Editoriales
Actualizado hace 8 meses

“Sistematicidad”

En lo que va de año han asesinado a siete líderes sociales. El fiscal general ha hablado por primera vez de un acción criminal sistemática, lo que debe obligar a un giro radical en el enfoque institucional del problema. 

Gilberto Valencia. Jesús Adier Perafán. José Solano. Wilmer Antonio Miranda. Wilson Pérez. Maritza Quiroz. Miguel Antono Gutérrez...  A muchos no les dirá nada especial esta secuencia de nombres, que, en circunstancias normales, podría corresponder a la lista de pasajeros de un vuelo o al repaso de asistencia de alumnos en una escuela.

Desafortunadamente nuestro país no vive en circunstancias de normalidad plena, y la lista recoge a los primeros líderes sociales y defensores de derechos humanos asesinados en los 10 primeros días del año.

Se trata de ciudadanos que, más allá de si tuvieran o no  inclinaciones ideológicas, trabajaban por el bien de su comunidad. Un trabajo en muchos casos heroico: no solo por las terribles condiciones en que sobreviven numerosos asentamientos humanos en la geografía nacional, sino, sobre todo, por las condiciones  de altísimo riesgo personal  en que desarrollan su tarea de liderazgo.

El viernes, tras un encuentro entre representantes del Gobierno y de organizaciones sociales, el fiscal general, Néstor H. Martínez, hizo una afirmación de suma trascendencia que, curiosamente, no tuvo el impacto mediático que merecía. Dijo que tras los asesinatos de líderes sociales existe una “sistematicidad”, lo cual sugiere que obedecen a actos planificados de exterminio, que atribuyó al Eln y a organizaciones criminales.

No es el primer responsable institucional que hace tal afirmación. El procurador, el defensor del Pueblo o el director de la Unidad de Protección ya se han pronunciado en el mismo sentido. Lo importante es que quien ahora se suma al discurso es el encargado de enfrentar a la criminalidad.   

La principal consecuencia que debería tener este diagnóstico es un giro radical en el enfoque institucional del problema.

El escenario no es el mismo del de hace algunos años, en la peor época de la violencia. De acuerdo con las autoridades, ya no se aprecia participación de agentes del Estado en la planificación de los crímenes. Y desde círculos del poder ya no se transmiten –al menos abiertamente– mensajes que arrojan dudas sobre la actividad de los líderes sociales para así justificar sus muertes.

En ese sentido, el discurso del presidente Duque, de inequívoca condena a los asesinatos, es altamente positivo. Pero ha llegado el momento de dar un paso más adelante en la forma de abordar este intolerable fenómeno en que unas organizaciones intentan imponer la ley del terror a amplias capas de colombianos.

El Estado debe asumir cuanto antes la tesis de que estamos ante algo mucho más complejo y tenebroso que una sucesión de casos aislados, y actuar. No hay tiempo que perder ante tamaño desafío.

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de jesika.millano
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web