¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Editorial

El Editorial | Sin segundas pruebas

De ahora en adelante, las muestras adicionales, luego de la notificación del primer diagnóstico, únicamente se aplicarán para quienes se encuentren hospitalizados o estén recibiendo tratamiento ambulatorio.

Éramos muchos y parió la abuela. Este dicho de gran arraigo popular se ajusta bastante bien a la situación que hoy afrontan pacientes contagiados de COVID-19 en Barranquilla y el Atlántico, a quienes sus Entidades Promotoras de Salud, EPS, les acaban de notificar que no les realizarán una segunda, tercera y cuarta prueba de control para verificar si siguen siendo portadores del virus.

De ahora en adelante, las muestras adicionales, luego de la notificación del primer diagnóstico, únicamente se aplicarán para quienes se encuentren hospitalizados o estén recibiendo tratamiento ambulatorio.

Aclaran las EPS que solo están dando cumplimiento a nuevos lineamientos establecidos, a partir del mes de julio, por el Ministerio de Salud para el manejo y la atención de la COVID-19 en el país. Y si aún quedan dudas, esta disposición tiene origen en las recomendaciones entregadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Atlanta y la Clínica Mayo, que son considerados referentes mundiales en el manejo de la pandemia.

Según estos organismos, los criterios de curación de la enfermedad pueden ser clínicos y no requieren pruebas adicionales, por lo que después del día 10 del comienzo de los síntomas las personas contagiadas ya no infectan a los demás. 

Así las cosas, las pruebas adicionales ya no son un requisito para avalar el regreso de los pacientes positivos para coronavirus a sus sitios de trabajo o a actividades laborales. En otras palabras, después de 10 días de aislamiento en casa tras la primera prueba, lo que se considera el período de recuperación, las EPS se encargarán de gestionar el término de las incapacidades y las personas podrán salir de su cuarentena, volver a tener contacto con su familia, salir a la calle para retomar con normalidad sus obligaciones laborales o para realizar diligencias.

Con base en este nuevo protocolo, las EPS, fuertemente cuestionadas por la deficiente respuesta que han brindado a sus usuarios durante la actual crisis sanitaria, especialmente por las demoras en toma de muestras y entrega de resultados, quedan ‘liberadas’ de buena parte de esa enorme responsabilidad que les demandaba un inmenso despliegue de recursos humanos y técnicos y que claramente las había llevado al límite de sus capacidades, en algunos casos, y en otros las había superado por completo.

No es un asunto que se pueda digerir con facilidad. Hoy las EPS les piden a sus usuarios comprensión para asumir los cambios que conllevan estas nuevas orientaciones, que aseguran les permitirán enfocarse en ser más oportunas en el diagnóstico inicial, rastreo de contactos, cercos epidemiológicos y atención de pacientes, mejor dicho, todo lo que hasta ahora les ha quedado grande llevar a cabo en esta coyuntura de salud pública en Barranquilla y el Atlántico, donde demasiadas personas se han visto afectadas por cuenta de su falta de estrategia para afrontar la emergencia. 

A las EPS habría que preguntarles, ¿qué pasa con las personas que desde junio están esperando una prueba inicial, soportando quebrantos de salud, aislados en sus casas, sin poder trabajar y sometidos a la angustia de contagiar a sus seres queridos?, ¿se pueden considerar sanas o no?, ¿cuál es el criterio de curación clínica de la enfermedad, si es que alguna vez la tuvieron, porque no hubo prueba o diagnóstico que lo confirmara o descartara? Demasiados interrogantes que hoy se formulan ciudadanos desesperados y decepcionados del trato que han recibido de sus EPS en medio de esta crisis. 

Ahora que la curva de contagios comienza a acelerarse en otros departamentos del Caribe colombiano y existe riesgo de colapso en sus sistemas de salud por un incremento en la demanda de camas UCI, metiendo aún más presión a la red hospitalaria de Barranquilla y el Atlántico, sería clave que las EPS asumieran una estrategia de atención prioritaria y diferencial en la Región para recuperar la confianza perdida por su falta de consideración y respeto hacia sus usuarios, a muchos de los cuales siguen sin darles la cara en medio de esta emergencia.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Editoriales

Editorial

El Editorial | ¿Quién toma el control?

Volvió el humo a Barranquilla por las quemas en el Parque Isla de Salamanca. Irrespirable se ha tornado el aire para miles de habitantes de distintos sectores de la ciudad que, por estos días, se declaran ya no agobiados, sino hartos de los reit

Leer
Editorial

El Editorial | El tapabocas no es un cuento

El uso del tapabocas no es opcional ni negociable. Lo reiteraba el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, durante su más reciente comparecencia en la que anunció la flexibilización de las medidas en la ciudad, “no usarlo en público conllev

Leer
Editorial

El Editorial | Nuevos pasos

Barranquilla da un paso más en la reapertura escalonada de actividades a partir de este lunes 10 de agosto, lo que permitirá ir recuperando de manera gradual y segura aspectos de la vida de la ciudad suspendidos hace meses. Señales alentadoras

Leer
Editorial

El Editorial | La Tierra del Olvido

25 años cumple una de las producciones discográficas más icónicas de la música en Colombia, el álbum La tierra del olvido, del cantautor samario Carlos Vives, que celebró este simbólico aniversario compartiendo una versión renovada en res

Leer
Ver más Editoriales
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web