo, sobre todo en los conciertos.

P.

En Colombia está sonando mucho la música popular y la influencia de la ranchera es muy fuerte, ¿ha podido escuchar algo de lo que está pasando en el país al respecto?

R.

Claro, en Colombia les encanta el mariachi casi como en México. Tengo varios amigos colombianos que están interesados en cantar la música popular o el mariachi, entre ellos Pipe Bueno. Yo sé que Maluma y Yatra también están interesados de cantar con mariachi, Maluma admira mucho a mi abuelo y siempre le ha gustado su música, me lo comentó alguna vez. Yo sé que Colombia es como México, los queremos mucho, son países hermanos y tenemos muchas cosas en común.

P.

En Barranquilla y Colombia muchas personas están pidiendo por la recuperación de su abuelo para ojalá volver a ver esas tres generaciones de la familia Fernández sobre un escenario, ¿qué nos puede contar sobre las expectativas que tienen en su familia sobre la recuperación del gran Vicente Fernández?

R.

Afortunadamente ha ido avanzando muy bien, es un proceso muy lento pero la respuesta que ha tenido ha sido espectacular, lo cual nos da mucha confianza y nos da ánimo. Cada día que yo despierto tengo mensajes nuevos de los avances que ha tenido entonces yo estoy muy contento ahorita por eso, esperamos que se pueda ir incorporando lo antes posible con nosotros.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.