El Heraldo
Mundo

Mujer que salió con Jeffrey Dahmer contó ritual satánico que ella presenció

La mujer relató cómo fue la “sesión de espiritismo” que el asesino realizó en su casa.

Debido al éxito de la serie de Netflix, muchos detalles de la vida de Jeffrey Dahmer, uno de los asesinos en serie más famosos de Estados Unidos, han salido a relucir en medios de comunicación y en las redes sociales.

Un detalle del que poco se habla, entre otras razones, porque no fue registrado en la popular serie, es que “el caníbal de Milwaukee” salió con una chica cuando cursaba la secundaria.

La mujer contó en una entrevista con el periódico de Ohio ‘The Plain Dealer’ que cuando salió con Dahmer ella tenía 16 años y él 18, edad en la que Jeffrey aún no había cometido su primer asesinato.

Su nombre es Bridget Geiger y afirmó al medio estadounidense que había aceptado ser la cita de graduación de Dahmer porque tenían amistades en común y él se veía “tonto” y “nerd”.

“Me dijeron que Jeff necesitaba una cita (...) Estaba emocionado por ir al baile de graduación”, dijo Geiger.

El entonces joven se presentó al baile luciendo un chaleco y pantalones de pana marrones, vestimenta distinta a la que la mayoría de los chicos usaron para aquella ocasión, pues casi todos fueron con traje o esmoquin. Pero a Bridget no le incomodó, de acuerdo a su narración.

Sin embargo, según relató la mujer, aquella primera cita no salió muy bien debido a que Dahmer la dejó sola por un largo tiempo.

“Fuimos a la sala de baile de graduación, pero desapareció... Pensé que iba al baño, pero el tiempo se hizo más largo. Cuando regresó, no lo dejaron volver a entrar. Había estado en McDonald’s porque estaba tan nervioso en la cena que no había comido lo suficiente. Todavía tenía hambre. Se disculpó, se sintió mal”, sostuvo.

Aunque ese primer encuentro no fue tan romántico como pudo haber sido, tampoco estuvo muy extraño ni aterrador, pues ella solo vio a un chico introvertido que estaba muy nervioso por salir a un baile, por lo que ella aceptó una segunda cita, pero esta vez en casa del asesino.

Le había dicho que Jeffrey iba a realizar una fiesta en su vivienda, pero cuando llegó solo habían cuatro personas además de Dahmer. Tampoco había música ni decoración.

Lo que encontró fue una mesa rodeada de velas grandes y al preguntar de qué se trataba le indicaron que iban a hacer una “sesión de espiritismo” para “invocar a Lucifer”.

Agregó que la escena era aterradora, pero lo que la asustó verdaderamente ocurrió cuando se sentaron alrededor de la mesa y la llama de una de las velas se apagó.

“La llama de las velas se rompió. Me asustó la situación. Grité ‘encuentra la luz, encuentra la luz. Estoy fuera de aquí. No quiero ninguna parte de esto’”, dijo Geiger a ‘Times Daily’.

Salió despavorida del lugar y señaló en la entrevista que no volvió a acercarse a Jeffrey Dahmer nunca más.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.